Husayn al-Ansarí (en árabe, حسين بن يحي الانصاري o الحسين بن يحي الانصاري)

Valí de Zaragoza (a. 777 – 783/784)

Conspira contra el emir ‘Abd al-Rahmán I junto a los yemenitas y proclama el califato abásida en al-Ándalus. En el 777 se alía con el valí de Barcelona, Sulayman al-Arabí y con el valí de Huesca, Abu Tawr, y piden ayuda al rey franco Carlomagno.

Sulaymán viajó a Paderborn y parece que prometió a Carlomagno el sometimiento de Zaragoza, lo cual convenció al rey franco. Así que, Carlomagno en persona, marchó en el 778 contra Zaragoza pero Husayn se negó a cederle la ciudad.

Entonces el rey franco inició un asedio de la ciudad pero al cabo de un mes decidió volver al reino franco tras haber apresado a Suleymán. En el camino de regreso, en Roncesvalles, los hijos de Suleymán, Aysún y Matruh, aliados con los vascones, derrotaron a los francos.

Suleymán se quedó con Husayn en Zaragoza a su vuelta y envió a su hijo Matruh a gobernar Barcelona. En el 780 Husayn ordenó el asesinato de su antiguo aliado Sulaymán.

En el 781 el emir ‘Abd al-Rahmán I envió un poderoso ejécito al mando de Thalaba ben Ubayd ‘llah al-Judhamí. Husayn se sometió al emir y a cambio de la promesa de lealtad conservará el cargo. Su hijo Said ben Husayn fue entregado como rehén al emir.

Pero volvió a rebelarse en el año 167H (783/784). El ejército omeya volvió a cercar la ciudad. Finalmente Husayn fue derrotado y muerto.