Artículo colaboración de Juan Carlos Abascal Ruiz de Aguirre, el primero de una serie de seis rutas para conocer en detalle en Valle de Valdegovía.

Muchos montañeros consideran malograda una excursión si no han logrado hollar la cumbre que se marcaron como destino al iniciarla. No deberían sentirse frustrados, pues siempre hay cimas alternativas o, en su caso, desvíos a otros destinos que, dentro de la montaña elegida, tengan un contenido menos montañero. En cualquier ruta de acceso a la cúspide de un monte, el sitio en el que está el buzón o el hito que lo señala, se encuentran edificios, ruinas o yacimientos arqueológicos, paisajes, cuya visita ayuda a aprender historia. Me sorprende que no existan guías que combinen esos dos objetivos: El deportivo de la ascensión y el cultural que aporta el recorrido.

Aprovechando mi conocimiento de las sierras, montes y pueblos de Valdegovía, me he animado ofreceros esta charla sobre ese bello valle del occidente de Álava, combinando monte y cultura.

Lo interesante de este artículo es su enfoque, pues quiero recordar la historia que guardan los diferentes lugares por los que circulan nuestras ascensiones a través de las fotos que os presento.

El recorrido

Mapa de la ruta al pico Lerón
Mapa de la ruta al pico Lerón

Este recorrido completo no puede realizarse entre el 15 de enero y el 15 de agosto por el tema de protección de la reproducción y cría del buitre leonado, estando cerrado al público el tramo entre la Presa y Portillo Lerón entre esas fechas.

Empezamos nuestro recorrido en Lalastra, antigua capital del Ayuntamiento del Valle de Valderejo, que así se veía en 1958

Lalastra en 1958
Lalastra en 1958

Lo primero que vamos a visitar es el rollo o crucero que en su origen fue erigido para delimitar el límite jurisdiccional como signo de libertad comunal y símbolo de la remota antigüedad del Valle de Valderejo. Posteriormente, este rollo fue cristianizado con la cruz de hierro, convirtiéndose en una Cruz de Término. 

Rollo de Lalastra
Rollo de Lalastra

Antes de llegar a la Iglesia, encontraremos edificios comunales antiguos que hoy sólo nos traen el recuerdo de su uso: Potro de herrar, lavadero, horno de hacer pan. Y los domingos su puede visitar un pequeño museo etnográfico, ubicado en el antiguo edificio del Ayuntamiento, presenta una colección que explica aspectos históricos, artesanales y rurales que transmiten cómo se desarrolló la vida de los habitantes del valle en el pasado.

Potro de herrar de Lalastra
Potro de herrar de Lalastra
Lavadero de Lalastra
Lavadero de Lalastra

Iglesia de Santa Elena. En el s. XVI se amplía la iglesia románica, s. XIII-XIV, de la que se conserva la nave con tres tramos de bóveda de cañón apuntada.

Iglesia de Santa Elena, Lalastra
Iglesia de Santa Elena, Lalastra

Y abandonamos Lalastra y nos dirigimos al pueblo de Lahoz, que así se fotografió en 1910.

Lahoz en 1910
Lahoz en 1910

Está presidido por su iglesia dedicada a Santiago, que fue recuperada hace años, para uso cultural y serviría en un futuro de museo y nuevo punto de encuentro en el Parque, pero no se ha hecho nada.

Seguiremos la  ruta: Senda Purón/Lerón Bidea al Portillo Coronas.

A nuestra izquierda un camino por el que nos desviamos de nuestro camino principal nos va a llevar al lugar donde el castellum de Castrillo se ubica en la zona central del Parque Natural de Valderejo. El hallazgo de las estructuras se produjo en el año 2001, por el arqueólogo Antxoka Martínez Velasco en el marco de un programa de investigación que tenía por objeto central el estudio del patrimonio arqueológico de este valle alavés y gracias al mismo podemos descubrir hoy en día su historia.

Castellum de Castrillo en el Parque Natural de Valderejo (Valdegovía, Álava)
Castellum de Castrillo en el Parque Natural de Valderejo (Valdegovía, Álava)

Es una pena que esta parte de la historia no esté señalada ni reflejada dentro de las rutas que ofrece este Parque Natural de Valderejo. Sugiero la colocación de un panel explicativo de la existencia de este campamento militar romano, como un punto más a visitar en este hermoso parque.

El perímetro defensivo se articula mediante un pequeño terraplén de tierra (ager) y una pequeña depresión en el terreno, al exterior del terraplén, indica claramente la existencia de foso (fossa), visible en sus lados oeste y sur.

Castellum de Castrillo
Castellum de Castrillo

El hallazgo de un sestercio de Adriano se enmarca en un contexto de circulación monetaria con el que guarda coherencia y se vincula este hallazgo para el caso concreto de Álava, con una continuidad en el poblamiento de las gentes más romanizadas.

Sestercio romano
Sestercio romano

También se encontró una podadera en hoja de hierro. Aún en día se emplean herramientas similares en la zona. Este tipo de herramientas se vinculan con el trabajo de la madera y labores de desbroce.

podadera
Podadera

Basados en estos hallazgos, especialmente el sestercio y la forma de entrada en clavícula al campamento lo hace situar a mediados del siglo II y plantear que se trate de una fortificación levantada de modo similar a los campamentos de campaña, pero con una finalidad de entrenamiento de las tropas, y teniendo en cuenta las noticias sobre reclutamientos, resulta coherente que, antes de partir a sus destinos, los reclutas recibieran entrenamiento en su lugar de origen.

Las diferentes reconstrucciones paleogeográficas al uso, a partir fundamentalmente de los datos de Ptolomeo, sitúan a Valderejo dentro del territorio autrigón.

Castrillo vendría a ser un campamento levantado por reclutas procedentes del entorno y, por tanto, autrigones, aunque no se conocen cohortes con nombre alusivo a este grupo étnico.

Por mi parte no queda más que indicarles cómo llegar. Más adelante seguiremos las indicaciones hasta El Barrerón, y nuestro paseo discurrirá cercano a los riscos, pero manteniendo la suficiente distancia que evite imprudencias y fatales accidentes. Bordearemos los riscos, observando a nuestros pies todo el valle labrado por el río Purón y al fondo las cimas de Santa Ana, Valdelamediana y Revillallanos.

Llegaremos en primer lugar al Menhir del Gustal. Este monumento prehistórico, descubierto en 1982, fue recuperado en noviembre de 2.007, y está en el denominado portillo de Gustal. Mide 3,75 metros de altura, pesa alrededor de 1.300 kilos, y se le calcula 5.000 años de antigüedad. Su función pudo ser de “faro” o guía para que nuestros antepasados pudieran atravesar la sierra de Lahoz.

Menhir de Gustal
Menhir de Gustal
Menhir de Gustal
Menhir de Gustal

Continuamos andando y a los pocos minutos veremos a nuestra izquierda el monolito que indica el punto más alto de esta zona: el pico Lerón, mal llamado Recuenco, ya que este es el nombre general del monte en que nos encontramos.

Monolito pico Lerón
Monolito pico Lerón

Nos dirigimos hacia el borde de los riscos, y en el camino encontraremos los restos de cabañas de pastores que utilizaban en el siglo XVIII.

Cabañas de pastores en las cercanías del pico Lerón
Cabañas de pastores en las cercanías del pico Lerón

Desde la mitad del siglo XVIII y hasta el primer tercero del siglo XIX dueños de rebaños ovinos pertenecientes al Concejo de la Mesta venían a Valderejo para que sus ovejas, unas 6000, pasasen el verano, por sus buenos pastos. Ello requirió la instalación de majadas: cercas donde albergar el ganado y cabañas donde alojar a los pastores y acompañantes. Aquella presencia, breve, no duró 100 años, dejó como recuerdo reconocible esta cabaña, que ahora podemos imaginar. 

Nuestro recorrido continúa bordeando los riscos de la sierra de Lahoz, hasta encontrar un nuevo poste indicador de direcciones: Senda Lerón – La Presa, y tras una pequeña y dificultosa bajada, nos encontraremos en el otro punto fuerte de nuestro camino: las NO Pinturas del Neolítico.

Nos encontramos en el Portillo de Lerón.

Portillo de Lerón
Portillo de Lerón

Las pinturas fueron halladas en marzo de 2.006, y dadas a conocer públicamente en el verano de 2.007. El conjunto pictórico, de cerca de un metro de longitud, se encuentra en la actualidad vallado y protegido por un metacrilato, que hace difícil su visión, pero encontrándose un cartel explicativo de las mismas. Realizadas en color rojo con óxido, se puede distinguir un sol con sus rayos; un arquero en posición de disparo, y un animal con cuernos, posiblemente un bóvido, transmitiéndonos un mensaje de cuidado y preservación del ganado, y el sol nos habla del día. Las pinturas están datadas al final del Neolítico o en la Edad del Bronce, es decir, unos 4.000 o 5.000 años de antigüedad, pudiéramos indicar que la misma que el menhir anteriormente visitado.

Pinturas neolíticas en el pico Lerón
Pinturas neolíticas en el pico Lerón
Pinturas neolíticas en el pico Lerón

Lo que aguantó durante miles de años, el hombre se ha encargado de destruirlo en unos poquísimos años. El metacrilato sometido a los haces del sol, ha hecho efecto láser sobre las pinturas y éstas han desaparecido. Sugiero que, ya que no podemos recuperar las mismas, sí se realicen unas réplicas de las pinturas en el lugar, y recordar así lo que hubo y lo que pasó.

El autor

Juan Carlos Abascal Ruiz de Aguirre (Vitoria-Gasteiz 1956). Enredado en la historia del Valle de Valdegovía acaba de publicar su tercer libro también con el apoyo del Ayuntamiento de Valdegovía, y en esta ocasión de la Sociedad Excursionista Manuel Iradier. Su título: “Valle de Valdegovía, un paseo por su historia” donde lleva al lector a un paseo por los lugares del Valle desde el Neolítico (hace 5000 años) hasta el siglo XXI.

En el primero y junto con el montañero Ricardo Hernani, publicó Valdegovía-Gaubea: 46 pequeños-medianos-grandes recorridos. En el segundo, desmenuzó la historia de su pueblo de adopción Espejo: Apuntes de la Historia de Espejo (Araba/Álava) del siglo I al siglo XXI

Vocal de la Junta Directiva de la Sociedad Cívico Cultural Landazuri, creada para la defensa del patrimonio alavés. Socio de honor de la Institución Vitoriana Celedones de Oro, en la que ingresó después de su conferencia el 20 de enero de 2020, precisamente con el título Valle de Valdegovía, un paseo por su historia, que ha dado lugar posteriormente a su tercer libro.

Da conferencias sobre el Valle de Valdegovía y su entorno, tanto sobre su historia y cultura como sobre sus montes, realizando un proyecto de “Conoce Valdegovía a través de sus montes”, que merecieron su inclusión en las Jornadas Europeas de Patrimonio 2020.

Ha publicado en periódicos y revistas de la provincia alavesa diversos artículos sobre historia, costumbres, sucesos extraordinarios, y artículos de montaña, así como mantiene un blog en el que sube sus artículos en el siguiente enlace: https://juancarlosabascal.blogspot.com/