Dux y conde gallego en época de Alfonso III de Asturias (s. IX)

Según un documento del 1 de febrero del 1007, Witiza tenía el rango de dux, superior al de conde, y además gobernaba en las mandaciones de Abruciños, Barra y Búbal.1

En algún momento en torno al año 887 u 888 se rebeló por causas desconocidas contra el rey Alfonso III. El conflicto duró aproximadamente siete años y puso en peligro la unidad del reino. Alfonso III ordenó a su mayordomo real, Hermenegildo Gutiérrez, aglutinar a la nobleza gallega leal al monarca asturiano y combatir la rebelión.

En el año 895, o quizás algo antes, Witiza fue derrotado. Esta es la fecha aproximada que se puede colegir de un documento del 11 de julio del 895 que registra una permuta de propiedades que una aristócrata llamada Pinoti realiza con el rey Alfonso III, entre ellas la parroquia de Santiago de Trasariz, en el actual municipio orensano de Cenlle, que fue del infiel Witiza: «uillam quam dicunt Trasariz que fuit de infideli nostro Uittizane et paruit ea per suam culpam».2

Witiza, tras su derrota, fue capturado y trasladado a Oviedo, a la presencia del monarca. Allí fue juzgado y, como resultado, fue encarcelado y sus bienes fueron confiscados. El propio Hermenegildo Gutiérrez recibió las mandaciones de Abruciños, Barra y Bubal, y los hombres que vivían junto al río Barbantiño, todo en la actual provincia de Orense.

Witiza acabó sus días encarcelado, aunque se desconoce la fecha exacta de su muerte.3

 


1. Tumbo de Celanova, ff. 4v-5r

2. Tumbo A de Santiago, fol. 4v

3. Baliñas Pérez, Carlos: Rebeldes con causa: un análisis interpretativo de la conflictiva relación entre la nobleza gallega y los reyes de Asturias (710-910), 2009, pp. 52-53