Año 711. Toledo, la capital del reino visigodo es invadida por las tropas musulmanas dirigidas por Tariq ben Ziyad. Acaba así un período de esplendor y empieza otro, no menos importante, para la ciudad. Por su pasado y por su situación Toledo seguirá siendo un núcleo fundamental dentro de Al-Ándalus. Será la capital de la Marca Media y protagonizará numerosos episodios relevantes en la historia del emirato y el califato omeyas. Conseguirá incluso ser de nuevo independiente entre los años 1031 y 1085 bajo la dinastía Banu Dil-Nun.

Trescientos setenta y cuatro años de dominio musulmán dejarán su huella en la ciudad si bien siempre tuvo una importantísima comunidad mozárabe propensa a rebeliones contra el poder cordobés. Hoy en día aún podemos contemplar y visitar algunas de las construcciones que se levantaron en Toledo durante dicho período. En este artículo vamos a realizar una de las muchas rutas guiadas por Toledo que nos permite profundizar en el Toledo musulmán. Aunque desde aquí recomendamos que, si desean conocer a fondo Toledo, es casi imprescindible acudir a alguno de los servicios de rutas guiadas existentes: mejor ir a tiro hecho y no perdernos entre la gran cantidad de monumentos toledanos.

La mezquita de Bab al-Marmum (مسجد باب المردوم) o iglesia del Cristo de la Luz

Mezquita de Bab al-Mardum o Iglesia del Cristo de la Luz (Toledo)

Mezquita de Bab al-Mardum o Iglesia del Cristo de la Luz (Toledo)

HORARIOS

Abierto de lunes a domingo

DEL 1 DE MARZO AL 15 DE OCTUBRE

10:00 – 18:45

Cerrado de Lunes a Viernes de 14:00 a 15:30

DEL 16 DE OCTUBRE AL 28 DE FEBRERO

10:00 – 17:45

Cerrado de Lunes a Viernes de 14:00 a 15:30

 

Esta mezquita es la que mejor se conserva de las 10 mezquitas que llegó a tener Toledo durante la dominación musulmana. Fue construida —o ampliada, los estudiosos no se ponen de acuerdo— en mes de muharran del año 390 (13 diciembre 999 al 11 de enero 1000) según dice la lápida fundacional de su fachada, en la época del apogeo de Almanzor. Aprovecha elementos constructivos anteriores, romanos y visigodos.

El edificio sería en origen exento, posiblemente una mezquita de carácter privado. La estructura exterior de la mezquita está realizada en ladrillo rojo y mampostería en hiladas. En la fachada principal hay tres puertas de acceso con arcos de tipología distinta: el primero es un arco polilobulado, el central de medio punto y el último de herradura. Da acceso a una sala de oraciones de planta cuadrada con nueve espectaculares bóvedas. El muro de la qibla, muy alterado por la restauración de 1909, se sitúa al sureste.

Bóvedas mezquita Bal al-Mardum o iglesia del Cristo de la Luz (Toledo)

Bóvedas mezquita Bab al-Mardum o iglesia del Cristo de la Luz (Toledo)

Tras la toma  de Toledo por Alfonso VI en el año 1085, comienza la etapa cristiana del edificio. Por las fuentes históricas sabemos que en 1186, el rey Alfonso VIII, a través del Arzobispo  de Toledo, Gonzalo Pérez, cedió el edificio a la Orden de los Hospitalarios de San Juan, bajo la advocación de la Santa Cruz. En ese momento se hicieron reformas como la construcción de un ábside románico-mudéjar en cuyo interior se conservan unas interesantes pinturas de la misma época.

La mezquita / iglesia de El Salvador

Interior de la mezquita de El Salvador (Toledo)

Interior de la mezquita de El Salvador (Toledo)

HORARIOS

Abierto de lunes a domingo

Domingos y festivos a partir de las 11:30.

DEL 1 DE MARZO AL 15 DE OCTUBRE

10:00 – 18:45 (Entrada patio: 17:45-18:45).

Viernes cerrado de 14:45 a 16:00.

DEL 16 DE OCTUBRE AL 28 DE FEBRERO

10:00 – 17:45

Viernes cerrado de 14:45 a 16:00.

 

Pilastra visigótica mezquita El Salvador (Toledo)

Pilastra visigótica mezquita El Salvador (Toledo)

La mezquita se construyó sobre restos de templos romano y visigodo y muestra de ello es que se reutilizaron columnas y capiteles de origen romano y visigodo en varias de sus estancias. Fue mezquita hasta que en el año 1159, en el día de San Juan Bautista, se convirtió en iglesia. De su función religiosa queda constancia en una lápida del año 1041 que dice: «En el nombre de Alá, el clemente, el misericordioso, se levantó este palacio con la alabanza y protección de Alá bajo la dirección de los dos empleados de la obra pía (de los legados piadosos), los dos directores, Abderrahmán ben Mohamad ben Alberola y Káçim ben Cahlán en el mes de rayab del año 432 (13 de marzo al 11 de abril del año 1041); compadézcase Alá del legatario (del que destina esto á usos piadosos), del que cuide ó tome parte en su obra, del que en él haga la oración y del que lea en él: amen, oh señor del universo: y bendiga Alá a Mahoma, el último de los profetas, y concéda(le la paz).»

El elemento más representativo es la arquería que separa la nave de la epístola de la central, formada por siete arcos de herradura sobre seis columnas romanas y un pilar visigótico reaprovechados. Otro elemento representativo es una pilastra visigótica con escenas de los milagros de Cristo en la que los rostros de los personajes fueron raspados seguramente siguiendo el precepto musulmán de no hacer representaciones figuradas.

En la parte trasera se han recuperado los restos de la musalla o patio de abluciones, que luego fue utilizado como cementerio cristiano.La mezquita cobró importancia sobre todo tras la conquista cristiana de la ciudad y la conversión de la aljama en catedral.

Los baños islámicos del Cenizal y Caballel

Junto con las mezquitas, los baños son otra de las señas de identidad de las ciudades musulmanas. En Toledo se conservan varios ejemplos. Algunos de ellos en el mismo centro de la ciudad, actualmente están acondicionados para su visita. La proximidad del zoco y la mezquita, la abundancia de agua en la zona y el arraigo que tenían los baños entre los musulmanes hicieron del entorno de la plaza de las Fuentes un lugar lleno de lavaderos y baños.

Los Baños del Cenizal están conservados en los sótanos bajo el inmueble de la calle Bajada del Colegio de Infantes nº 14. Constan de dos de las salas que forman el baño o hammam : la sala de ingreso y la sala fría, ya que el resto de las salas (sala caliente y sala templada) se encuentran conservadas bajo las edificaciones colindantes. Los Baños del Caballel o del Cabalillo son citados ya en el año 1183.  Otros son los del Pozo Amargo y los desaparecidos bajo el Colegio de los Infantes.

Los baños islámicos de Tenerías

Los Baños Islámicos de Tenerías son un conjunto de estructuras relacionadas con el agua, pertenecientes al mundo musulmán, y realizadas con fábrica de ladrillo y compartimentado en varias habitaciones o salas cuyas cubiertas han desaparecido. En el yacimiento arqueológico de Tenerías se puede visitar la Sala de estar (bayt al-máslah), las letrinas, la sala de agua fría (bayt al-bárid), la de agua templada (bayt al-wastani) y la de agua caliente (bayt al-sajûn) además del aljibe y el qanat o túnel subterráneo de captación de agua.

Yacimiento de los Baños de las Tenerías (Toledo)

Yacimiento de los Baños de las Tenerías (Toledo)

Estas dos mezquitas y los baños son los ejemplos mejor conservados del legado arquitectónico musulmán en Toledo. Por supuesto, otras construcciones tiene algunos elementos de origen musulmán: la Puerta de Bisagra es de origen musulmán, de cuya época conserva restos en el segundo cuerpo interior y su nombre deriva de la palabra árabe Bab-Shagra, que significa “Puerta de la Sagra”; la Puerta de Bab al-Mardum o de Valmardón, construida entre los siglos IX y X; la Puerta de Álcantara y la Puerta de los Doce Cantos también tienen origen islámico aunque fueron posteriormente muy remodeladas; los Salones Islámicos del Colegio Doncellas, restos de una típica casa islámica o la última mezquita que se mantuvo en funcionamiento entre el año 1159 y fines del siglo XV, la mezquita de Tornerías.

A Toledo merece realizar no una ni dos, sino varias visitas para conocer su extenso patrimonio. Además, numerosas iniciativas como accesos gratuitos en muchos de sus monumentos hacen aún más atractiva la visita: cosas que puedes hacer gratis en Toledo.