Una visita a Segovia siempre es recomendable. Dentro del amplio catálogo monumental de la ciudad de Segovia destaca la iglesia románica de San Juan de los Caballeros, una más de la cerca de la veintena de iglesias que hacen más que atractiva una visita a la ciudad y reservar un apartahotel en segovia

La iglesia actual, considerada la más antigua de toda la provincia segoviana en estilo románico, fue construida entre los siglos XI al XIII. Tiene planta basilical con tres naves separadas por arcos sobre pilares cilíndricos. La nave central es el doble que las laterales, con crucero acusado en planta, torre sobre uno de los brazos del crucero, atrio en el costado meridional prolongado hacia poniente donde remata con el gran pórtico ojival de los pies, y tres ábsides semicirculares y desiguales.

Fue abandonada tras la Desamortización y quedó en estado ruinoso. En 1905 fue comprada por Daniel Zuloaga Boneta y lo convirtió en su vivienda y taller de cerámica. Actualmente, tras ser adquirida por el Estado en 1953, acoge el Museo Zuloaga.

Interior de San Juan de los Caballeros (Segovia). Ábside central.
Interior de San Juan de los Caballeros (Segovia). Ábside central.

Restos prerrománicos y necrópolis altomedieval de San Juan de los Caballeros

Todo apunta a que la actual iglesia románica no fue el primer edificio que se construyó en este lugar. Bajo la actual iglesia de San Juan de los Caballeros existió una iglesia de planta basilical con cabecera de tres ábsides rectos, datada en el siglo VI, es decir, de época visigoda. Según Utrero Aguado, la planta de esta iglesia es el de un edificio de considerables dimensiones (37 x 14,80 metros).1

Enel siglo X, tras la toma de Sepúlveda por parte del conde Fernán González (940), la zona paso a estar controlada por el reino de León y hubo una remodelación. Según el arqueólogo Alonso Zamora Canellada, del siglo X sería la portada sur, actualmente desplazada al transepto, así como algunos capiteles que ahora se encuentran reutilizados en el ábside y la decoración externa del arco de comunicación entre el atrio y el crucero.2

Durante su construcción de la iglesia románica, en el siglo XI, se derribaron los tres anteriores ábsides rectangulares, ya que éstos habían quedado situados en el interior de la nueva planta ampliada de la Iglesia.

Las excavaciones realizadas por el citado arqueólogo en el jardín adyacente, que había sido utilizado como cementerio, desvelaron estelas romanas y una necrópolis de tipologías diversas: osarios, fosas cubiertas con placas de pizarras, tumbas de lajas construidas con sillares de caliza, sillarejo o con paredes de ladrillo y tumbas excavadas en la roca. Éstas últimas parecen ser las del cementerio que estaría alrededor de la iglesia visigoda o prerrománica.


  1. Utrero Aguado, María de los Ángeles (2006). Iglesias tardoantiguas y altomedievales en la Península Ibérica. Madrid, CSIC, 2006.
  2. Zamora Canellada, Alonso: Museo Zuloaga, Segovia. San Juan de los Caballeros. Segovia, Junta de Castilla y León, 1998.