En todas las versiones de la leyenda de los Infantes de Lara, bien sea en las crónicas, bien en los romances, el destino de doña Lambra o Alambra de la Bureba, la instigadora del asesinato de los siete infantes, es siempre el mismo: la muerte. En las versiones de las Crónicas es Mudarra, el hermanastro de los infantes, quien acaba con su vida, bien quemándola, bien lapidándola. Sin embargo, en algún romance existe otra versión del fin de doña Lambra.

Cuentan que, tras morir su marido Ruy Velázquez a manos de Mudarra, no puso soportar la pena ni tampoco el acoso a que éste le sometía. Entonces decidió acabar con su vida.  Aunque otras versiones dicen que la causa fue un ataque de cólera al ver que Mudarra lograba vengar a sus hermanos. Finalmente, se subió a lo alto de la muralla allí donde ésta lindaba con su palacio y se lanzó al vacío desde la torre más alta. Por eso también se le ha llamado a veces la Torre o el Cubo de la Suicida.

La tradición ya se contaba en el siglo XV y desde entonces el lugar ha quedado marcado en la muralla de la ciudad de Burgos como la Torre o el Torreón de doña Lambra. Se encuentra al final del Paseo de los Cubos y es el cubo de la muralla situado justo a la izquierda de la Puerta de la Judería, la que daba acceso a los barrios judío y musulmán de la ciudad. Este torreón, uno de los más imponentes de los lienzos de muralla que actualmente se conservan. Se llamó también Torre del Invencible en recuerdo a algún anónimo héroe que defendió dicha torre pero cuya memoria se ha desvanecido en la actualidad1.

No es esta la única localización que la tradición ha dado a la muerte de doña Lambra. Otros romances suponen que ocurrió en la Laguna Negra de Neila o bien el Pozo Airón de Aldea del Pinar.

1. Hergueta, Domingo: El castillo y las murallas de Burgos, Boletín de la Institución Fernán González, nº 20, pp-202-210. Consultado en este enlace.

 

logo7il

Este artículo es parte del 7IL, el proyecto de recopilación de historias populares y lugares de tradición relacionados con la leyenda de los Siete Infantes de Lara. ¿Quieres ayudar?