Las armas de la luz Book Cover Las armas de la luz
Jesús Sánchez Adalid
Novela histórica
Harpercollins
2021
816

Estamos cerca del año 1000 y Almanzor amenaza una y otra vez el norte de la península Ibérica. Este es, de entrada, el argumento de Las armas de la luz, novela histórica de Jesús Sánchez Adalid, en la que unos misteriosos barcos arriban a la costa tarraconense dejando dejan un extraño presente en el pequeño puerto de Cubelles, comenzando aquí la emocionante peripecia vital de dos muchachos que acabarán viajando al Alto Urgell, cuando el conde Armengol I está a punto de unirse a la gran alianza de condes y magnates que han decidido independizarse definitivamente del reino franco y, a la vez, romper con las antiguas servidumbres impuestas por el poderoso califato de Córdoba.

En Las armas de la luz se presenta un gran friso narrativo que recrea, con agilidad y destreza, el agitado inicio del segundo milenio: la vida en los castillos y campamentos guerreros, las peculiares relaciones entre nobles y clérigos, la rica cultura monacal, las costumbres cotidianas, el amor, la guerra, el miedo y el valor. Siempre en los fascinantes escenarios de una tierra singularmente bella y agreste, pero también fértil y poblada de luminosas ciudades: Barcelona, Gerona, Seo de Urgell, Vic, Solsona, Besalú, Berga, Manresa, Tortosa, Lérida; y de grandes monasterios que extienden su influencia: Santa María de Ripoll, San Cugat, San Juan de las Abadesas, San Pedro de Rodas, San Martín de Canigó y todo ello con la esplendorosa Córdoba califal como telón de fondo.

En esta novela, en la que Jesús Sánchez Adalid propicia, como suele ser en la gran mayoría de sus obras, el encuentro entre historia y ficción, evoca la genuina epopeya medieval, en un relato bello y dinámico, anclado con soltura en las fuentes documentales.

Un personaje que es crucial para esta historia, en la que también hay una mujer joven que se debatirá para liberarse de las ataduras de su cerrado mundo familiar y social, en lo que parece ser un guiño al empoderamiento de las mujeres y la reivindicación de su sitio y espacio en la sociedad, es Oliba, hijo de los condes de Cerdanya y Besalú, que en 1002 renuncia a su herencia para hacerse monje. Así, en medio de la confusión y la violencia, surge un hombre cuya cordura y sabiduría aportará luz, y descubrirá el verdadero tesoro, que es de naturaleza espiritual.