En el 855 los Banu Qasí, dirigidos por Musà ben Musà, van a realizar una dura razzia contra Álava y al-Qilá y tras ella se preocupan de restaurar y fortalecer la guarnición militar de Albelda, “la Blanca”, situada en Laturce, cerca del cerro de Clavijo y de Logroño.

Viendo la amenaza que esta fortaleza supone sobre los dominios orientales del reino asturiano, Ordoño I, en colaición con los pamploneses, lanza una ofensiva contra Albelda (859). Tras una dura lucha, Ordoño toma la fortaleza y la arrasa. Esta batalla dará lugar en el siglo XII a la legendaria Batalla de Clavijo.