Portada » Personajes » Lubna de Córdoba

Lubna de Córdoba

por Javier Iglesia Aparicio
0 comentario 374 visitas 4 min. de lectura
A+A-
Reset
Lubna de Córdoba

[Córdoba, s. X] Lubni bint ‘Abd al-Mawli Al-Katib Al-Qurtubi, en árabe لبنی قرطبیہ

Fue una esclava de la corte del califato de Córdoba en la segunda mitad del siglo X famosa a causa de sus conocimientos en gramática, y por la calidad de su poesía. Se desconocen sus fechas de nacimiento y fallecimiento exactos. Se sabe que nace en una familia esclava que trabajaba en el palacio de Abderramán III, Medina Azahara. José Miguel Puerta Vílchez, propone que el padre de Lubna era el propio Abderramán III.1

Actividad cultural en la corte de Al-Hakam II

Según las crónicas árabes, durante la época de Al-Hakam II, se podía encontrar en Córdoba más de 170 mujeres letradas, encargadas de copiar los libros. En ese ambiente de promoción de la cultura, Lubna destacó consiguiendo primero un puesto de copista (nasikha) en la biblioteca que a la postre promocionó hasta llegar a ser la organizadora de la biblioteca y secretaria (kátiba al-kubra) del propio califa.

Ibn Bashkuwāl en su obra Kitāb al-Sila fi Tarikh A’Immat al-Andalus, dice de ella:

Ella dominó la escritura y la ciencia de la poesía, y su conocimiento de las matemáticas fue amplio y grande; ha dominado muchas otras ciencias y no había nadie más noble que ella en el palacio omeya

En la biblioteca de Córdoba, Lubna estaba encargada de reproducir, escribir y traducir muchos manuscritos. Además, Lubna viajó a través del Oriente Medio (El Cairo, Damasco y Bagdad) buscando libros para añadir a su biblioteca. También ella, junto al judío Hasday b. Shaprut, fue la impulsora de la creación de la famosa biblioteca de Medina Azahara.

La destrucción de la biblioteca de Córdoba (979)

Pero todo cambió tras el ascenso al poder de Almanzor, ya bajo el califa Hisham II. En el 979, para demostrar su apoyo a los intolerantes, se produjo uno de los hechos más traumáticos para la ciudad. Almanzor los invitó a la gran biblioteca de Córdoba. Allí, los animó a apilar en el jardín los libros que trataran de otras ciencias para después quemarlos. Una parte del conocimiento murió en las llamas, otros tantos libros se enterraron y algunos se vendieron. El resto se perdió a principios del siglo XI durante el saqueo de Córdoba.

No se sabe exactamente dónde finalizó sus días Lubna. Es posible que tras esta destrucción huyera de Córdoba. Se sostiene que acabó sus días en Carmona en el año 984, aunque no he logrado encontrar la fuente donde esto se afirma.

Lubna de Córdoba, obra de José Luis Muñoz.

Obra y repercusión de Lubna

Lubna no era simplemente una escritora y una traductora, sino que también realizaba comentarios de libros de autores como Euclides o Aristóteles. También escribió poesía aunque no se ha conservado ninguna de sus obras.

Fue maestra de ajedrez y matemáticas a los niños de la corte. Y estableció una escuela en la biblioteca donde enseñaba lengua y matemáticas a los niños pobres de Córdoba.

Por otro lado, esa labor de copia y de búsqueda de libros seguramente permitió que muchas no se perdieran para siempre y que llegaran hasta nuestros días.

Desde 2019, por decisión del Ayuntamiento, una calle de la ciudad de Córdoba, lleva el nombre Escriba Lubna, en su homenaje.

Kamila Shamsie ha propuesto la hipótesis de que Lubna de Córdoba y Fátima de Córdoba, otra bibliotecaria de la misma época fueran la misma persona2.

  1.  Puerta Vilchez, José Miguel (2013). Reflections on Qurtuba in the 21st Century. Casa Árabe. pp. 29–68. ↩︎
  2. Shamsie Kamile: Podcast The Islamic Golden Age. Lubna of Cordoba. https://www.bbc.co.uk/sounds/play/b03vd5xt ↩︎

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.