‘Abd al-Rahman I o Abderramán I, El Emigrante o El Justo. ‘Abd Ar-Rahman ibn Mu’awiya ibn Hisham ibn Abd al-Malik (عبدالرحمن بن معاوية بن هشام بن عبد الملك)

[Damasco, 734- Córdoba, 30 de septiembre 788]

Primer emir omeya de al-Ándalus (756-788)

Miembro de la dinastía Omeya que gobernaba en Damasco, ‘Abd al-Rahman fue el único superviviente de la matanza que se llevó a cabo en el 750 y que acabó con el ascenso al poder de los abasíes tras derrotar al último califa omeya, Marwan II. Tras una breve estancia en Ifriqiya, invitado por el valí ‘Abd al-Rahman ben Habib al-Fihri, , ‘Abd al-Rahman se refugió con la tribu bereber de los Nafta en el norte de Marruecos, cerca de Ceuta. Desde allí envió emisarios hacia Al-Ándalus para encontrar partidarios. Al-Ándalus estaba sumido en la hambruna y en una guerra civil, y la figura de ‘Abd al-Rahman fue bien recibida por parte de los sirios aunque no entre los qaysíes.

Con el apoyo sirio, ‘Abd al-Rahman desembarcó en Almuñécar en agosto del 755. Al mando de un ejército compuesto por sirios, bereberes y yemeníes se enfrentó al valí de al-Ándalus, Yusuf al-Fihri. Yusuf fue derrotado en mayo del 756 en la batalla de al-Musara. Poco después ‘Abd al-Rahman es nombrado emir en una mezquita de Córdoba, instaurándose así el primer estado musulmán independiente de Damasco.

Los comienzos de su gobierno no fueron fáciles. Primero hubo de hacer frente a la rebelión del antiguo valí Yusuf que no fue sofocada hasta el 759. También sufrió disturbios provocados por simpatizantes de los abasíes: ‘Abd Allah ben Mugith se rebeló el 763 en Beja; el bereber Shaqya en la cora de Santaver (aprox. Cuenca) entre los años 768 y 777, etc.

Pero el momento más conflictivo fue cuando un grupo de dirigentes del valle del Ebro se sublevó al mando de los gobernadores de Zaragoza, Husayn al-Ansarí, y de Barcelona, Suleyman, y pidió ayuda al rey franco Carlomagno (774). Carlomagno vio una oportunidad de expandir la Marca Hispánica y asegurar su flanco meridional. Por eso en el 778 se encaminó con un potente ejército pasando por Roncesvalles y Pamplona hacia Zaragoza. Carlomagno no pudo rendir Zaragoza y tuvo que huir rápidamente. En su regreso fue completamente derrotado en Roncesvalles por una alianza de vascones y musulmanes que buscaban liberar a Suleymán.

Debido a la gran cantidad de rebeliones que tuvo que soportar, ‘Abd al-Rahman creó un ejército propio constituido en su mayoría por bereberes del norte de África y eslavos, es decir gente procedente de Europa. Acabó con los deseos de expansión de los reyes asturianos realizando diversas acciones militares que forzaron a los asturianos a replegarse a las montañas.  Tomó como modelo de administración el de la dinastía Omeya de Damasco y realizó una gran labor constructiva iniciando la gran mezquita de Córdoba.

Murió el 30 de septiembre de 788 en Córdoba y le sucedió su hijo Hisham I.