Continuación de la campaña anterior, Almanzor volvió al valle del río Tormes a atacar la fortaleza de Latisma (Ledesma). La campaña se inició el 1 de mayo del 979 y su regreso a Córdoba acaeció el 28 de mayo. Fue una de las campañas más cortas de las que llevó a cabo Almanzor.

Según al-Udrí:

Partió Muḥammad ben Abi Amir para la segunda gazúa de Ledesma, que fue la única del verano, de la musallà, el día de la ruptura del ayuno a comienzos de sawwal del 368H, que era el día primero de mayo. Volvió a dos noches por pasar del mes de sawwal, a los 28 días.

Y según el Dikr:

La sexta, la de Zamora, en la que entró a espada; la incendió y volvió a Córdoba con trece mil cautivas.

Tratando de conciliar sendas fuentes, parece que Almanzor primero trató de consolidar la destrucción de la fortaleza de Ledesma y, es posible, que realizara una tentativa o al menos una acción de exploración de la siguiente fortaleza camino al norte, Zamora, que protegía el vado del río Duero, atacando e incendiando sus arrabales.


Bibliografía