Una excavación arqueológica llevada a cabo por el Grupo de Investigación en Patrimonio y Paisajes Culturales de la Universidad del País Vasco (GIPYPAC) ha hallado un antiguo poblado medieval en Pancorbo. El proyecto arqueológico, llevado a cabo en el estratégico desfiladero de Pancorbo a lo largo de los meses de agosto y septiembre de este año 2015, ha tenido como objetivo identificar y poner en valor el castillo altomedieval de Santa Marta y el recinto fortificado situado a sus pies.

El castillo está mencionado en las fuentes desde el siglo IX, en el contexto de los conflictos entre al-Andalus y el reino de Asturias, y fue objeto de varias batallas en esa centuria, destacando las llevadas a cabo en los años 882 y 883 donde la fortaleza fue defendida por el conde castellano Diego Rodríguez Porcelos. El desfiladero y el castillo que lo protegía era un eje fundamental en la articulación territorial de la Castilla Condal. Sin embargo, el yacimiento medieval aún no había sido objeto de análisis arqueológico.

En julio del año 2014, ya se había realizado una primera valoración arqueológica mediante el empleo de técnicas geofísicas en colaboración con el Hydro-Geophysics and NDT Modelling Unit de la Universidad de Oviedo. Gracias al empleo del georadar y la tomografía eléctrica fue posible detectar toda una serie de anomalías constructivas en el recinto fortificado medieval que ha sido indagado en las últimas semanas. Como resultado se ha podido constatar la existencia, a los pies del mencionado castillo altomedieval, de un amplio poblado que ocupa una extensión superior a los 6.000 metros cuadrados englobados dentro de un recinto amurallado medieval. El barrio, que fue abandonado hace unos quinientos años, está formado por un amplio número de viviendas de los siglos XIII-XV que presentan un excelente estado de conservación. Esto permite analizar con gran detalle la vida cotidiana de la comunidad medieval.

Las construcciones, que fueron realizadas con zócalos de piedra, alzados de tierra y cubierta de teja cocida, se han reconstruido una y otra vez en el mismo espacio, por lo que se ha constatado la existencia de potentes depósitos arqueológicos. En uno de los sectores de la excavación se ha podido reconocer la existencia de siete viviendas superpuestas y reconstruidas siguiendo ciclos generacionales. También ha sido posible identificar un taller metalúrgico en el que se realizaban y reparaban herramientas de hierro, así como terrazas y otros espacios de uso doméstico.

Hallazgo de otros elementos arqueológicos

La excavación ha restituido asimismo un gran volumen de materiales arqueológicos.Destaca el hallazgo de objetos de uso doméstico, de vestuario, de alimentación y de carácter paleoambiental que permitirán comprender con mayor detalle la historia de los pobladores de Pancorbo durante la Edad Media.

También se ha realizado un primer estudio del castillo altomedieval de Pancorbo. Teniendo en cuenta el precario estado de conservación del monumento, ha sido necesario contar con el apoyo de escaladores para poder realizar el estudio de los restos arqueológicos. En el castillo se ha hallado una cisterna y los restos de un gran edificio medieval conservado de forma parcial.

En el proyecto se han utilizado de forma experimental tecnologías avanzadas de documentación arqueológica y arquitectónica mediante el empleo de sensores aerotransportados en drones, que han permitido analizar con gran detalle los restos de este importante yacimiento arqueológico. En el marco del proyecto se han realizado varias actividades de divulgación y socialización patrimonial en colaboración con el Ayuntamiento de Pancorbo y la Asociación Cultural de Pancorbo. Los Amigos de Pancorbo organizaron dos jornadas de visita a la excavación que levantó gran expectación y acudió un elevado número de vecinos e interesados en la historia de la localidad.

Visita al recién descubierto poblado medieval de Pancorbo

Su secretario general, César Guzmán, mostró su satisfacción por el excelente resultado de esta primera campaña de excavaciones. Afirmó que «haremos todo lo que esté en nuestras manos para dar a conocer el patrimonio de Pancorbo». Guzmán se lamentó de que «los estamentos oficiales tengan olvidado el enorme legado patrimonial e histórico» de la villa y expresó su agradecimiento al catedrático Juan Antonio Quirós el haber escogido Pancorbo «para este importantísimo descubrimiento».