Etiqueta "doña Lambra"

Burgos y las bodas de Ruy Velázquez y doña Lambra

La ciudad de Burgos aparece en varias ocasiones en el relato de los Siete Infantes de Lara. La historia, enclavada temporalmente en época del conde de Castilla García Fernández, comienza con las bodas entre Ruy o Rodrigo Velázquez de Lara y una prima del conde, doña Lambra. Los festejos de la boda, según la leyenda, duraron siete semanas y se celebraron en Burgos. Cuenta además como en la vega del

La Bureba: el solar de doña Lambra

 Imagen: La Bureba desde el Santuario de Santa Casilda (tomada de labureba.com) La leyenda de los Siete Infantes de Lara deja clara la procedencia de doña Lambra Sánchez (su nombre también aparece escrito como Llambla, Flámula o Alambra), la tía de los Siete Infantes de Lara que inicia el conflicto familiar que acabará primero con la vida de los Siete Infantes y al final con la suya propia y la

La Laguna Negra de Neila y la muerte de doña Lambra

Mudarra, el hijo que Gonzalo Gustios concibió en Córdoba, será el encargado de vengar la muerte de sus hermanastros, los Siete Infantes de Lara. Una vez asesinado su tío Ruy Velázquez, Mudarra persigue a su tía doña Lambra, la causante del drama que cuenta la leyenda de los Siete Infantes de Lara. Doña Lambra trata de escapar de esta persecución pero finalmente decide acabar con su vida. Son varias las

Barbadillo del Mercado: heredad de doña Lambra

Según la Leyenda de los Siete Infantes de Lara, el pueblo de Barbadillo de Mercado era propiedad de doña Lambra, la malvada tía de los siete infantes e instigadora de su muerte. Así lo dice la propia dama en uno de los múltiples romances que narra la leyenda, llamado Las Quejas de Doña Lambra: —Yo me estaba en Barbadillo, en esa mi heredad; mal me quieren en Castilla los que

La Pata de Caballo de doña Lambra en Salas de los Infantes

Cuenta una tradición, casi ya perdida, que en la localidad de Salas de los Infantes, el lugar de procedencia de los siete infantes de Lara y donde estaba la casa solariega de su padre, Gonzalo Gustios, se conservaba una huella de una herradura de caballo en una piedra. Así lo cuenta Menéndez Pidal, quien pudo contemplarla en un periplo por la zona de Salas: «Saliendo ya de la villa en dirección

El Torreón de doña Lambra en Burgos

En todas las versiones de la leyenda de los Infantes de Lara, bien sea en las crónicas, bien en los romances, el destino de doña Lambra o Alambra de la Bureba, la instigadora del asesinato de los siete infantes, es siempre el mismo: la muerte. En las versiones de las Crónicas es Mudarra, el hermanastro de los infantes, quien acaba con su vida, bien quemándola, bien lapidándola. Sin embargo, en