Portada » Cultura y sociedad » Religión » El obispado de Tobía (s. X)

El obispado de Tobía (s. X)

por Javier Iglesia Aparicio
1 comentario 325 visitas 3 min. de lectura
A+A-
Reset

El obispado de Tobía es, posiblemente, uno de los de menor recorrido de toda la península Ibérica. Aparece únicamente en una nómina y obituario de obispos de Pamplona en tiempo de Sancho I Garcés y sucesores que aparece en el códice de Roda. Dice así:

VIII. Mense decembrio, obiit famulus Dei Basilisus episcopus et quiescit in Illerde

X. successit post eum Galindus episcopus XL etatis sue anno et ordinatis [ ] II episcopis, id est, Sisuldus episcopus Calagorriensis, Teudericus episcopus Tubiensis [ ]us episcopus Sisabensis.

Primero nos dice que el obispo Galindo sucedió a los 40 años de edad al fallecido obispo Basilio, en torno al año 922, fecha de su primera aparición documental. Nos informa luego de que se nombran tres obispos nuevos en el reino de Pamplona: uno de nombre desconocido, con sede en Sasabe (Aragón); la restauración de la sede de Calahorra en el prelado Sesuldo; y la creación de la sede de Tobía (Tubiensis) cuyo obispo sería Teodorico.

Es posible que la sede estuviera en el desaparecido monasterio de San Cristóbal de Tobía, citado a principios del siglo XI. Todo apunta a que esta sede fue de corto recorrido y que pronto se fundió con la sede episcopal de Nájera-Calahorra.

Tobía (La Rioja) es hoy en día una pequeña localidad situada en las estribaciones de la sierra de la Demanda, a orillas del río Tobía, afluente del Najerilla y cercana al monasterio de San Millán de la Cogolla. La primera cita documental de Tobía data del año 1014, al donar entonces la villa de Colia – situada entre “Tubía” y Matute – el rey don Sancho III de Pamplona al monasterio de San Millán de la Cogolla. Seis años después, en 1020, el mismo monarca ratificaba la cesión del monasterio de San Cristóbal de Tobía al de San Millán.

El 28 de mayo de 1040 se inscribía la villa -en la escritura de arras otorgada por el rey García el de Nájera a su esposa Estefanía– entre las poblaciones cedidas a la reina.


Bibliografía: Juan José Larrea Conde: Obispos efímeros, comunidades y homicidio en la Rioja Alta en los siglos X y XI, : Brocar: Cuadernos de investigación histórica, ISSN 1885-8309, Nº 31, 2007 (Ejemplar dedicado a: Historia Medieval de La Rioja / coord. por Javier Goicolea Julián), págs. 177-200.

1 comentario

Rolando Villoslada 01/09/2023 - 08:45

Muy buen articulo, yo desconocía esta noticia que me ayuda en mis trabajos de campo en visitar los términos religiosos, ermitas, eremitorios y otros lugares relacionados con el cristianismo en la Rioja.
Gracias

Responder

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.