[¿? – Ferreira de Pallares (Lugo), d. IX.926]

Conde de Lugo (c. 899 – c. 926)

Se desconoce su ascendencia, aunque por su apellido su padre debió llamarse Fernando. Se ha propuesto que era hermano del conde Diego Fernández, otro poderoso magnate del norte de Portugal, pero no es posible afirmarlo con los datos disponibles.

Ero Fernández fue un importante noble en las cortes de Alfonso III y Ordoño II. A finales del siglo IX fue nombrado conde de Lugo y poseía numerosas propiedades en las actuales provincias de Lugo (Ferreira, Lousadela y otras propiedades) y León (Sollanzo).

Es citado por primera vez el 6 de mayo de 899, confirmando un documento de una donación de Alfonso III a Santiago de Compostela: “[…] Pelagius comes, Froila comes, Lucidius comes, Erus Fredernandi, Ascarius, Petrus, Munio Muniz comes, Osorio comes, Gundesaluus comes […]”. 1

Durante el reinado de Ordoño II, quien primero fue rey de Galicia (910-914) y luego también de León (914-924), Ero siguió estando encargado del gobierno del condado lucense. El 7 de junio de 910 firma un documento dirigido a Ordoño II en el que, junto con otros condes gallegos, se compromete a restaurar las casas destruidas en Lugo y a establecerse allí con sus mujeres.2

Un año más tarde, el 22 de abril de 911, fue testigo en un documento del rey Ordoño II quien confirma al obispo Sisnando II de Santiago las donaciones hechas por sus antecesores. ​3 El 30 de mayo del 912 confirma una escritura por la que el monarca entrega la villa de Vama a Santiago.​4

El 17 de enero del 921 nos encontramos con su ultima participación en un documento regio, en el que testifica en una permita que Ordoño II hace cambiando a la iglesia de Santiago las villas de Oza y Cela por la de Láncar que su hermano Gonzalo había legado antes de morir a la sede compostelana.5

Ero Fernández aparece documentado por última vez el 24 de septiembre de 926 confirmando la carta de arras entregada por Gunterico Arias a Gontrodo González, nieta del conde Ero: “Munio, Eldontia, Erus Fredenandi, Gundesindus Didaci, Armentarium Siloni”.6​

Junto a su segunda esposa, la condesa Elvira, fundó el monasterio de Santa María de Ferreira de Pallares.7

En los últimos años de su vida, cuando aún vivía su esposa Elvira, se retiró al dicho monasterio, donde murió y fue enterrado, según parece, en un sepulcro de mármol blanco junto a su segunda esposa, la condesa Elvira.

Yepes, en su Corónica, nos refiere que en dicho monasterio vio:

“[…]un sepulcro muy antiguo de mármol blanco o alabastro tosco, cubierto con una lápida de lo mismo, llana, escrita con letras antiguas, pero ya las más dellas gastadas con el tiempo, que se pueden leer muy poco, mas en lo que se descubre se lee el nombre del conde don Ero fundador del Monasterio” (Corónica, IV, fol. 302 v.).

Fundación del monasterio de Santa María de Ferreira de Pallares

Monasterio de Santa María de Ferreira de Pallares
Monasterio de Santa María de Ferreira de Pallares

El 23 de noviembre del 898, Elvira, la segunda esposa de Ero, donó la tercera parte de sus bienes (todos los heredados de sus padres y la mitad de los adquiridos de su marido) y dispuso que las otras dos partes se distribuyan entre los pobres y, a la vez, emancipa a sus siervos. 8

Una segunda donación es realizada por Elvira el 17 de enero de 917, en virtud de la cual entrega a dicho cenobio por la salvación de su alma y por la de su difunto hijo Diego la mitad de la villa de Fusines (¿Funsin?), su parte en Vilamerelle y diversos objetos. 9

Que Ero y Elvira fueron los fundadores de este monasterio lo acredita la donación, fechada el 8 de julio del 939, por la que Gugina, hija de Ero, entrega al monasterio de Ferreira, entre otras cosas, “ipsa villa Ferraria cum omni sua prestacione… secundum obtinuerunt domnus Herus et domna Gilvira”. El diploma, por otra parte, está dirigido al monasterio “ubi Herus comes habitabit”, lo que demuestra el retiro de Ero Fernández al citado lugar. 10

Matrimonio y descendencia de Ero Fernández

Ero Fernández contrajo dos matrimonios. En primer lugar se casó con Adosinda, de filiación desconocida. Este matrimonio está atestiguado por varios documentos posteriores:

  • El 11 de marzo del 934, San Rosendo y sus hermanos se repartieron los bienens familiares y citan a sus abuelos, entre los cuales están: “avorum nostrorum Hermegildi et Ermesinde, Eroni et Adosinde vel etiam genitonun nostrorum Guttierris et Ilduare“.11
  • Un diploma del 21 de febrero de 947, que ha sido en ocasiones mal datado en el 897, otorgado por Gundesindo de la prole de Ero y Adosinda: “Gondesindus prolis Erus et Adosinda“.12
  • La ya citada donación que Gugina, una hija del matrimonio que hizo una donación el 8 de julio del 939 al monasterio de Santa María de Ferreira de una villa que fue de su madre Adosinda: “qui fuit de matar mea Adosinda” y donde cita que los fundadores de dicho monasterio fuero Ero y Elvira, su segunda esposa.

Adosinda falleció antes del 898. El matrimonio tuvo por hijos a:

  • Ilduara Eriz, casada con el conde Gutierre Menéndez, hijo de Hermenegildo Gutiérrez, y padres de san Rosendo (Rosendo Gutiérrez). Su parentesco está atestiguado por el documento del 11 de marzo de 934 en el que sus hijos citan a sus abuelos “avorum nostrorum Hermegildi et Ermesinde, Eroni et Adosinde”.
  • Gundesindo Eriz, casado con Inderquina Pallá Menéndez. Su parentesco es confirmado por un documento del 21 de febrero de 947 (a veces mal datado en el 897) que expresa: “Gondesindus prolis Erus et Adosinda“.
  • Gugina Eriz, casada con Gudesteo Fernández.
  • Teresa Eriz, casada con Gonzalo Betotez, conde de Deza, fundadores del monasterio de Carboeiro;

Volvió a casarse alrededor de 898 con la condesa Elvira quien, ese año, realizó una cuantiosa donación al monasterio de Santa María de Ferreira de Pallares que ambos habían fundado. Sus descendientes fueron:

  • Diego Eriz. Debió de fallecer siendo muy joven pues un documento del 17 de enero de 917 Elvira hace una donación a dicho cenobio por la salvación de su alma y por la de su difunto hijo Diego.

Sin poder asegurar si era hija de Adosinda o de Elvira, Ero tuvo otra hija:

  • Goto Eriz, casada con Munio .

  1. López Ferreiro, A.: Historia de la Santa Iglesia de Santiago de Compostela, 1899, Tomo II, Apéndice, XXV, p. 46.
  2. Cotarelo Valedor, A.: Historia crítica y documentada de la vida y acciones de Alfonso III el Magno, último rey de Asturias, Madrid, 1993, doc. 16, pp. 659-660.
  3. López Ferreiro, A.: Historia de la Santa Iglesia de Santiago de Compostela, 1899, Tomo II, pp. 67-68.
  4. López Ferreiro, A.: Historia de la Santa Iglesia de Santiago de Compostela, 1899, Tomo II, pp. 72-74.
  5. López Ferreiro, A.: Historia de la Santa Iglesia de Santiago de Compostela, 1899, Tomo II, pp. 90-91.
  6. Sáez, E. & Sáez, C. (eds.): Colección diplomática del monasterio de Celanova, Alcalá de Henares, 1996, Tomo I, 24, p. 87.
  7. Sáez, Emilio: Los ascendientes de San Rosendo. Notas para el studio de la monarquía astur-leonesa durante los siglos IX y X, Hispania VIII (1948), pp. 3-75, 52-5
  8. Sáez, E. & Sáez, C. (eds.): Colección diplomática del monasterio de Celanova, Alcalá de Henares, 1996 , Tomo I, 40, p. 106.
  9. Sáez, Emilio: Los ascendientes de San Rosendo, CSIC, 1948, Madrid, pp. 112-114, doc. 3
  10. Sáez, Emilio: Los ascendientes de San Rosendo, CSIC, 1948, Madrid, pp. 120-124, doc. 7.
  11. Sáez, Emilio: Los ascendientes de San Rosendo, CSIC, 1948, Madrid, p. 54, nota al pie.
  12. Sáez, Emilio: Los ascendientes de San Rosendo, CSIC, 1948, Madrid, p. 54, nota al pie.

Bibliografía

  • Sáez, E.: Los ascendientes de San Rosendo, en Hispania. Revista Española de Historia (Madrid), 30 (1948).
  • Fernández de Viana, J.I.: Los dos primeros documentos del monasterio de San Salvador de Chantada, en Compostellanum, vol. XIII, n.º 2 (1968), págs. 339-352
  • Mattoso, José: A nobreza medieval portuguesa, A Familia e o poder, Lisboa, Estampa, 1994, págs. 127-132.
  • Torres Sevilla, Margarita: Linajes nobiliarios en León y Castilla. Siglos IX-XIII, Salamanca, Junta de Castilla y León, 1998, págs. 282-298.
  • Mattoso, José: A nobreza portucalense dos séculos IX a XI. Do tempo e da história, 1970, Lisboa, Instituto de alta cultura. Centro de estudos históricos, III, pp. 35-50.
  • Rey Caiña, José Ángel: Abadalogio del Monasterio de Santa María de Ferreira de Pallares, 1992, Boletín do Museo Provincial de Lugo (V): pp. 55-89. ISSN 0212-8438.
  • Salazar y Acha, Jaime de: Los descendientes del conde Ero Fernández, fundador de Monasterio de Santa María de Ferreira de Pallares, 1989, El Museo de Pontevedra (43), pp. 67-86. ISSN 0210-7791.