Según el Dikr:

La cuadragésimoséptima campaña fue la tercera de Astorga, conquistó la ciudad, la destruyó y regresó. En ella pactó la paz al-Manṣūr (Almanzor) con los reyes de Ŷillīqiya con la condición de que le pagaran tributo, humillados.

Almanzor volvió a atacar al reino de León y, por tercera vez, destruyó Astorga. Esta ciudad ya había sufrido las campañas 31ª (988) y 42ª (994). Como consecuencia obligó a Bermudo II a pagar un tributo al califato de Córdoba.


Bibliografía