[¿? – ¿?] En árabe لُبّ بن سليمان بن هود
Rey de la taifa de Huesca (1046-1051)

Hijo de Sulaymān ben Hud, rey de la taifa de Zaragoza.

Perteneciente a la familia de los hudíes. Es posible que en el 1043 participara junto a su padre y hermanos en una expedición poco exitosa contra Tafalla, en el reino de Pamplona, encabezada por Ramiro I, rey de Aragón.

A la muerte de su padre (1046), el reino de Zaragoza se repartió entre sus cinco hijos.

Lubb ben Sulaymān había sido nombrado gobernador de Huesca por su padre y a su muerte mantuvo su poder en Huesca y sus distrito. Sin embargo, su hermano Aḥmad, rey de Zaragoza se dedicó a reunificar el reino.

Lubb parece que finalmente se plegó a las exigencias de su hermano Aḥmad y reconoció su primacía en torno al año 1051, y es posible que mantuviera su gobierno sobre Huesca.

Monedas de Lubb ben Sulaymān de Huesca

Lubb, durante su corto gobierno independiente, y al igual que sus hermanos, acuñó moneda. En el Museo Arqueológico Nacional se conserva una fracción de dinar de oro de baja ley con la ceca de Wasqa. Pesa 0,97 gramos y tiene 1,46 cm. de diámetro y está fechada en el 439H (1047/48).

Anverso fracción de dinar Lubb ben Sulaymān de Huesca 439H
Anverso fracción de dinar Lubb ben Sulaymān de Huesca 439H
Reverso fracción de dinar Lubb ben Sulaymān de Huesca 439H
Reverso fracción de dinar Lubb ben Sulaymān de Huesca 439H

En cada una de sus caras podemos distinguir dos inscripciones distintas, una central y la otra en el margen u orla de la moneda. En el anverso, la inscripción central es, como solía ocurrir en las monedas de Al-Ándalus, la Profesión de fe musulmana: “No hay más dios que Dios / Sólo Él / No hay compañero para Él”. Incluye también el nombre de Muḥammad, el enviado de Allāh.

La inscripción del margen se refiere al lugar y fecha de acuñación: “En el nombre de Dios (Bismi Allāh) fue acuñada (…)Wasqa año nueve y treinta y cuatrocientos”.

En el reverso, la inscripción central menciona al responsable de la acuñación, Lubb ben Hud, al que se califica de háyib. Aparece también el Imam o Califa en cuyo nombre se hacía la acuñación; en este caso, Hisham al-Muayyad bi-Llāh, el falso Hisham II.

Por último, la inscripción de la orla, en el reverso, incluye la “misión profética” de Mahoma, si bien está incompleta. Dice así: “Mahoma es el enviado de Dios, enviole con la dirección y religión verdadera para hacerla manifiesta sobre todas las religiones, aunque conciban odio los politeístas”.