Sisalda (s. VIII)

Concubina del rey Alfonso I de Asturias (739-757)

Sisalda es el nombre que desde el siglo XIX se da a la supuesta madre del rey Mauregato, hijo natural de Alfonso I de Asturias. Las crónicas asturianas (Rotense, Ad Sebastianum) únicamente dicen que Mauregato es hijo de Alfonso I y de una sierva (de serua tamen natus). De esta única cita se han propuesto numerosas teorías para explicar el origen de dicha sierva.

Ambrosio de Morales¹ supone que Sisalda era una esclava y que, por lo tanto, sería musulmana y que por eso el nombre de Mauregato vendría de Maura (mora en latín). Enrique Flórez² apoya la teoría de que no era un bastardo (nacido mientras vivía la reina Ermesinda) sino que, siguiendo el Chronicon Mundi de Lucas de Tuy³, quien dice que nació tras la muerte de Ermesinda, sería un hijo natural tenido con un criada o sierva procedente del actual concejo de Caso, en Asturias. En este sentido de negar la ascendencia musulmana de la madre de Mauregato, el historiador Prudencio de Sandoval4 suponía que procedía de la actual Maragatería y de ese lugar donde se crió vendría su nombre. Pellicer5 supone que el nombre del rey esta compuesto de Mauro y Gatón. Mauro por devoción a San Mauro; Gatón, por el conde del Bierzo que repobló Astorga (aunque esto realmente ocurrió un siglo más tarde).

En conclusión: una serie de hipótesis más o menos fabulosas para dar una filiación a Mauregato y una explicación a su nombre.

El origen del nombre de Sisalda

El nombre de Sisalda, de la madre de Mauregato, no se cita en ninguna de las crónicas históricas ni tampoco por historiadores antiguos que recogían tradiciones o informaciones de otras fuentes. Por ejemplo, el historiador del siglo XVIII Enrique Flórez dice expresamente que no se conocía el nombre de la madre de Mauregato: «Tuvo el rey (Alfonso I) fuera de matrimonio un hijo, llamado Mauregato, el qual después se introdujo en el trono sin pertenecerle. Su madre no está conocida por el nombre, ni aun por la calidad, ni por la patria». 

No he sido capaz de encontrar el origen del nombre Sisalda más allá de tradiciones o cuentos escritos en el siglo XIX. La primera, en orden cronológico, es del año 1854 y aparece en el Semanario Pintoresco Español en una biografía sobre Alfonso el Católico escrita por Nicolás Castor de Caunedo6. Nicolás anota que en el concejo asturiano de Caso existe una tradición que afirma que Sisalda nació en una antigua torre de la población de Campo de Caso y que en esos momentos aún era visible y pertenecía a los condes de Nava. Actualmente ya no existe. En su solar se encuentra una casa de estilo indiano de comienzos del siglo XX y conocida como Casa de la Torre (en la imagen), justo al lado de la capilla de San Cosme.

Esta tradición fue al poco tiempo plasmada en un cuento titulado «Sisalda (Tradición)» de Eusebio Martínez de Velasco publicado en la revista El Museo Universal del año 1863. El cuento narra la siguiente historia7:

En el año 751, el anciano conde don Suero de Buyeres, conde de Caso, tiene en su castillo a la joven Sisalda, esclava africana que de niña fue hecha prisionera tras la batalla de Ledesma. También suele frecuentar su casa un gallardo caballero, «a quien el anciano prócer llamaba su amo y la joven sierva el caudillo de los ojos azules». Una noche un pavoroso incendio se declara en la torre y don Suero y la joven Sisalda quedan aislados a merced de las llamas. Cuando ya todo parece perdido un gallardo caballero cuyo casco oculta su rostro, se abre paso para rescatar a los dos víctimas, mientras exclama: «¡Sisalda!… ¡Sisalda mía!…» Deja al anciano en brazos de los criados y desaparece llevándose a Sisalda desmayada. Cuando la joven recobra el sentido se halla en los aposentos del «caudillo de los ojos azules» que se descubre como don Alfonso el Católico, rey de Asturias, quien le declara su amor. Un hijo de ambos, Mauregato, será  rey de Asturias entre el 783 y el 789.

El mismo Eusebio Martínez de Velasco incorpora esta historia a la Biblioteca Enciclopédica Popular Ilustrada editada en 1882 por Gregorio Estrada en la Sección 4ª – Historia llamada Guadalete y Covadonga del año 600 al 900. Es después cuando en numerosos artículos, historias y biografías se dice que Mauregato es un hijo que Alfonso I tuvo con una concubina llamada Sisalda pero ninguno cita la fuente de dicha tradición.

 


  1. Coronica general de España de Ambrosio de Morales (1574), tomo VII, libro XIII. Dice hablando de Alfonso I: «Tuvo mas un hijo bastardo habido en una esclava, por nombre Mauregato, que parece tiene en el nombre algo del linage de la madre, si era mora, que en latín se llama maura, y no se puede dudar haber sido esclava su madre, pues todos los tres Prelados antiguos expresamente lo escriben y así se puede bien creer.»
  2. Memoria de las reynas catholicas… vol. I (1761) de Enrique Flórez.
  3. Lucas de Tuy en su Chronicon Mundi dice que Mauregato […] fuit natus (Mauregatus) de ancilla quadam de Caso, pulchra nimis, post mortem Hemesendae Reginae. Es decir, que después de la muerte de la reina Ermesinda tuvo un hijo con una sierva que era muy hermosa, de Caso.
  4. Prudencio de Sandoval, Historia de cinco obispos… (1634)
  5. José Pellicer de Ossau Salas y Tovar en sus Annales de la Monarquía de España después de su pérdida (1681)
  6. Semanario Pintoresco Español, Madrid, año 1854, pág. 43
  7. Resumen tomado del buscador del Grupo de Investigación del Cuento Español del siglo XIX (GICES XIX), de la ficha http://gicesxix.uab.es/showCuento.php?idCuento=937.