[¿?-¿?] Abū Bakr ar-Rumaymi ó ar-Ramini. En árabe أبو بكر الرميمي

Rey de la taifa de Almería (1038)

Tras la muerte de Zuhayr en batalla contra Bādīs ben Ḥabūs de Granada, el pueblo de Almería, ante la amenaza de que el rey granadino tomara la ciudad, confió el gobierno al jeque Abū Bakr ar-Rumaymi. Según Ibn Idari: «[…] mantuvo Almería en el más excelente orden, hasta que escribieron a ʿAbd al-ʿAzīz ben Abi Amir -precedentemente mencionado- a Valencia.»1

En el mes de agosto del 1038 ʿAbd al-ʿAzīz tomó posesión del gobierno de Almería.

La descendencia de Abū Bakr ar-Ramini siguió en Almería pues existen datos de que tras la expulsión de los almorávides, los almerienses nombraron como gobernador a un descendiente de este ar-Rumayni que gobernó la ciudad hasta su toma por Alfonso VII. Más tarde, en 1238, cuando Ibn Hud gobernaba en todo Levante, otro Ibn ar-Rumaymi era regidor de Almería.


  1. Ibn Idari, Al Bayan al-Mugrib, trad. Felipe Maíllo Salgado en La caída del Califato de Córdoba y los Reyes de taifas, Universidad de Salamanca, Salamanca, 1993.