La actual ermita de Nuestra Señora de las Nieves de Barbadillo del Pez (Burgos) se encuentra en un alto a unos 700 m. de la población. Se corresponde con la parroquia de Santa María del despoblado de Urria o Urrilla, sitio que fue abandonado tempranamente, quizás ya en el siglo XIII.

El origen de este edificio, ejemplo de reutilización de un templo más antiguo en época románica, se ha de remontar a época visigoda o de repoblación, sin poder precisarlo exactamente. Así lo demuestra la parte más antigua que se conserva: su ábside rectangular.

Está construido con buena sillería colocada a hueso y con los característicos engatillamientos que aparecen en otros templos altomedievales como, por ejemplo, en la cercana Quintanilla de las Viñas.

Ábside de Santa María de Urria

Ya en el siglo XII el templo se reforma y se construye una nave que se añade a la cabecera mediante un doble codillo. También en ese momento se cubrió la cabecera con una bóveda de cañón, que al exterior se corresponde con una cornisa apoyada sobre sencillos canecillos, y la apertura de dos vanos (uno en el eje y otro en el muro norte).

La iglesia fue reformada por completo en 1954 y en sus muros se puede contempla una caótica mezcla de estelas romanas, sillares y mampostería. Algunas piezas usadas tienen incluso epigrafía romana. En concreto, un sillar contiene la siguiente inscripción datada en el s. I d.C.:”L(ucio) Antonio C(ai) f(ilio) / Quir(ina) Aquilo / IIvir(o) trib(uno) mil(itum) coh(ortis) / – – – – – -“.

En ese momento se trasladó también la portada del muro sur al hastial occidental. Esta se organiza mediante un arco de medio punto de entrada decorado con unas llamativas espirales incisas.

Portada románica de Santa María Urria

En su interior se conserva una pila bautismal románica.

Más información: Enciclopedia del Románico Digital.