[?, med. s. IX – d. 911]. Arzobispo de Sevilla y escritor.

También conocido Zaeid Almatran o Çayed Almotran. Sucedió a Teudula y fue sucedido por Recafredo en el arzobispado de Sevilla.

Es poco lo que se sabe de este arzobispo de Sevilla: ni siquiera estamos seguros de la época en la que vivió. No se ha de confundir con el Pedro Hispalense que ejerció de traductor en el siglo XIII en Toledo.

Rodrigo Jiménez de Rada, en su Rebus Hispaniae, sin ofrecer indicación cronológica precisa:

También en este intervalo vivió Juan, el glorioso y santísimo obispo de Sevilla, que era llamado por los árabes Çayet Almatran, que destacó por su gran conocimiento de la lengua árabe y brilló con gloria propia como intermediario de muchos milagros, y que también explicó las Sagradas Escrituras con correctas demostraciones que dejó escritas en árabe para conocimiento de los venideros.

Jiménez de Rada, Rodrigo: Historia de los hechos de España, Alianza Editorial, 1989

Según Ambrosio de Morales, en su Coronica general de España, vivió en época de Alfonso III y nos dice que era:

[…] muy afamado por santidad y letras y grandes milagros, Obispo Juan de Sevilla, estimado mucho por los Moros, y llamado Zaeid Almatran, que quiere decir principal hombre de Dios

Morales, Ambrosio: Coronica general de España, tomo VIII, pág. 92

También nos dice que pudo consultar un libro de concilios conservado en la biblioteca de El Escorial y finalizado el 29 de julio de 911 (4 antes de las calendas de agosto de la era 949). Dentro de él, en el comienzo del Quinto Concilio Cartaginense, el escritor del mismo, un diácono llamado Juan, nos informa de que lo habría escrito para el obispo Juan de Sevilla. Pero no sabemos si se refiere al mismo obispo Juan.

Puede que este fuera el obispo que asistió al concilio de Córdoba celebrado el 21 de febrero del 839 junto a Wistremiro de Toledo, Ariulfo de Mérida y los obispos de Guadix, Écija, Córdoba, Málaga y Granada. Es posible también que a él dirigiera sus cartas Álvaro de Córdoba, escritas entre los años 848 y 851 aunque algunos autores aducen a que no se nombra a Juan como obispo en ninguna de ellas.

Obras de Juan de Sevilla

Por la noticia de Rodrigo Jiménez sabemos que al menos escribió un comentario en árabe sobre la Biblia aunque el resto de sus obras se han perdido. En la biblioteca de El Escorial (Madrid) existió un códice (hoy desaparecido) titulado librum Evangeliorum versum in linguam arabicam a Ioanne Episcopo Hisplensi qui ab Arabicus apellatur Zaid Almatrud tempore Regis Alphonsi Catholici.

Luitprando afirma la autoría de una traducción de las Sagradas Escrituras al árabe hecha por Juan Hispalense (el del siglo IX), otros la niegan en base a que dicha traducción ya estaba hecha por Saadia ha-Gaón e incluso antes. Otro testimonio a su favor es el recogido en la Crónica General de Alfonso X el Sabio, en el que se dice que un arzobispo de Sevilla, cuyo nombre latino era Juan y en árabe Said y al que llama Çayed Almotran, tradujo al árabe las Sagradas Escrituras.


Bibliografía: F. J. Simonet, Historia de los mozárabes de EspañaMadrid, Memorias de la Real Academia de la Historia XIII, 1903, págs. 320-324.