La Diputación Provincial de Burgos ha concedido varias ayudas para llevar a cabo 21 proyectos arqueológicos de la provincia burgalesa. El presupuesto total de las subvenciones asciende a 200.000 euros, cuyo cargo se realizará a la aplicación presupuestaria de la cuenta general de la Diputación para el año 2017.

Las partidas más destacadas han recaído sobre Salas de los Infantes, con 20.000 euros, para trabajos de consolidación y restauración de materiales paleontológicos de la Sierra de la Demanda.  25.000 euros, para la investigación arqueológica del Castillo de Pancorbo; otros 25.000 euros, para trabajos de excavación arqueológica en el yacimiento altomedieval de Revenga; y, 20.000 euros, para el proyecto de investigación-documentación histórica, intervención arqueológica, conservación y puesta en valor del yacimiento de La Mota en Castrillo Mota de Judíos.

Por otro lado, la comisión de Cultura, ha aprobado la propuesta definitiva del programa de actuación del yacimiento arqueológico de Clunia. El presupuesto de investigación para este año ha sido de 36.000 euros, donde la mayor partida, 14.750 euros, van destinados a los trabajos en Cueva Román.Otros 12.250 euros, del presupuesto total, van destinados a hacer un estudio de la ciudad, con los monumentos y recreaciones, recrear la vida en la ciudad, y dar continuidad al proyecto puesto en marcha.

Dentro de estas intervenciones destacan también los 9.400 euros concedidos al Ayuntamiento de la Merindad de Valdivielso para llevar a cabo una intervención en el yacimiento arqueológico  de las conocidas como Cabañas de los Moros de Arroyo.

El interés de esta investigación se centra, en primer lugar, en estudiar unos restos que pueden aportar información sobre el primer poblamiento del valle en la Alta Edad Media. Las prospecciones realizadas durante los últimos años muestran que, más allá de las conocidas oquedades en la roca que han dado su nombre al sitio, hay muchos otros elementos (muros de contención, caminos de acceso y zonas habitadas vinculadas a él) susceptibles de ser investigados.

En segundo lugar, este proyecto prevé la protección provisional de los restos constructivos que se encuentren, así como de los ya conocidos pero en proceso de degradación. Esto permitirá, tras la intervención, programar una consolidación y puesta en valor definitiva para garantizar la conservación de este patrimonio histórico.

Se trata de un proyecto dirigido a la divulgación del proceso de investigación y de los resultados obtenidos. Para ello, se habilitará un programa de “abierto por obras” durante el desarrollo de la excavación informando a los visitantes de los progresos de la misma.