Localidad burgalesa perteneciente al municipio de Ibeas de Juarros.

Modúbar de San Cibrián se encuentra en la zona de transición entre los relieves de la Sierra de la Demanda y la cuenca sedimentaria del río Duero. En su paisaje dominan suaves colinas cubiertas de bosques de encinas y de tierras de cultivo.

A unos 500 metros al norte, siguiendo el camino que lleva al monasterio de San Pedro de Cardeña, nace el río Viejo o Modúbar en la llamada Fuente de los Mártires. Este río, afluente del río Ausines, pasa por otros dos pueblos (Modúbar de la Cuesta y Modúbar de la Emparedada) por lo que se piensa que el topónimo Modúbar puede estar relacionado con un antiguo nombre del río que significaría zona de presas o de diques.

En los alrededores del pueblo han aparecido yacimientos paleolíticos, neolíticos y altomedievales. El poblamiento altomedieval aparece compuesto por al menos dos centros cultuales en altura ya citados en la documentación altomedieval del monasterio de San Pedro de Cardeña: San Martín y San Ciprián. San Martín es citado en un documento del 944. El de  San Cibrián, Cebrián o Ciprián, que da el nombre actual población, se localiza en las cercanías del manantial de los Mártires. El tercer núcleo sería el de Santa María y se encontraría en la ubicación actual del pueblo. En esa época esta zona pertenecía al alfoz de Ausín y a la merindad de Castrojeriz.

Monumentos y lugares de interés

Iglesia parroquial de Santa María o de San Pedro de Antioquía

Desde su ubicación se contempla el caserío completo de Modúbar. El actual templo parroquial de San Pedro de Antioquía, o Cátedra de San Pedro se construye en la segunda mitad del siglo XVI sobre el primitivo monasterio de Santa María. La nueva denominación data de 1884, ya que hasta esa fecha se llamaba iglesia parroquial de Santa María.

Todavía hoy se conserva la torre románica del siglo XI que alberga la escalera de caracol que conduce al campanario renacentista. La nueva iglesia se inaugura en 1572 y presenta una estructura simple de templo de una sola nave de planta rectangular con tres tramos abovedados. La sacristía se añade en el siglo XVIII. La advocación de Santa María que el pueblo mantuvo al menos desde el siglo IX se pierde en la fecha de instalación del nuevo retablo dedicado a la Cátedra de San Pedro de Antioquía, en 1884. El pequeño baldaquino que alberga a la imagen del s. XV, se corona con una pequeña pirámide truncada en cuya cúspide está la imagen de San Pedro. Al retablo se le incorporan en esa fecha las viejas imágenes advocatorias de San Cornelio y de San Cibrián, procedentes del templo abandonado en la Fuente de los Mártires.

 

Pila bautismal romámica

Lo más interesante de la iglesia es la pila bautismal románica, ubicada, al pie de la nave, en un pequeño espacio. Se cree que o proviene de la antigua iglesia de Santa María o del antiguo monasterio de San Martín. Es excepcional tanto por la distribución irregular de los motivos decorativos como por el trazado geométrico, que es a la vez simbólico y simétrico. El círculo representa la unidad de la trama del diseño y a partir de su giro alrededor de sí mismo se ha manifestado una flor: “la flor de la vida”, de forma repetitiva por la superficie de la pila. El trazo del dibujo nos remite de nuevo a la interpretación simbólica de un camino, un laberinto, el discurrir de un río en paralelismo con el viaje de la vida; o quizás exprese un reptil o una serpiente arrastrándose como contrapunto del mal y o la muerte.

 

 

Símbolo pila románica

 

 

Caserío tradicional de Modúbar de San Cibrián

Formado por casas típicas de piedra de los páramos circundantes coronadas con chimeneas encestadas, típicas de esta zona. En el centro se encuentra la ermita de la Providencia.

Fuentes

En Modúbar de San Cibrián abundan las fuentes. En el mismo pueblo se encuentra la Fuente del Sobrante y la curiosa Fuente de los Sarcófagos, formada por una construcción de forma triangular a la que siguen dos sarcófagos altomedievales que parecen haber sido traídos del monasterio de San Martín.

Fuente de los sarcófagos

 

Desde el asentamiento del pueblo en su nueva ubicación (siglo XI), esta fuente permitía su utilización como suministro habitual del agua potable, y a la vez alimentaba las necesidades del lejiero, de la herrería, y del horno panadero. Es llamada así por la reutilizaron de sarcófagos procedentes del monasterio de San Martín, a mediados del siglo XX, para canalizar las aguas y brevar los animales. Se halla en el límite del casco urbano del pueblo. Tiene tres niveles en su construcción. El primero se halla por debajo del actual camino que lleva las huertas y corresponde al primitivo núcleo de San Cibrián. Hay un segundo nivel que se levanta en la Edad Media para proteger las aguas del paso frecuente hacia el cauce de las huertas. En torno al siglo XVII se edifica la cubrición para facilitar el acceso a la fuente y abasteciéndose la población hasta la inauguración del nuevo abastecimiento de la fuente de los Mártires en 1977.

 

 

El Manantial o Fuente de los Mártires y restos del monasterio de San Cornelio y San Ciprián

El manantial forma una pequeña laguna que recoge las aguas del páramo circundante y es donde nace el río Viejo o Modúbar. Su nombra hace referencia al ataque que ‘Abd al-Rahmán III realizó en el 934 contra el cercano monasterio de San Pedro de Cardeña y en el que murieron varias centenas de monjes.

Fuente de los Mártires

 

En sus cercanías se situaba el despoblado altomedieval de San Cibrián. En su extensión, durante los años 2009 y 2010 se han excavado los restos de la ermita de San Cornelio y San Ciprián de los siglos XI-XIII, lugar  ya citado en el el año 944 en la documentación de San Pedro de Cardeña. En las distintas campañas se han encontrado diversos restos desde época Calcolítica hasta la Edad Media así como enterramientos de mujeres y niños en la cabecera. Asimismo, de aquí proceden los restos de un retablo gótico actualmente visible en la iglesia de San Pedro de Antioquía.

Restos altomedievales

 

Su planta es rectangular . La cabecera está dividida en cuarteles, formando una cruz. Parece que se accedía a ella a través de un porche de piedra. Parece que la iglesia se reformó en el siglo XV. Se mantuvo en pie hasta el año 1819, fecha en la que se derribó por su estado de ruina

 

Senderismo

Por el municipio transcurren: