[c. 1006/1007 – Batalla de Graus, 8 de mayo de 1063]

Primer rey de Aragón (1035 – 1063) y rey de Sobrarbe y Ribagorza (1045-1063)

 

Hijo de Sancho III de Pamplona y Muniadonna de Castilla.

 

¿Fue hijo ilegítimo de Sancho III?

Tradicionalmente se ha mantenido que Ramiro I era hijo natural de Sancho III de Pamplona y Sancha de Aybar, una joven noble de las tierras de Aybar (Aibar en euskera). Ramiro era el primogénito pero no era legítimo. Pero no existe ningún documento histórico que abale esta tesis, solo leyendas posteriores. La primera referencia  a esta ilegitimidad aparece en la Historia Silense, compuesta en el siglo XII y dice que Sancho III: «donó a Ramiro, al que engendró de una concubina, una partecilla de su reino, Aragón, con el fin de que no apareciera ante sus  hermanos como heredero del reino, ya que por parte de madre era irregular».

Se le concedió el título de regulus, −así consta ya firmando un documento junto a su padre en el 1011− como al resto de sus hermanastros, y creció en la corte con su madre.

Tras la muerte de su padre, sus dominios fueron repartidos entre sus hijos. García Sánchez III recibió Navarra; Fernando Sánchez el condado de Castilla; Gonzalo el reino de Ribagorza y Sobrarbe; y Ramiro los dominios del antiguo condado de Aragón, con capital en Jaca.

 

Fundador del reino de Aragón

Aunque teóricamente Ramiro estaba supeditado a su hermano García Sánchez III, en la práctica Ramiro fue reconocido como rey en sus dominio por todos sus barones.

Coaligado con los reyes musulmanes de Zaragoza, Huesca y Tudela, atacó al rey de Pamplona, García III Sánchez, llegando hasta Tafalla (1043), donde perdió una batalla. Poco después debió firmar la paz con su hermano, pues durante la Navidad de 1045 estaba en Nájera con aquel.

Asentó las fronteras de su reino  y en 1045 incorporó los dominios Sobrarbe y Ribagorza tras el asesinato de su hermano Gonzalo.

Miniatura de Ramiro I ( a la derecha) del siglo XII

Miniatura de Ramiro I ( a la derecha) del siglo XII

Política eclesiástica

Instituyó un obispo de Aragón (aragonensis episcopus) con sede en San Adrián de Sásabe; su hijo Sancho Ramírez convertirá posteriormente Jaca en sede episcopal.

Mantuvo relaciones cordiales con los cluniacenses. San Odilón, abad de Cluny, dedica frases halagadoras a Ramiro I en una carta dirigida al abad Paterno, donde le comunica que todos los días rogaba su comunidad por el monarca aragonés.

El papa Gregorio VII, posteriormente, lo llamó rey cristianísimo y nuevo Moisés. Se le atribuye equivocadamente, la introducción del rito romano en Aragón.

Óleo de Ramiro I de Aragón por Manuel Aguirre y Monsalbe, 1885.

Óleo de Ramiro I de Aragón por Manuel Aguirre y Monsalbe, 1885.

Alianza con el condado de Urgel y expansión frente a las taifas de Lérida y Zaragoza

Las sustanciosas parias que pagaba el rey taifa de Zaragoza para evitar el ataque cristiano se las disputaban además de Aragón, el conde de Urgel, el de Pallars y el conde de Barcelona Ramón Berenguer I.

Ramiro I estableció una alianza con el condado de Urgel, casando a su primogénito Sancho Ramírez con una hija de Armengol III de Urgel (a quien además dio en matrimonio a su hija Sancha) para así oponerse a las ansias expansionistas del conde de Barcelona Ramón Berenguer I en la zona del Cinca medio.

Esta alianza permitió a Ramiro expandir sus fronteras a costa de los territorios musulmanes. Su política en relación con la Reconquista se caracteriza por la aparición de estas nuevas tenencias: Secorún (1036), sobre la Sierra de Guara; Senebué (1036) y Javierre (1036), en el valle del alto Gállego; Santa María de Buil (1043), Monclús (1049), Castejón de Sobrarbe (1056) y Albizanda (1062), sobre el río Cinca; Perarrúa (1049), sobre el Esera; Luzás (1045), Falces (1062, despoblado cercano a Benabarre), Benabarre (1062), Laguarrés (1062) y Lascuarre (1062), sobre la Sierra del Castillo, y Cornudella ( 1062), Sobre el Noguera Ribagorzana.

Además de ampliar sus dominios, además impedía a Ramón Berenguer I —que había comprado castillos en la zona, en tierras que los condes catalanes reconocieron pertenecer al condado de Ribagorza como parte del reino de Aragón—​ el acceso al Cinca. La tenencia de Benabarre fue entregada al vizconde urgelés de Tost, Arnal Mir, quien también se había convertido en aliado del rey aragonés.

 

Batalla de Graus (1063)

Ramiro I intentó tomar la poderosa fortaleza de Graus al rey de la taifa de Zaragoza Al-Muqtadir. El rey musulmán contó con la ayuda de la mesnada del aún infante Sancho II de Castilla en cuyo ejército figuraba Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid

Al-Muqtadir primeramente perdió las plazas de Torreciudad y Fantova, al norte de Barbastro, y la balanza parecía inclinarse del bando cristiano,​ pero finalmente consiguió rechazar a los aragoneses que perdieron en esta batalla a su rey, al parecer asesinado por un soldado árabe, llamado Sadaro o Sadada, que hablaba romance y que, acercándose al real de Ramiro I disfrazado de cristiano, le clavó una lanza en la frente.

Murió ante las puertas de Graus el 8 de mayo de 1063.

Signum regis de Ramiro I de Aragón

Signum regis de Ramiro I de Aragón

 

Sepultura y sucesión

El cuerpo de Ramiro I fue sepultado en el Panteón de los Reyes del monasterio de San Juan de la Peña. Allí existía una inscripción que rezaba:

«Hic reqviescit Ranimirvs rex qvi obiit VIII idvs madii die V feria»,

es decir, «Aquí descansa el rey Ramiro que falleció el jueves 8 de mayo». La epigrafía actualmente está desaparecida y nos ha llegado por referencia de los padres Moret y Huesca.

Fue sucedido por su primogénito legítimo, Sancho Ramírez, quien ya había sido designado sucesor en un testamento del 29 de julio del 1059.

 

Miniatura de Ramiro I, Jaca, s. XIII

Miniatura de Ramiro I, Jaca, s. XIII

Matrimonio y descendencia de Ramiro I de Aragón

Su padre Sancho III trató de gestionar, sin éxito, su matrimonio con Sancha, hermana del rey Bermudo III de León, en el 1032.

En agosto del 1036 (existe un carta de arras datada el 22 de agosto de 1036) Ramiro I de Aragón contrajo matrimonio con Gisberga o Ermesinda de Aragón, hija de Bernardo Roger de Foix, conde de Carcasona. Tuvieron los siguientes hijos:

  • Sancho Ramírez, su sucesor en el trono del reino de Aragón.
  • Sancha de Aragón, esposa del conde Armengol III de Urgel.
  • García Ramírez, obispo de Aragón y de Pamplona
  • Urraca, monja en el convento de Santa cruz de la Serós.
  • Teresa, esposa de Guillermo Beltrán de Provenza

Ermesinda falleció y Ramiro I volvió a contraer matrimonio en algún momento anterior al 10 de octubre 1054. Su segunda esposa fue Inés de Aquitania, posiblemente hija de Guillermo VI, duque de Aquitania. No se conoce descendencia de este matrimonio

De una relación extramatrimonial con una noble llamada Amuña o Amunna nació su primer hijo, al que se conoce como conde Sancho Ramírez.

 


Fuentes: