Rampón o Rampó [¿ – c. 825]

Conde de Barcelona, conde de Gerona y conde de Osona (820- c. 825).

Marqués de Gotia (820 – c.825)

Tras ser depuesto Bera por su implicación en las sublevaciones de la Septimania y la Marca Hispánica contra el poder carolingio, Luis I nombró conde a un noble franco: Rampón o Rampó, quien era de su confianza pues fue quien comunicó la muerte de Carlomagno a su hijo Luis I en Doue. Recibió también Osona a la muerte de Borrell.

En el 820 autoriza a Donnul a construir el cenobio de San Pedro de Albanyà. En el 821 se le ordenó saquear el territorio musulmán, lo que llevó a cabo al año siguiente, en el 822, por el río Segre, acompañado de Aznar I Galíndez, conde de Urgel y Cerdaña. En septiembre del 822 acompañó al abad Mercoral de San Esteban de Bañolas a la corte de Luis I en Attigny

Es probable que muriera en el 825. Su cargo no se renovó hasta la asamblea de Aquisgrán de febrero del 826. Fue designado Bernardo de Septimania, hermano de Gaucelmo de Ampurias.