Dentro del conjunto de escaramuzas y enfrentamientos que se dan en la zona occidental de la Rioja entre finales del siglo IX y comienzos del siglo X sabemos que Alfonso III de Asturias sitió la importante fortaleza musulmana de Grañón en el 904.

Pero el asedio no tuvo éxito. Lope ben Muhammad, caudillo de los Banu Qasí, atacó la fortaleza de Bayis (¿Baños de Rioja?, ¿zona del río de Bayas en miranda de Ebro?) provocando que Alfonso III retire el asedio.

Grañón pasará definitivamente al reino de león en el 923.