La iglesia de Santiago de Sepúlveda es un edificio construido en estilo románico entre los siglos XII y XII. Convertida hoy en día en Casa del Parque Natural de las Hoces del Río Duratón, en su interior existe una cripta perteneciente a un edificio prerrománico anterior, datada en el siglo X. No olvidemos que Sepúlveda fue incorporada al condado de Castilla en el año 940 gracias a la acción del conde Fernán González.

Necrópolis de la iglesia de Santiago en Sepúlveda

Necrópolis de la iglesia de Santiago en Sepúlveda

La cripta, cubierta por una bóveda de cañón, está separada de la nave de la iglesia románica por un estrecho pasillo. Las excavaciones realizadas durante su remodelación pusieron al descubierto una veintena de sepulturas antropomorfas excavadas en la roca, bien visibles gracias a una pasarela que las cruza por encima sin necesidad de pisar las sepulturas, lo que facilita su conservación.

Cripta de la Iglesia de Santiago de Sepúlveda

Cripta de la Iglesia de Santiago de Sepúlveda

Cripta de la Iglesia de Santiago de Sepúlveda

Cripta de la Iglesia de Santiago de Sepúlveda

Necrópolis de la iglesia de Santiago en Sepúlveda

Necrópolis de la iglesia de Santiago en Sepúlveda

Necrópolis de la iglesia de Santiago en Sepúlveda

Necrópolis de la iglesia de Santiago en Sepúlveda