El actual yacimiento arqueológico de Clunia se encuentra en un alto al lado de la localidad de Peñalba de Castro, Burgos. A unos 30 km. de Aranda de Duero por la N-122 dirección Soria.

Ciudad antigua situada a orillas del río Arandilla. Capital del convento jurídico Cluniensis, dentro de la provincia Tarraconense en la Hispania Citerior, aunque luego pasó a la provincia de Gallaecia.

Fue ciudad arevaca, citada por Tito Livio en su Historia de Roma diciendo que Pompeyo asedió a Sertorio en el 75 a.C. en Clunia, aunque de acuerdo con Salustio, Clunia dudó entre seguir a Pompeyo o a Sertorio. Al final Pompeyó retiró el sitio debido al crudo invierno y los frecuentes hostigamientos por parte de Sertorio.

La siguiente noticia histórica se debe a las Guerras Celtibéricas. En el 56 a.C. apoya la rebelión vaccea y es sitiada por el general Metelo pero de nuevo el duro invierno impuso una tregua. Sin embargo, al año siguiente Afranio, legado de Pompeyo sometió definitivamente a vacceos y arevacos, así como a la ciudad de Clunia. Poco después se convierte en capital de un Convento Jurídico. En ella Galba es proclamado emperador tras la muerte de Nerón en el 68. Desde entonces se llamará Colonia Clunia Sulpicia.

Durante época visigoda siguió teniendo su importancia, pero tras la invasión árabe se deja de tener noticias de ellas. Aunque fue repoblada en el 912 por el conde de Burgos, Gonzalo Fernández, poco duró el asentamiento en la vieja Clunia, desplazándose unos kilómetros hasta la actual Coruña del Conde.

Más información: www.clunia.es