Guillemundo o Guillemó

Conde de Rasés y Conflent (820-c.827)

Hijo del conde Bera de Barcelona.

Parece que gobernó ya en los condados de Rasés y Conflent desde el año 812/813 por delegación de su padre. A la muerte de Bera, el emperador no le concedió el gobierno de todos los territorios de su padre. Permaneció en los condados de Rasés y Conflent mientras que el resto (Barcelona, Besalú, Gerona) pasaron a manos Rampón.

En el 826 se unió a la revuelta que en la Marca Hispánica protagonizó Aizón. Las tropas rebeldes asolaron la Cerdaña y el Vallés. El emperador carolingio envió tropas  para ayudar a su fiel conde Bernardo de Gothia aunque cuando llegaron la zona ya había sido completamente arrasada y el ejército rebelde se había retirado.

Se asegura que Guillemundo aguantó durante algo más de un año en las montañas de Rasés a las tropas imperiales pero que una vez derrotado huyó a Córdoba donde acabaría sus días. Sus dominios pasaron a manos de Gaucelmo, conde de Rosellón y Ampurias.