La excavación arqueológica que se está realizando desde hace años en Regumiel de la Sierra, bajo la dirección de Asir Pascual y Mónica Gorostiza, ha dejado ya musealizada la necrópolis medieval localizada bajo el suelo de la iglesia.

Unos paneles de cristal instalados en el suelo del templo permiten observar la necrópolis altomedieval que se escondía debajo. La intervención para esta musealización comenzó a principios de enero en Regumiel. Se afrontó con financiación de la Diputación de Burgos y el Ayuntamiento de Regumiel de la Sierra.

El proyecto tiene como objetivo el estudio, puesta en valor y recuperación de la necrópolis rupestre, continuando la labor realizada durante los últimos años y que ha sido premiada con un segundo puesto en el concurso de conservación de patrimonio de Diputación de Burgos en 2020.

La excavación en el interior de la iglesia ha recuperado cinco fosas excavadas en roca, varias estructuras de diferentes fases constructivas e incluso una posible pila. Todo esto ha quedado cubierto con vidrio pisable de seguridad e iluminado para ofrecer al visitante un nuevo atractivo en la localidad.

En 2016 se inició un proceso de recuperación y puesta en valor de una necrópolis de más de 130 tumbas excavadas en roca en pleno centro del pueblo. Este proyecto supone continuar con la dinamización cultural de la localidad, ofreciendo una visión más completa del yacimiento. La presente intervención pretende dar un paso más hacia la investigación del entorno arqueológico y una musealización única en la zona.