INCIPIT CRONICA UISEGOTORUM A TEMPORE BAMBANI REGIS USQUE NUNC IN TEMPORE GLORIOSI ORDONI REGIS DIVE MEMORIE ADEFONSI REGIS FILIO COLLECTA

EMPIEZA LA CRÓNICA DE LOS VISIGODOS, COMPILADA DESDE EL TIEMPO DEL REY WAMBA HASTA AHORA, EL TIEMPO DEL GLORIOSO REY ORDOÑO, DE SANTA MEMORIA, POR EL REY ALFONSO, SU HIJO

1. Recesuindus Gotorum rex ab urbe Toleto egrediens in uillam propriam uenit, cui nomen erat Gerticos, quod nunc a bulco appellatur Bamba, qui in monte Caure esse dignoscitur, ibique proprio morbo discesit. Quumque rex uitam finisset et in eodem loco sepultus fuisset, ab omnibus i conmune electus est Bamba in regno era DCCX. Sed ille renuens et adipiscere nolens, tamen accepit inuitus quod poposcebat exercitus. Statimque Toleto aduectus in eclesia sancte Marie est in regno perhunctus. Ea hora presentibus cunctis uisa est apis ex caput eius exilire et ad celis uolitare; et hoc signum factum est a Domino ut futuras uictorias nuntiaret, quod postea prouauit ebentus. Astores et Uascones crebro reuelantes plures uices edomuit et suo imperio subiugauit. Paulum quendam ducem prouincie Gallie directum + statimque reuellauit et omnem patriam illam conturuauit. Acminibus Francorum adiubatus contra Bambanem regem ad prelium est preparatus. Quo predicto regi Uasconie per nuntium est delatum. Statim illis in partibus premouit exercitum. Paulum uero de ciuitate in ciuitatem fugientem persequitur rex, quousque Nimascum ciuitatem ingreditur, ibique eum obsidione uallauit. Tertio quoque die eos omnes cepit, cum eo iudicialiter intendit et ei occulos euellere precepit. Multa quoque acmina Francorum ibi interemit, prouinciam quoque illam ordine suo correxit at ad urbem Toletanam cum triumfo reuertit.

1. Recesvinto, rey de los godos, partiendo de la ciudad de Toledo marchó a una villa suya cuyo nombre era Gérticos, que ahora es llamada por la gente Wamba, la cual es sabido que está en la sierra de Caura, y allí murió de enfermedad natural. Y una vez que el rey hubo acabado su vida y fue sepultado en el mismo lugar, Wamba fue elegido para el reino por todos en común, en la era 710 (año 672). Y aunque él se resistía y no quería recibirlo, al final aceptó contra su voluntad lo que el ejército exigía; y llevado inmediatamente a Toledo fue ungido como rey en la iglesia de Santa María. En esa hora fue vista por todos los presentes una abeja que salía de su cabeza y volaba a los cielos; y esta señal fue hecha por el Señor para anunciar sus futuras victorias, lo que resultó comprobado por lo que luego ocurrió. A los astures y vascones, que se rebelaban continuamente, los sometió varias veces y los subyugó a su imperio. Un cierto duque Paulo, que había sido enviado a la provincia de la Galia, se rebeló de inmediato y perturbó toda aquella tierra. Ayudado por tropas de los francos se aprestó a la lucha contra Wamba. Ello le fue comunicado al dicho rey en Vasconia por un mensajero. Al instante llevó su ejército a aquellas regiones. A Paulo, que huía de ciudad en ciudad, lo persigue hasta que entra en la ciudad de Nîmes, y allí lo rodeó con un asedio. Y al tercer día echó mano a todos ellos, procedió judicialmente contra él, y dispuso que le arrancarán los ojos. También aniquiló allí a numerosos contingentes de francos, y además puso en orden aquella provincia, y se volvió triunfal a la ciudad de Toledo.

2. Illius quoque tempore CCLXX nabes Sarracenorum Spanie litus sunt adgresse, ibique omnes pariter sunt delete et ignibus concremate. Hic rex Toleto sinoda sepius agere ordinauit, sicut et in canonica sententia plenissime declarauit . Tempore namque Cindasuindi regis ex Grecia uir aduenit nomine Ardauasti, qui prefatus uir ab imperatore a patria sua est expulsus mareque transiectu[s] Spania est aduectus. Quem iam supra factus Cindasuindus rex magnifice suscepit et ei in coniungio consubrinam suam dedit, ex qua coniunctionem natus est filius nomine Eruigius. Quumque prefatus Eruigius palatio esset nutritus et honore comitis sublimatus, superuia elatus callide aduersus regem est excogitatus. Erbam cui nomen est spartus illi dedit potandam; statimque ei memoria est ablata. Quumque episcopus ciuitatis seu et obtimates palatii qui regis fideles erant, cui penitus causa potionis lateuat, uidissent regem iacentem et memoriam nullam abentem, causa pietatis comoti, ne rex sine ordine migraret, statimque ei confessionis ordinem seu et penitentie dederunt. Quumque rex a potione surrexit et factum persensit, ad monasterium perrexit ibique quamdiu uixit in religione permansit. Fuit in regno annis VIIII, m. I, et in monasterio uixit annis VII, m. III. Propria morte discescit era DCCXVIIII.

2. También en su tiempo arribaron a la costa de España 270 naves de sarracenos, y en el propio lugar todas por igual fueron destruidas y quemadas por las llamas. Este rey ordenó que se hicieran con frecuencia sínodos en Toledo, tal como declaró con la mayor amplitud en su tomo conciliar. Pues bien, en tiempo del rey Chindasvinto llegó de Grecia un hombre llamado Ardabasto. Dicho varón fue expulsado de su tierra por el emperador, y cruzando el mar se trasladó a España. El mencionado rey Chindasvinto lo acogió magníficamente y le dio en matrimonio a una sobrina suya, enlace del que nació un hijo que se llamó Ervigio. Y como el dicho Ervigio se hubiera criado en el palacio, y se hubiera visto enaltecido con el título de conde, hinchado por la soberbia concibió astutas maquinaciones contra el rey. Le dio a beber la hierba que se llama esparto; al momento se vio privado del sentido. Y cuando el obispo de la ciudad, y también los notables de palacio, que eran leales del rey, y a los que les era totalmente desconocido el asunto de la pócima, vieron al rey tendido y carente de todo sentido, conmovidos por la piedad, y a fin de que el rey no se fuera sin sacramentos, al instante le dieron el sacramento de la confesión y de la penitencia. Y cuando el rey despertó del efecto del brebaje y se dio cuenta de lo ocurrido, se marchó a un monasterio y allí se quedó en religión todo el tiempo que vivió. Estuvo en el trono nueve años y un mes, y en el monasterio vivió siete años y tres meses. Murió de muerte natural en la era 719 (año 681).

3. Post Bambanem Eruigius regnum obtinuit que tyrannize sumsit. ‘Insulta siiioda egit’ legesque prodecessore suo suites ex parte corripit et alias ex nomme suo Andover precepit et, ut feront, pins et modestus erga subditis fuit. Filiam quoque sua nomine Ciscilonem magno uiro Egicani consubrino Bambani regi in coniungio dedit. Fine proprio defunctus est Toleto. Regnauit a. VI. m. IIII.

3. Después de Wamba se hizo con el reino Ervigio, que lo tomó de manera ilegítima. Hizo muchos sínodos, y las leyes promulgadas por su predecesor en parte las corrigió y otras mandó que se hicieran en su nombre, y según cuentan, fue piadoso y moderado para con sus súbditos. También dio en matrimonio a su hija Cixilón, al notable Egica, sobrino del rey Wamba. Murió de muerte natural en Toledo. Reinó seis años y cuatro meses.

4. Era DCCXXV huic in regno gener illius Egica successit. Iste quidem sapiens et patiens fuit. Sinoda generalia egit. Gentes multas infra regnum tumentes perdomuit. Cum Francis ter prelium gessit, sed triumfum nullum cepit. ‘Quumque regnum conscendit, abungulus eius Bamba rex ei precepit ut coniungem dimitteret, eo quod pater eius Eruigius callide eum a regno expullisset. Quod ille iussa conpleuit et quadam occasionem earn dimisit. Sed ante uxoris dimissionem abebat ex ea filium adulescentem nomine Uitizanem, quern rex in uita sua in regno participem fecit et eum in Tudensem ciuitatem auitare precepit, ut pater teneret regnum Gotorum et filius Sueuorum. Qui ante filii electionem regnauit annis X et cum filio a. V. Finem proprio Toleto discescit.

4. En la era 725 (año 687) le sucedió en el trono su yerno Egica. Este fue en verdad sabio y compasivo. Hizo sínodos generales. A muchas gentes que se rebelaron dentro del reino las sometió. Con los francos guerreó por tres veces, pero no consiguió triunfo alguno. Y cuando subió al trono, su tío materno el rey Wamba le ordenó que repudiara a su esposa, en razón de que el padre de ella, Ervigio, lo había expulsado a él fraudulentamente del trono. El cumplió este mandato, y con un pretexto la despidió. Mas de antes de despedir a su esposa tenía de ella un hijo adolescente de nombre Vitiza, al que el rey hizo en vida partícipe del reino, y le ordenó que habitara la ciudad de Tuy, de manera que el padre tuviera el reino de los godos y el hijo el de los suevos. Antes de la elección de su hijo reinó diez años, y junto con su hijo cinco. Murió de muerte natural en Toledo.

5. Era DCCXXXVIIII post Egicanis discessum Uitiza ad regni solium reuertitur Toleto. Iste quidem probrosus et moribus flagitiosus fuit. Concilia dissoluit, canones siggillauit, huxores et concubinas plurimas accepit et, ne aduersus eum concilium fieret, episcopis, presbiteris seu diaconibus huxores abere precepit. Istut namque Spanie causa pereundi fuit, sicut dicit scriptura: Quia habundauit iniquitas, refrigessit karitas, et alia scriptura dicit: Si peccat populus, orat sacerdos; si peccat sacerdos, plaga in populo. Et quia reccesserunt a Domino ut non ambularent in uiis preceptorum eius et non obseruanter custodirent qualiter Dominus proibet sacerdotibus inique agere, dum dicat ad Moysen in Exodo: Sacerdotes qui accedunt ad Dominum Deum sanctificentur, ne forte derelinquat illos Dominus, et iterum: Quum accedunt ministrare ad altare sanctum, non adducant in se delictum, ne forte moriantur, et quia reges et sacerdotes Domino de<re>linquerunt, ita cuncta agmina Spanie perierunt. Interea Uitiza post regni annis X morte propria Toleto migrauit era DCCXLVIIII.

5. En la era 739 (año 701), tras el fallecimiento de Egica, Vitiza vuelve a Toledo para ocupar el trono del reino. Este fue en verdad un hombre deshonesto y de escandalosas costumbres. Disolvió los concilios, selló los cánones, tomó numerosas esposas y concubinas, y, para que no se hicieran concilios contra él, ordenó que los obispos, presbíteros y diáconos tuvieran esposas. Y esto fue la causa de la perdición de España, según dice la Escritura:«Porque abundó la iniquidad, se enfría la caridad», y otro pasaje dice: «Si peca el pueblo, ora el sacerdote; si peca el sacerdote, plaga en el pueblo». Y dado que se apartaron del Señor, de manera que no caminaban en la senda de sus preceptos, y no guardaban observantemente el mandato del Señor, que prohíbe a los sacerdotes obrar inicuamente, cuando dice Moisés en el Éxodo: «Los sacerdotes que se acercan al Señor, que sean santificados, no sea que el Señor les vuelva la cara», y otra vez: «Cuando se acercan a oficiar al altar santo, no lleven en sí delito, no sea que perezcan», y puesto que reyes y sacerdotes pecaron contra el Señor, así perecieron todos los ejércitos de España. Entretanto Vitiza, tras diez años de reinado, falleció de muerte natural en Toledo, en la era 749 (año 711).

6. Quo Uitizane defuncto Rudericus a Gotis eligitur in regno. Nos uero antea prosapiem generis eius nunciauimus quam regni eius exordia disponamus. Qui iam factus Rudericus ex patre Teodefredo est genitus. Teodefredus uero filius Cindasuindi regis fuit, quem pater in etate parbuli reliquid. Quumque tempus transisset et ad etatem perfectam uenisset, uidens eum Egica rex eligantem, recogitans in corde ne cum Gotis coniurationem faceret et eum a paterno regno expuleret, Teodefredo oculos euellere precepit. Qui a regia urbe expulsus Corduba adiit habitandus, ibique sortitus est ex magno genere huxorem nomine Ricilonc, et ex eis natus est filius iam ditus Rudericus. Qui Rudericus iam supra fatus creuit et ad etatem perfectam uenit. Uir uellator fuit. Antequam regnum adipisceret, Corduba in ciuitate palatium est fabricatus, qui nunc a Caldeis Uallat Ruderici est uocitatus. lam nunc reuertamur ad ordinem regni.

6. Muerto Vitiza, Rodrigo es elegido rey por los godos. Y nosotros expondremos la prosapia de su linaje antes de narrar el inicio de su reinado. El ya nombrado Rodrigo tuvo por padre a Teodefredo. Teodefredo, por su parte, fue hijo del rey Chindasvinto, al que su padre dejó cunado era de corta edad. Y como hubiera pasado el tiempo y llegase a la edad cumplida, al ver su prestancia el rey Egica, temiendo en su corazón que hiciera una conjura con los godos y lo echara del trono de su padre, ordenó arrancar los ojos a Teodefredo. Este, expulsado de la ciudad regia, marchó a vivir a Córdoba. Y allí obtuvo una esposa de alto linaje, llamada Riquilón, y de ellos nació el hijo Rodrigo ya dicho. El ya mencionado Rodrigo creció y llegó a la edad cumplida. Fue hombre guerrero. Antes de hacerse con el reino se construyó un palacio en la ciudad de Córdoba, que hasta ahora es llamado por los musulmanes «Vallat de Rodrigo» (Palacio de Rodrigo). Y ahora volvamos a la historia del reino.

7. Postquam Uitiza fuit defunctus, Rudericus in regno est perhunctus. Cuius tempore adhuc in peiori nequitia creuit Spania. Anno regni illius tertio ob causam fraudis filiorum Uitizani Sarrazeni ingressi sunt Spaniam. Quumque rex ingressum eorum cognouisset, statim cum exercitu egressus est eis ad uellum. Sed suorum peccatorum classe oppressi et fihorum Uitizani fraude detecti in fuga sunt uersi. Quo exercitus fugatus usque ad internicionem +eo+ pene est deletus. Et quia derelinquerunt Dominum ne seruirent ei in iustitia et ueritatem, derelicti sunt a Domino ne auitarent terram desiderauilem . De Ruderico uero rege, cuius iam mentionem fecimus , non certum cognouimus interitum eius. Rudis namque nostris temporibus quum ciuitas U iseo et suburbis eius iussum nostrum esset populatus, in quadam ibi baselica monumentus inuentus est, ubi desuper epitafion huiusmodi est conscriptus: Hic requiescit Rudericus ultimus rex Gotorum. Sed redeamus ad illum tempus quo Sarrazeni Spaniam sunt adgressi.

7. Después de que falleció Vitiza, Rodrigo fue ungido como rey. En su tiempo España marchó hacia una iniquidad todavía peor. En el año tercero de su reinado, y a causa de la traición de los hijos de Vitiza, entraron los sarracenos en España. Y como el rey hubiera sabido de su entrada, al momento salió con el ejército para luchar contra ellos. Pero, aplastados por la muchedumbre de sus pecados y traicionados por el fraude de los hijos de Vitiza, fueron puestos en fuga. Puesto en fuga el ejército, fue destruído casi hasta el exterminio. Y como abandonaron al Señor, para no servirle en justicia y en verdad, fueron abandonados por el Señor, de manera que no habitaran la tierra deseable. Por lo que se refiera al rey Rodrigo, del cual ya hemos hecho mención, no sabemos con certeza de su muerte. En nuestros rudos tiempos, cuando la ciudad de Viseo y sus alrededores fueron poblados por nuestro mandato, en cierta basílica de allí se encontró un sepulcro en el que está escrito encima un epitafio de este tenor: «Aquí descansa Rodrigo, último rey de los godos». Pero volvamos al tiempo en que los sarracenos entraron en España.

8. [III Idus Nouembris era DCCLII] Araues tamen regionem simul et regno opresso plures gladio interfecerunt, relicos uero pacis federe blandiendo situ subiugauerunt. Urbs quoque Toletana, cunctarum gentium uictris, Ismaeliticis triumfis uicta subcubuit et eis subiugata deseruit . Per omnes prouincias Spanie prefectos posuerunt et pluribus annis Bauilonico regi tributa persolberunt <quousque sibi regem elegerunt>, et Cordoba urbem patriciam regnum sibi firmaberunt. Per idem ferre tempus in hac regione Asturiensium prefectus erat in ciuitate leione nomine Munnuza conpar Tarec. Ipso quoque prefecturam agente, Pelagius quidam, spatarius Uitizani et Ruderici regum, dicione Ismaelitarum oppressus cum propria sorore Asturias est ingressus. Qui supra nominates Munnuza prefatum Pelagium ob occassionem sororis eius legationis causa Cordoua misit; sed antequam rediret, per quodam ingenium sororem illius sibi in coniungio sociauit. Quo ille dum reuertit, nulatenus consentit, set quod iam cogitauerat de salbationem eclesie cum omni animositate agere festinauit. Tune nefandus Tarec ad prefatum Munnuza milites direxit, qui Pelagium conprehenderent et Cordoua usque ferrum uinctum perducerent. Qui dum Asturias peruenissent uolentes eum fraudulenter conprendere, in uico cui nomen erat Brece per quendam amicum Pelagium manifestum est consilio Caldeorum. Sed quia Sarrazeni plures erant, uidens se non posse eis resistere de inter illis paulatim exiens cursum arripuit et ad ripam flubii Pianonie peruenit. Que foris litus plenum inuenit, sed natandi adminiculum super equum quod sedebat ad aliam ripam se trantulit et montem ascendit. Quem Sarrazeni persequere cessaberunt. Ille quidem montana petens, quantoscumque ad concilium properantes inuenit, secum adiuncxit adque ad montem magnum, cui nomen est Aseuua, ascendit et in latere montis antrum quod sciebat tutissimum se contulit; ex qua spelunca magna flubius egreditur nomine Enna. Qui per omnes Astores mandatum dirigens, in unum colecti sunt et sibi Pelagium principem elegerunt. Quo audito, milites qui eum conprehendere uenerant Cordoua reuersi regi suo omnia retulerunt, Pelagium, de quo Munnuza suggessionem fecerat, manifestum esse reuellem . Quo ut rex audiuit, uessanie ira commotus hoste innumerauilem ex omni Spania exire precepit et Alcamanem sibi socium super exercitum posuit; Oppanem quendam, Toletane sedis episcopum, filium Uitizani regis ob cuius fraudem Goti perierunt, eum cum Alkamanem in exercitum Asturias adire precepit. Qui Alkama sic a consorte suo consilio aceperat ut, si episcopo Pelagius consentire noluisset, fortitudine prelii captus Corduua usque fuisset adductus. Uenientesque cum omni exercitu CLXXXVII ferre milia armatorum Asturias sunt ingressi.

8. [El 11 de noviembre de la era 752 (año 714)] los árabes, dominada la tierra junto con el reino, mataron a los más  por la espada, y alos restantes se los ganaron atrayéndolos con tratado de paz. También la ciudad de Toledo, vencedora de todas las gentes, cayó vencida por el triunfo ismaelita, y sometida quedó bajo su servidumbre. Por todas las provincias de España pusieron gobernadores, y durante varios años pagaron tributo al rey de Babilonia, <hasta que eligieron uno propio>, y afianzaron su reino en Córdoba, Ciudad Patricia. Por ese tiempo era gobernador en esta región de los asturianos, en la ciudad de Gijón, un hombre llamado Munnuza, compañero de Tariq. Cuando el tal desempeñaba el gobierno, un cierto Pelayo, que había sido espatario de los reyes Vitiza y Rodrigo, agobiado por la dominación de los ismaelitas se metió en Asturias en compañía de su hermana. El antes nombrado Munnuza envió al dicho Pelayo a Córdoba con el pretexto de una comisión, a causa de su hermana; pero antes de que volviera, por medio de un engaño, se unió en matrimonio con la hermana. Cuando él volvió, no lo aprobó en modo alguno, sino que con el mayor ánimo se aprestó a poner en práctica lo que ya tenía pensado en torno a la salvación de la Iglesia. Entonces el nefando Tariq envió al ya nombrado Munnuza hombres armados para que apresaran a Pelayo y lo llevaran encadenado a Córdoba. Cuando ellos llegaron a Asturias y pretendieron cogerlo con un engaño en un lugar que se llamaba Brece, le fue revelado a Pelayo el propósito de los musulmanes por un amigo suyo. Pero como los sarracenos eran más, y viendo que no podía hacerles frente, saliéndose con cuidado de entre ellos picó espuelas y llegó a la orilla del río Piloña. Lo encontró crecido y desbordado, pero nadando con la ayuda del caballo que montaba pasó a la otra orilla y subió a la montaña. Los sarracenos dejaron de perseguirlo. Y él, dirigiéndose a las tierras montañosas, reunió a cuantos halló que iban a concejo, y subió a un gran monte cuyo nombre es Auseva, y se refugió en el costado del monte, en una caverna que sabía muy segura; de esa gran cueva sale un río llamado Enna. Una vez que él hizo correr sus órdenes por entre todos los astures, se reunieron y eligieron a Pelayo como su príncipe. Al saberlo los soldados que habían venido a prenderlo, volvieron a Córdoba y contaron todo a su rey: que Pelayo, sobre el que Munnuza había hecho una petición, era rebelde manifiesto. Cuando el rey lo oyó, movido por una ira vesánica, ordenó que saliera de toda España una hueste innumerable, y puso a Alkama, su camarada, al frente del ejército; a cierto Oppa, obispo de la sede de Toledo, hijo del rey Vitiza, por cuya alevosía se perdieron los godos, le ordenó ir a Asturias con Alkama en el ejército. El tal Alkama había recibido de su camarada la consigna de que, si Pelayo no quería hacer caso del obispo, apresado por la fuerza del combate fuera llevado a Córdoba. Y viniendo con todo el ejército entraron en Asturias unos 187.000 hombres en armas.

9. Pelagius uero in montem erat Asseuua cum sociis suis. Exercitus uero ad eum perrexit et ante ostium cobe innumera fixerunt temptoria. Predictus uero Oppa episcopus in tumulo asc endens ante coba dominica Pelagium sic adloquitur dicens: Pelagi, Pelai, ubi es? Qui ex fenestra respondens ait: Adsum. Cui episcopus : Puto te non latere, confrater et fili, qualiter omnis Spania dudum in uno ordine sub regimine Gotorum esset ordinata et pre ceteris terris doctrina atque scientia rutilaret. Et quum, ut supra dixi , omnis exercitus Gotorum esset congregatus, Ismaelitarum non ualuit sustinere impetum: quamto magis tu in isto montis cacumine defendere te poteris, quod mici difficile uidetur! Immo audi consilium meum et ab hac uolumtate animum reuoca, ut multis uonis utaris et consortia Caldeorum fruaris. Ad hec Pelagius respondit: Non legisti in scripturis diuinis quia eclesia Domini ad granum sinapis deuenitur et inde rursus per Domini misericordia in magis erigitur? Episcopus respondit: Uere scriptum sic est . Pelagius dixit: Sees nostra Xps est quod per istum modicum monticulum quem conspicis sit Spanie salus et Gotorum gentis exercitus reparatus. Confido enim quod promissio Domini impleatur in nobis quod dictum est per Dauid: «Uisitauo in uirga iniquitates eorum et in flagellis peccata eorum: misericordia autem meam non abertam ab cis». Et nunc ex oc fïdens in misericordia Ihesu Xpi hanc multitudinem despicio et minime pertimesco. Prelium ergo quam tu minas nobis, habemus aduocatum aput Patrem Dominum Ihesum Xpm, qui ab istis + paucis potens est liuerare nos . Et conuersus episcopus ad exercitum dixit: Properate et pugnate. Uos enim audistis qualiter mici respondit. Ut uolumtatem eius preuideo , nisi per gladii uindicta non habebitis cum eo pacis federe.

9. Pelayo por su parte estaba en el monte Auseva con sus camaradas. Y el ejército marchó contra él, y ante la entrada de la cueva plantaron sus innumerables tiendas. Y el ya dicho obispo Oppa, subiéndose a una altura ante la Covadonga, habla a Pelayo diciéndole así:«Pelayo, Pelayo, ¿dónde estás?». Él, respondiéndole desde una ventana, le dijo:«Aquí estoy». El obispo le dijo:«Creo que no se te oculta, primo e hijo mío, cómo antaño estaba España toda gobernada por una sola ley, bajo el reino de los godos, y brillaba sobre las demás tierras en saber y ciencia. Y cuanto el entero ejército de los godos, como arriba dije, se congregó, no fue capaz de resistir el embate de los ismaelitas; ¡cuánto menos podrás tú defenderte en la cima de este monte, lo que difícil me parece! Más bien escucha mi consejo, y apea tu ánimo de ese empeño, de manera que disfrutes de muchos bienes y goces de la amistad de los musulmanes». A esto respondió Pelayo:«Cristo es nuestra esperanza de que por este pequeño monte que tú ves se restaure la salvación de España y el ejército del pueblo godo. Pues confío en que se cumpla en nosotros la promesa del Señor que fue dicha por David: “Revisaré con la vara sus iniquidades, y con el látigo sus pecados; pero mi misericordia no la apartaré de ellos”. Y ahora yo, fiado en la misericordia de Jesucristo, desdeño a esa multitud y no la temo en absoluto. En el combate con que tú nos amenazas, tenemos por abogado ante el Padre al Señor Jesucristo, que poderoso es para librarnos de esos … pocos». Y volviéndose el obispo al ejército dijo: «Aprestáos a luchar. Pues vosotros mismos habéis oído cómo me ha respondido. Según veo que es su voluntad, no tendréis con él acuerdo de paz si no es por la fuerza de la espada».

10. Iam nunc uero prefatus Alkama iubet comitti prelium. Arma adsumunt, eriguntur fundiuali, abtantur funde, migantur enses, crispantur aste hac incessanter emittuntur sagitte. Sed in hoc non defuisse Domini magnalia: nam quum lapides egresse essent a fundiualis et ad domum sancte uirginis Marie peruenissent, qui intus est in coba , super mittentes reuertebant et Caldeos fortiter trucidabant. Et quia Dominus non dinumerat astas, set cui uult porrigit palmas, egressique de coba ad pugnam, Caldei conuersi sunt in fugam et in duabus diuisi sunt turmas. Ibique statim Oppa episcopus est conprehensus et Alkama interfectus. In eodem namque loco CXXIIIIr milia ex Caldeis sunt interfecti, sexaginta uero et tria milia qui remanserunt in uertize montis Aseuua ascenderunt atque per locum Amossa ad Liuanam descenderunt. Set nec ipsi Domini euaserunt uindictam. Quumque per uerticem montis pergerent, qui est super ripam fluminis cui nomen est Deua, iuxta uillam qui dicitur Causegaudia, sic iudicio Domini hactum est, ut mons ipse afundamentis se rebolbens LXª tria milia uirorum in flumine proiecit et ibi eos omnes mons ipse opressit, ubi nunc ipse flumen, dum limite suo requirit, ex eis multa signa euidentia ostendit. Non istut inannem aut fabulosum putetis, sed recordamini quia, qui Rubri Maris fluenta ad transitum filiorum Israhel aperuit, ipse hos Arabes persequentes eclesiam Domini immenso montis mole oppressit.

10. Y ahora ya el dicho Alkama ordena que se inicie el combate. Toman las armas, se alzan las catapultas, se disponen las hondas, brillan las espadas, se erizan las lanzas, y sin cesar disparan saetas. Pero en esto no faltaron las grandezas del Señor: pues una vez que las piedras habían salido de las catapultas y llegaban a la iglesia de Santa María Virgen, que está dentro, en la cueva, recaían sobre los que las lanzaban y hacían gran mortandad a los musulmanes. Y como el Señor no cuenta las lanzas, sino que tiende las palmas a quien quiere, una vez que de la cueva salieron a combatir, los musulmanes se dieron a la fuga y se dividieron en dos grupos. Y allí fue preso al momento el obispo Oppa y se dio muerte a Alkama. Y en ese mismo lugar fueron muertos 124.000 de los musulmanes, y 63.000 que habían quedado subieron a la cima del monte Auseva, y por el lugar de Amuesa bajaron a la Liébana. Pero ni siquiera ésos escaparon a la venganza del Señor. Cuando marchaban por lo alto del monte que está sobre la ribera del río que se llama Deva, junto a la villa que llaman Cosgaya, ocurrió por sentencia de Dios que ese monte, revolviéndose desde sus fundamentos, lanzó al río a los 63.000 hombres, y allí los sepultó a todos el tal monte, donde todavía ahora ese río, cuando retorna a su cauce, muestra muchas señales evidentes de ellos. No juzguéis esto vano o fabuloso; antes bien recordad que el que abrió las olas del Mar Rojo al paso de los hijos de Israel, ése mismo sepultó bajo la inmensa mole del monte a estos árabes que perseguían a la Iglesia del Señor.

11. Prefatus uero Munnuza dum factum conperiit, ex ciuitate idem legionem maritimam exiliuit et fugam arripuit. In uico quoddam Clacliensem conprehensus cum suis homnibus est interfectus. Tune populatur patria, restauratur eclesia et omnes in comune gratias referunt Deo dicentes: Sit nomen Domini benedictum, qui confortat in se credentes et dextruit inprouas gentes. Infra pauci uero lemporis spatium’ Adefonsus filius Petri Cantabrorum ducis ex regni prosapiem Asturias aduenit. Filiam Pelagii nomen Ermesinda in coniungio accepit. Qui cum socero et postea uictorias multas peregit. lam denique tune reddita est pax terris. Et quantum cresceuat Xpi nominis dignitas, tantum tabesceuat Caldeorum ludibriosa calamitas’ . Uixit quoque in regno a. XVIIII. Morte propria Canicas uitam finiuit era DCCLXXV.

11. Mas el ya dicho Munnuza, al saber del hecho, escapó de la ciudad marítima de Gijón y se dio a la fuga. Apresado en el pueblo Clacliense, fue muerto junto con sus hombres. Entonces se puebla la tierra, se restaura la Iglesia y todos en común dan gracias diciendo: «Bendito sea el nombre del Señor, que conforta a los que creen en Él y destruye a las gentes inicuas». Y poco tiempo después vino a Asturias Alfonso, hijo de Pedro, duque de los Cántabros, de regio linaje. Tomó por esposa a la hija de Pelayo, llamada Ermesinda. Este, junto con su suegro y también después, logró muchas victorias. Y entonces, por fin, volvió la paz a la tierra. Y cuando crecía la dignidad del nombre de Cristo, tanto se disipaba la escarnecida calamidad de los musulmanes. Y vivió en el trono diecinueve años. Terminó su vida en Cangas, de muerte natural, en la era 775 (año 737).

12. Post quem Fafila filius eius in uicem patris successit. Basilicam in honore sancte Crucis miro opere construxit. Paruo tempore uixit. Quadam occassionem leuitatis ab urso interfectus esse dignoscitur regni anno secundo era DCCLXXVII.

12. Tras él su hijo Fafila ocupó el puesto de su padre. Edificó, en una obra admirable, una basílica en honor de la Santa Cruz. Vivió breve tiempo. Se sabe que a causa de una ligereza fue muerto por un oso en el segundo año de su reinado, en la era 777 (año 739).

13. Quo mortuo ab uniuerso populo Adefonsus eligitur in regno, qui cum gratia diuina regni suscepit sceptra. Inimicorum ab eo semper fuit audatia conprensa. Qui cum fratre Froilane sepius exercitu mobens multas ciuitates bellando cepit, id est, Lucum, Tudem, Portugalem, Anegiam , Bracaram metropolitanam, Uiseo, Flauias, Letesma, Salamantica, Numantia qui nunc uocitatur Zamora, Abela, Astorica, Legionem, Septemmanca, Saldania, Amaia, Secobia, Oxoma, Septempuplica, Arganza, Clunia, Mabe, Auca, Miranda, Reuendeca, Carbonarica, Abeica, Cinasaria et Alesanzo seu castris cum uillis et uiculis suis, omnes quoque Arabes gladio interficiens, Xpianos autem secum ad patriam ducens.

13. Muerto él, es elegido como rey por todo el pueblo Alfonso, que con gracia divina tomó el cetro del reino. La osadía de los enemigos fue siempre aplastada por él. Éste, en compañía de su hermano Fruela, haciendo avanzar a menudo su ejército tomó por la guerra muchas ciudades; a saber: Lugo, Tuy, Oporto, Anegia, Braga la metropolitana, Viseo, Chaves, Ledesma, Salamanca, Numancia, que ahora se llama Zamora, Ávila, Astorga, León, Simancas, Saldaña, Amaya, Segovia, Osma, Sepúlveda, Arganza, Clunia, Mave, Oca, Miranda, Revenga, Carbonárica, Abeica, Cenicero y Alesanco, y los castillos con sus villas y aldeas, matando además por la espada a los árabes, y llevándose consigo a los cristianos a la patria.

14. Eo tempore populatur Asturias , Primorias, Liueria, Transmera, Subporta, Carrantia, Bardulies qui nunc uocitatur Castella et pars maritimam [et] Gallecie; Alaba namque, Bizcai, Aizone et Urdunia a suis reperitur semper esse possessas, sicut Pampilonia [Degius est] atque Berroza. Hie uir magnus fuit. Deo et ominibus amauilis extitit. Baselicas multas fecit. Uixit in regno a. XVIII. Morte propria discessit.

14. Por ese tiempo se pueblan Asturias, Primorias, Liébana, Trasmiera, Sopuerta, Carranza, las Bardulias que ahora se llaman Castilla, y la parte marítima de Galicia; pues Álava, Vizcaya, Aizone y Orduña se sabe que siempre han estado en poder de sus gentes, como Pamplona [es Degio] y Berrueza. Este fue un varón grande y querido por Dios y por todos. Hizo muchas basílicas. Vivió en el trono dieciocho años. Falleció de muerte natural.

15. Nec hoc miraculum silebo, quod uerius factum esse cognosco. Quumque spiritum emisisset intempeste noctis silentia *** cum officiis palatinis corpus custodissent, subito in aera auditur a cunctis uox angelorum psallentium: Ecce quomodo tollitur iustus et nemo considerat; et uiri iusti tolluntur et nemo percipit corde. A facie iniquitatis sublatus est iustus; erit in pace sepultura eius. Hoc uerum esse cognoscite et nec fabulosum putetis: alioquin tacere magis quam falsa promere maluissem.

15. Y no callaré un milagro que en verdad sé que ocurrió. Como hubiera exhalado su espíritu durante el silencio de la noche cerrada ***, y como los oficiales palatinos velaran su cuerpo, súbitamente se oyó por todos en los aires la voz de los ángeles que cantaban: «He aquí cómo desaparece el justo y nadie repara en ello; y los varones justos desaparecen y nadie se da cuenta en su corazón. De la presencia de la iniquidad ha sido apartado el justo; en la paz estará su sepultura». Sabed que esto es verdad, y no lo reputéis fabuloso; de otro modo hubiera preferido callar antes que contar falsedades.

16. Era DCCLXLV post Adefonsi discessum Froila filius eius successit in regnum. Hic uir mente acerrimus fuit. Uictorias multas fecit. Cum hostem Cordubensem in locum Pontubio prouintia Gallecie prelium gessit, ibique LIIIIor milia Caldeorum interfecit; ducem quoque equitum nomine Aumar uibum adprehendit et in eodem loco capite troncauit. Uascones reuelantes superauit huxoremque sibi Muninam nomine exinde adduxit, unde et filium Adefonsum genuit. Gallecie populos contra se reuelantes superauit omnemque prouintiam fortiter depredauit. Iste scelus, quam de tempore Uitizani sacerdotes huxores habere consueberant, finem inposuit. Etiam multis in scelera permanentibus flagella inferens monasteriis perligauit. Sicque ex tunc uetitum est sacerdotibus coniungia sortire, unde canonicam obserbantes sententiam magna iam creuit eclesiam. Istius namque tempore usque flumine Mineo populata est Gallecia. Hic uir asper moribus fuit. Fratrem suum nomme Uimaranem propriis manibus interfecit. Qui non post multo tempore, uicem fraterna ei Dominus reddens, a suis interfectus est. Regnauit a. XI, m. III, era DCCCVI.

16. En la era 785 (año 747), tras el fallecimiento de Alfonso, le sucedió en el reino su hijo Fruela. Fue éste un varón de ánimo muy recio. Logró muchas victorias. Tuvo un combate con la hueste corobesa en el lugar de Pontubio, en la provincia de Galicia, y allí aniquiló a 54.000 musulmanes; y cogió vivo al general de la caballería, llamado Aumar, y en el propio lugar lo decapitó. A los vascones, que se habían rebelado, los venció, y tomó de entre ellos a su esposa, de nombre Munina, de la que engendró a su hijo Alfonso. A los pueblos de Galicia que contra él se rebelaron los venció, y sometió a toda la provincia a fuerte devastación. Al escándalo de que, desde los tiempos de Vitiza, los obispos se habían acostumbrado a tener esposa, le puso término. Incluso a muchos que se aferraban a ese escándalo, tras castigarlos con azotes, los encerró en monasterios. Y así desde entonces está prohibido a los sacerdotes contraer matrimonio, y porque observan la orden canónica ya ha crecido mucho la Iglesia. Por lo demás, en tiempo de éste se pobló Galicia hasta el río Miño. Este fue hombre de conducta brutal. A su hermano Vimarano lo mató con sus propias manos. No mucho tiempo después, pagándole Dios con la misma suerte de su hermano, fue muerto por los suyos. Reinó once años y tres meses, en la era 806 (año 768).

17. Post cuius interitum confrater eius Aurelius successit in regnum. Cuius tempore seruilis orico contra proprios dominos tirannide surrexerunt, set regis industria superati in seruitute pristinam omnes sunt redacti. Prelia nulla gessit. Cum Caldeis pacem abuit. Sex annis regnauit. Septimo namque proprio moruo uitam finiuit era DCCCXI.

17. Tras su muerte le sucedió en el reino su primo Aurelio. En su tiempo los hombres de condición servil se levantaron en rebelión contra sus señores, pero, vencidos por la diligencia del rey, fueron reducidos todos a la antigua servidumbre. No hizo guerra alguna. Tuvo paz con los musulmanes. Reinó seis años. El séptimo terminó su vida de enfermedad natural, en la era 811 (año 773).

17a. In era DCCCXV uenit Carulus rex ad Cesaragusta. In his diebus habuit duodecim neptis. Unusquisque habebat tria milia equitum cum loricis suis. Nomina ex his: Rodlane, Bertlane, Oggero spata curta, Ghigelmo al corbi[ta]nas, Olibero et episcopo domini Torpini. Et unusquisque singulos menses serbiebat ad regem cum scolicis suis. Contigit ut regem cum suis ostis pausabitin Cesaragusta; post aliquantulum temporis sui[sl dederunt consilium ut munera acciperet multa, ne a ffami[s] periret exercitum, sed ad propriam rediret. Quod factum est. Deinde placuit ad regem pro salutem hominum exercituum ut Rodlane belligerator fortis cum suis posterum ueniret. At ubi exercitum portum de Sicera transiret, in Rozaballes a gentibus Sarrazenorum fuit Rodlane occiso.

17a. En la era 815 (año 777) vino el rey Carlos a Zaragoza. En estos días tenía doce sobrinos. Cada uno tenía tres mil de a caballo con sus cotas de malla. Nombres de éstos: Roldán, Beltrán, Ogier Espadacorta, Guillermo Narizcorta, Oliveros y el obispo Don Turpín. Y cada uno servía por un mes al rey con sus vasallos. Ocurrió que el rey con sus huestes acampó en Zaragoza; al poco tiempo los suyos le dieron el consejo de que tomara muchos regalos, no fuera que el ejército pereciera de hambre, y se volviera a su tierra. Lo que así se hizo. Luego le pareció oportuno al rey, por la seguridad de los hombres del ejército, que Roldán, el bravo luchador, marchara con los suyos en la retaguardia. Pero cuando el ejército pasaba el puerto de Cize, en Roncesvalles, fue muerto por las gentes de los sarracenos.

18. Post cuius obitum Silo Adefonsi filiam nomine Adosindam in coniungio accepit, pro qua re etiam adeptus est regnum. Cum Ismaelites pacem habuit. Galleciam sibi reuellantem inito certamine in monte Cuperio superauit et suo imperio subiugauit. Qui dum iste regnaret, Adefonsus Froilani filius, nepus Adefonsi maioris, palatium guuernauit, quia Silo ex coniunge Adosinda filium non genuit . Hic post regni annis VIIII propria morte migrauit e seculo era DCCCXXI.

18. Tras su muerte, Silo tomó en matrimonio a la hija de Alfonso llamada Adosinda, por lo cual también se hizo con el trono. Con los ismaelitas tuvo paz. Cuando Galicia se le rebeló, la venció tras entablar combate en el monte Cubeiro y la sometió a su imperio. Mientras éste reinaba, Alfonso, hijo de Fruela y nieto de Alfonso el Mayor, gobernó el palacio, porque Silo no engendró hijo alguno de Adosinda. Éste, tras nueve años de reinado, partió de este mundo por muerte natural, en la era 821.

19. Silone defuncto omnes magnati palatii cum regina Adosinda in solio paterno Adefonsum constituerunt in regno. Sed tius eius Mauricatus ex principe Adefonso maiore de serua tamen natus, superuia elatus intumuit et regem Adefonsum de regno expulit. Quo fugiens Adefonsus Alabam petiit propinquisque matris sue se contulit. Mauricatus regnum quod tirannide inuasit VI a. uindicauit. Morte propria discessit era DCCCXXVI.

19. Muerto Silo, todos los magnates de palacio, con la reina Adosinda, colocaron a Alfonso en el trono del reino paterno. Pero su tío Mauregato, que había nacido del príncipe Alfonso el Mayor, aunque de una sierva, se levantó hinchado por la soberbia y expulsó del trono al rey Alfonso. Huyendo de él Alfonso se dirigió a Álava y se refugió entre los parientes de su madre. Mauregato retuvo por seis años el reino del que se apoderó ilegítimamente. Falleció de muerte natural en la era 826.

20. Mauricato mortuo Ueremudus Froilane filius, cuius prius in cronica Adefonsi maioris mentionem fecimus quia frater eius fuit, in regno eligitur. Hic Ueremudus uir magnus nimis fuit. Tres annos regnauit. Exponte regnum dimisit ob causam quod diaconus fuit. Subrinum suum Adefonsum, quem Maurecatus a regno expulerat, sibi in regnum successorem instituit et cum eo plurimis annis karissime uixit. Morte propria a seculo migrauit era DCCCXXVIIII.

20. Muerto Mauregato, es elegido para el reino Bermudo, hijo de Fruela, del que ya antes, en la crónica de Alfonso el Mayor, dijimos que era hermano suyo. Reinó tres años. Dejó voluntariamente el reino a causa de que era diácono. A su sobrino Alfonso, al que Mauregato había expulsado del reino, lo designó como su sucesor, y vivió muchos años rodeado de gran afecto. Partió de este mundo de muerte natural, en la era 828.

21. Hunctus est in regno predictus rex magnus Adefonsus XVIII Kalendas Octobris era quo supra. Anno regni eius tertio Arabum exercitus ingressus est Asturias cum duce quendam nomine Mugait. Qui in loco Lutos ab Astores prebenti cum idem duce suo LXX milia sunt interfecti. Iste solium suum Oueto firmauit. Baselicam quoque in honore Domini et Saluatoris nostri Ihesu Xpi + cum bis seno numero apostolorum altaris adiungens, sibe eclesiam hob honorem sancte Marie semper uirginis cum singulis hinc atque inde titulis miro opere atque forti instructione fabricauit; etiam aliam eclesiam beatissimi Tirsi martiris prope domum sancti Saluatoris fundauit, necnon satis procul a palatium edificauit eclesiam in honorem sancti Iuliani et Baselisse cum uinis altaribus magno opere et mirauili conpositione locauit; nam et regia palatia, balnea. promtuaria atque uniuersa stipendia formauit et instruere precepit.

21. Fue ungido en el reino el antedicho gran rey Alfonso el 14 de septiembre de la era indicada. En el tercer año de su reinado el ejército de los árabes entró en Asturias con un general llamado Mugait. Sorprendidos por los astures en el lugar de Lodos, fueron muertos 70000 hombres con su general. Este asentó su trono en Oviedo. También edificó una basílica en honor de Nuestro Señor y Salvador Jesucristo, añadiendo altares para los Doce Apóstoles, y asimismo construyó una basílica en honor de Santa María siempre Virgen, con sendos altares a uno y otro lado, con arte admirable y sólida construcción; todavía edificó otra iglesia, la del bienaventurado mártir Tirso, cerca de la iglesia de San Salvador, y además levantó bastante lejos del palacio una iglesia en honor de los santos Julián y Basilisa, con dos altares de mucho arte y admirable disposición; por lo demás tambiñen construyó y mandó equipar los regios palacios, los baños, almacenes y toda clase de servicios.

22. Anno regni eius tricesimo duo exerciti Caldeorum Gallecie sunt ingressi; et super eos duo fratres Alcurexis nominibus Alhabaz, Melik erant prefecti. Set unus in locum qui dicitur Naron, alius in flumine Nazeo unum tempore usque ad internicionem sunt deleti. In illius namque tempore era DCCCXXXVII uir quidam nomine Mahamuth ciues Emeritensis natione mollitis regi Abderrahman reuellauit eique prelia multa intufit et exercitos fugauit. Quumque iam patriam illam auitare non ualuit, ad idem Adefonsum regem adtendit et rex eum honorifice suscepit. Ille uero per septem annis cum omni collegio suo in prouincia Gallecie hauitator extitit, ibique fasto superuie elatus contra regem uel patriam est inanniter meditatus. Socios adclomerauit, hostem adunauit, patriam depredauit. Quo rex ut factum conperit, exercitum congregauit et Galleciam properauit. Quo predictus Mahamuth dum aduentum regis audiuit, in quodam castello fortissimo cum sociis suis se contulit. Quem rex persequitur et in castro ab exercitu circumdatur. Quid multa? Eodem die prelium comittunt et prefatum Mahamuth occidunt; kapud eius abscisum regis presentiam adferunt. Qui statim acies disrumpunt, castrum ingrediunt, plus quam quinquaginta milia Sarracenorum, qui ad eum ex prouinciis Spanie aduenerant, interficiunt. Rex uero cum magno triumfo reuersus est Oueto. Qui prefatus Adefonsus rex per multis spatiis temporum gloriosam, castam, pudicam. sobriam atque imrnaculatam uitam duxit, atque in senectute bona post LII annis regm sui sanctissimum spiritum permisit ad celum. Et qui in hoc ss eculo sanetissimam uitam egit. Oueto ipse in tumulo quieuit.

22. En el año trigésimo de su reinado entraron en Galicia dos ejércitos de musulmanes; y al frente de ellos estaban dos hermanos Alcureixíes, llamados Alabbas y Malik. Pero el uno en el lugar que se llama Narón, y el otro en el río Anceo fueron a un tiempo derrotados hasta el exterminio. Por lo demás, en su tiempo un hombre llamado Mahamud, ciudadano de Mérida y muladí de cuna, se rebeló contra el rey Abderramán, y dirigió muchos ataques contra él y puso en fuga a sus ejércitos. Cuando ya no pudo habitar en aquella tierra, se dirigió al rey Alfonso, y el rey lo acogió con honores. Y él estuvo habitando en Galicia durante siete años con todo su séquito, y allí, encumbrado por el fasto de su soberbia, conspiró vanamente en contra del rey y de la patria. Reunió a sus camaradas, juntó una hueste, saqueó la tierra. Cuando el rey supo de tal hecho, reunió su ejército y corrió a Galicia. Una vez que el dicho Mahamud oyó de la llegada del rey, se refugió con sus camaradas en un castillo muy fuerte. El rey lo persigue, y él queda rodeado en el castillo por el ejército. ¿Para qué muchas palabras? El mismo día entablan combate y matan al dicho Mahamud; llevan su cabeza cortada a presencia del rey. Al momento rompen las formaciones, entran en el castillo; a más de 50000 sarracenos que habían venido con él desde las provincias de España les dan muerte. Y el rey, en su gran triunfo, se volvió a Oviedo. El dicho rey Alfonso llevó por mucho tiempo una vida llena de gloria, casta, púdica, sobria e inmaculada, y en buena vejez, tras 52 años de reinado, dejó marchar al cielo su santísimo espíritu. Y el que en este siglo llevó santísima vida, ése descansa en Oviedo en su tumba.

23. Era DCCCLXXXI post Adefonsi discessum Ranemirus filius Ueremudi principis eligitur in regnum. Eo tempore abscens erat a propria sede et in Uarduliensem prouintiam fuerat aduectus ad accipiendam huxorem. Dum idem prefatus princeps Adefonsus migrauit a seculo, Nepotianus palati comes regnum tiranziide est adeptus. Ranimirus princeps ut factum audiuit, Gallecie in partibus se contulit et in ciuitatem Lucensem exercitum quoadunauit. Post paucutn uero temporis spatium in Astores inruptionem fecit. Quo Nepotianus tit eius aduentum audiuit, ad pontem flubiii cui nomen est Nartie cum exercitu obius fuit. Inito uero certamine a suis omnibus est destitutus et sine mora fugatus: in prouincia uero Premoriensem a duobus comitibus Scipionem et Sonnanem est conprehensus et oculis excecatus. Quem Ranimirus rex eum in monasterio religare precepit, et in monastico auitu uitam finiuit. Per idem tempus Nordomanorum gens antea nobis incognita, gens pagana et nimis crudelissima, nabali exercitu nostris peruenerunt in partibus. Renimirus iam factus rex ad eorum aduentum magnum congregauit exercitum et in locum cui nomen est Farum Brecantium eis intulit uellum; ibique multa agmina eorum interfecit et nabibus igni consumsit. Alia uero pars qui ex eis remanserunt mare se receperunt et prouintia Beticam peruenerunt. Ciuitatem Ispalim sunt ingressi ibique magna agmina Caldeorum partim gladio, partim igni stint deleti. Post anni uero circulum et ciuitatis Ispalensis inruptionem reuersi stint in propriam regionem. Sed redeamus ad causam.

23. En la era 881 (año 843), tras la muerte de Alfonso, es elegido Ramiro, hijo del príncipe Bermudo. Por aquel tiempo estaba ausente de su morada y se había trasladado a la provincia de Vardulia para tomar esposa. Cuando el dicho príncipe Alfonso partió de este mundo, Nepociano, conde de palacio, se hizo ilegítimamente con el reino. Cuando el príncipe Ramiro oyó lo ocurrido, se refugió en las partes de Galicia y en la ciudad de Lugo reunió un ejército. Mas, después de un breve espacio de tiempo, partió contra los astures. Cuando Nepociano oyó de su venida, le salió al paso en un puente sobre el río que se llama Narcea con su ejército. Mas al entablarse el combate se vio abandonado de todos los suyos y sin tardanza se dio a la fuga; en la región de Primorias fue apresado por dos condes, Escipión y Sonna, y cegado. El rey Ramiro mandó que fuera encerrado en un monasterio, y en el hábito monástico terminó su vida. Por el mismo tiempo el pueblo de los normandos, antes desconocido para nosotros —un pueblo pagano e infinitamente cruel—, vino con una armada a nuestras tierras. Ante su llegada, el ya dicho rey Ramiro congregó un gran ejército, y en el lugar que se llama Faro de Brigancio les plantó batalla; allí dio muerte a gran cantidad de ellos y sus naves las aniquiló por el fuego. Pero otra parte que de ellos quedó se refugió en el mar y llegó a la provincia de la Bética. Entraron en la ciudad de Sevilla, y allí grandes masas de musulmanes, parte por la espada y parte por el fuego, fueron exterminadas. Al cabo de un año, y tras la expedición contra la ciudad de Sevilla, se tornaron a su tierra. Pero volvamos a nuestro asunto.

24. Ranimirus princebs iam sepe nominatus uellis ciuilibus sepissime est inpulsatus. Duo magnati unus procer, alius comes palatii aduersus regem in superuia sunt elati. Set rex quum eorum consilia cognouit, uni ex eis cui nomen erat Aldroitus oculos euellere precepit, alium nomine Piniolum cum septem filiis eos gladio interfecit. Postquam a uella ciuilia quieuit, multa edificia ex murice et marmore sine lignis opere forniceo in latere montis Naurantii duo tantum miliariis procul ab Oueto edificauit. Cum Sarrazenis uis prelium gessit, sed obitulante Deo uictor semper extitit. Post septimo regni anno proprio morbo discessit et Oueto in tumulo quiescit.

24. El príncipe Ramiro ya tantas veces nombrado se vio muchas veces acosado por guerras civiles. Dos magnates, un prócer y el otro conde de palacio, se levantaron en su soberbia contra el rey. Pero cuando el rey conoció sus designios, a uno de ellos, cuyo nombre era Aldroito, ordenó que le sacaran los ojos, y al otro, de nombre Piniolo, lo mató por la espada con sus siete hijos. Después de que descansó de las guerras civiles, edificó muchos edificios de piedra y mármol, sin vigas, con obra de abovedado, en la falda del monte Naranco, a sólo dos millas de Oviedo. Con los sarracenos hizo la guerra dos veces, pero por gracia de Dios salió siempre victorioso. Tras el séptimo año de reinado, murió de muerte natural y descansa en su tumba en Oviedo.

25. Era DCCCLXXXVIII Ranimiro defuncto Hordonius filius eius successit in regnum. Hic uir modestus et patiens fuit. Ciuitates ab antiquitus desertas, id est, Legionem, Astoricam, Tudem et Amagiam Patriciam muris circumdedit, portas in altitudinem posuit , populo partim ex suis, partim ex Spania aduenientibus impleuit. Cum Caldeis sepissime prelia habuit et semper triumfator extitit. In exordio regni sui prouincia Uasconie ei reuellauit. Ubi ille cum exercito inruptionem fecit, statim ex alia parte hostes Sarrazenorum aduersus eutn superuenit, sed Deo fabente Caldeos in fugam uertit et Uascones proprio iure recepit. Sed nec illud sileuo quod uerum factum esse cognosco. Muzza quidam nomine natione Gotus sed ritu Mamentiano cum omni gentis sue + deceptus, quos Caldei uocitant Benikazi, contra Cordobensem regem reuellauit eique multas ciuitates partim gladio, partim fraude inuasit, prius quidem Cesaragustam, deinde Tutelam et Oscam, postremo uero Toleto, ubi filium suum Lupum posuit prefectum. Postea in Francos et in Gallos arma conuertit. Multas ibi strages et predas fecit. Duos uero Francorum magnos duces, unum nomine Sanctionem, alium Epulonem partim prelio, partim fraude cepit et eos uinctos in carcere misit. Ex Caldeis quidem duos magnos tirannos, unum genere Alcoreisci nomine Iben Hanza, alium mollite nomine Alporz cum filio suo Azet partim pater Muzza, partim filius eius Lupus preliando ceperunt. Unde op tante uictorie causam tantum in superuia intumuit, ut se a suis tertium regem in Spania apellare precepit.

25. En la era 888 (año 850), muerto Ramiro, le sucedió en el trono su hijo Ordoño. Este fue hombre moderado y paciente. Las ciudades de antiguo abandonadas, es decir, León, Astorga, Tuy y Amaya Patricia, las rodeó de muros, les puso altas puertas, y las llenó de gentes, en parte de las suyas, en parte de las llegadas de España. Con los musulmanes tuvo batallas muy a menudo, y siempre salió triunfador. Al principio de su reinado la provincia de Vasconia se rebeló contra él. Cuando él hizo irrupción con su ejército, al momento salió contra él de la otra parte una hueste de sarracenos, pero con el favor de Dios puso en fuga a los musulmanes, sometió a su ley a los vascones. Pero tampoco silenciaré una cosa que sé que verdaderamente ocurrió. Un hombre llamado Muzza, godo de nación, pero engañado por la religión mahometana con toda su gente, a la que los musulmanes llaman los Benikazi, se rebeló contra el rey de Córdoba, y ocupó muchas de sus ciudades, parte por la espada, parte por el engaño; primero Zaragoza, luego Tudela y Huesca, y al fin Toledo, donde puso como gobernador a su hijo Lup. Luego volvió sus armas contra los francos y los galos. Allí llevó a cabo muchas matanzas y saqueos. A dos grandes generales de los francos, llamados el uno Sancho y el otro Epulón, los apresó en parte en combate, y en parte por engaño, y encadenados los envió a la cárcel. A dos señores muy grandes de los musulmanes, uno del linaje Alcoreisci, de nombre Iben Hanza, y el otro muladí, de nombre Alporz, con su hijo Azet, los apresaron en combate entre el padre Muzza y su hijo Lup. En razón de tan grande victoria se hinchó tanto de soberbia que ordenó que los suyos lo llamaran «el tercer rey de España».

26. Aduersus quem Hordonius rex exercitum mobit et ad ciuitatem, quem ille nobiter miro opere instruxit et Albailda nomine inposuit, rex cum exercitu ad eam uenit et munitionem circumdedit. Ipse uero Muza cum innumera multitudine aduenit et in montem cui nomen est Laturzo temptoria fixit. Rex uero Ordonius exercitum in duo capita diuisit, unum qui ciuitatem obsideret, ahum qui contra Muzza dimicaret. Statimque prelium comittitur et Muzza cum exercitu suo fugatur. Tanta in eis cede uagati sunt, ut plus quam decem milia magnatorum pariter quum genero suo nomine Garseanem exceptis plebibus interemta sunt. Ipse uero ter gladio confosus semiuibus euasit multumque ibi uellice adparatus siue et munera, qua ei Carolus rex Francorum direxit, perdidit et numquam postea effectum uictorie habuit. Rex uero Hordonius omnem exercitum ad ciuitatem applicauit. In eam quoque septimo die pugnando inrumptionem fecit. Omnes uiros bellatores gladio interfecit, ipsam uero ciuitatem usque ad fundamenta dextruxit et cum magna uictoria ad propria reppedauit. Lupus uero filius de idem Muzza, qui Toleto consul preerat, dum de patre quod superatus erat audiuit, Hordonio regi cum omnibus suis se subiecit et, dum vita hac uixit, ei subditus fuit. Postea uero cum eo aduersus Caldeos prelia multa gessit.

26. Contra él movió su ejército el rey Ordoño, y a la ciudad que él recientemente dotó con admirables construcciones y le puso por nombre Albelda, llegó el rey con su ejército y la rodeó con su campo. Pero Muza en persona llegó con innumerable multitud, y en el monte llamado Laturce plantó sus tiendas. El rey Ordoño dividió su ejército en dos columnas, una que sitiara la ciudad y otra que luchara contra Muzza. Y al momento se entabla combate, y Muzza es puesto en fuga con su ejército. Se entregaron a tal matanza a costa de ellos, que perecieron más de diez mil magnates, junto con un yerno suyo llamado García, aparte la plebe. Él, herido por la espada tres veces, escapó medio muerto, y allí perdió mucho de su aparato de guerra y los presentes que le envió Carlos, rey de los francos, y ya nunca más logró una victoria. Y el rey Ordoño llevó todo el ejército contra la ciudad. Al cabo de los siete días de lucha entró en ella. A todos los hombres en armas los pasó por la espada, y la ciudad la destruyó hasta sus cimientos, y con gran victoria se volvió a su tierra. Lup, el hijo del tal Muzza, que estaba como gobernador en Toledo, cuando se enteró de que su padre había sido vencido, se sometió al rey Ordoño con todos los suyos, y mientras vivió en esta vida, fue su súbdito. Y más adelante hizo con él muchas guerras contra los musulmanes.

27. Multas et alias ciuitates iam sepe dictus Hordonius rex preliando cepit, id est, ciuitatem Cauriensem cum regem suum nomine Zeiti, aliam uero consimilem eius ciuitatem Talamancam cum rege suo nomine Muzeor cum uxore sua ***. Bellatores omnibus interfecit, relicum uero uulgus cum huxores et filiis sub corona uendidit. lterum Nordomani piratide per his temporibus nostris litoribus perbenerunt; deinde in Spaniam <perrexerunt> omnem<que> eius maritimam gladio igneque predando dissipaberunt. Exinde mari transiecto Naacor ciuitatem Mauritanie inuaserunt ibique multitudinem Caldeorum gladio interfecerunt; deinde Maioricam et Minoricam insulas adgressi gladio depopulauerunt. Postea Grecia aduecti post triennium in patriam sunt reuersi.

27. También muchas otras ciudades tomó batallando el tantas veces citado rey Ordoño, a saber, la ciudad de Coria, con su rey llamado Zeiti, y otra ciudad parecida, Talamanca, con su rey, de nombre Muzeor, y su esposa ***. A los guerreros todos los mató, y al resto de la gente, con sus mujeres e hijos, los vendió en subasta. Los normandos vinieron de nuevo de piratería a nuestras costas por estos tiempos; luego <siguieron> hacia España, y asolaron toda su zona marítima, devastándola por la espada y por el fuego. Después, cruzando el mar, asaltaron Nekur, ciudad de Mauritania, y allí mataron por la espada a una multitud de musulmanes; luego, atacando por la espada las islas de Mallorca y Menorca, las dejaron despobladas. Después llegaron hasta Grecia, y al cabo de tres años se volvieron a su patria.

28. Hordonius sepe fatus rex post XVI anno regni expleto morbo podagrico correptus Obeto est defunctus et in baselica sancte Marie cum prioribus regibus est tumulatus. Felicia tempora duxit in regno, felix extat in celo. Et qui hic nimium dilectus fuit a populis, nunc autem letatur cum sanctis angelis in celestibus regnis.

28. El rey Ordoño, tantas veces nombrado, terminado el decimosexto año de su reinado, víctima de la enfermedad de la podagra, murió en Oviedo, y fue sepultado en la basílica de Santa María junto con los anteriores reyes. Felices tiempos tuvo en su reinado, feliz está en el cielo. Y el que aquí fue muy amado por el pueblo, se alegra con los santos ángeles en los reinos celestes.

29. Era DCCCCIIII Hordonio defuncto Adefonsus filius eius successit in regnum.

29. En la era 904 (año 866), muerto Ordoño, su hijo Alfonso le sucedió en el reino.

 

Ed. Gil Fernandez, Juan, Cronicas asturianas, Oviedo, Universidad de Oviedo, 1985. pp. 151-188.