Portada » Actualidad » Un centro de interpretación reivindicará el monasterio de Oña como cuna de Castilla

Un centro de interpretación reivindicará el monasterio de Oña como cuna de Castilla

por Javier Iglesia Aparicio
0 comentario 953 visitas 3 min. de lectura
A+A-
Reset
San Salvador de Oña

Un proyecto cultural diseñado por la Diputación de Burgos quiere convertir el Monasterio de San Salvador de Oña, fundado en el siglo XI por el conde Sancho García, en un centro de interpretación sobre el origen, el desarrollo y la consolidación del reino de Castilla, con el que poner en valor el papel de los monasterios medievales y reivindicar su condición de cuna de Castilla.

La iniciativa se enmarca en el programa de rehabilitación del antiguo cenobio, que hasta 2011 se utilizó como hospital psiquiátrico y residencia de mayores, y que arrancó con pequeñas actuaciones en 2014 a fin de restaurar su valor patrimonial y dotarlo de nuevos usos culturales y turísticos.

La Diputación de Burgos ha invertido ya 2,1 millones de euros y está a la espera de la resolución de dos convocatorias de ayudas del Gobierno de España para acometer la tercera y cuarta fase del proyecto de usos culturales y turísticos.

Actuaciones en el monasterio de San Salvador de Oña

Se busca incorporar a la visita turística la Sala de los Monjes, el Refectorio, la Biblioteca y la Capilla, e implantar un centro de interpretación del origen del reino de Castilla, vinculado al hecho de que en la iglesia de San Salvador se encuentra el panteón real y condal, con los últimos condes y primeros reyes de Castilla.

Para ello, el proyecto provincial plantea actuar en los espacios más antiguos del monasterio, como la Sala de los Monjes, que fueron las antiguas cocinas de la residencia, para conectarla al claustro gótico y crear una sala expositiva para la interpretación de los monasterios, habida cuenta de que el cenobio de San Salvador fue el más importante de su época.

También se actuará en el Refectorio, que se unirá a una sala anexa reformada para cumplir con los usos asistenciales del pasado siglo, y ahí se instalará la exposición sobre el origen del Reino Castellano, y el papel que jugaron los monasterios en el mismo.

La intervención incluye la restauración de parte del claustro neogótico y construir un nuevo núcleo de comunicaciones, que una la planta baja, en la que están la Sala de los Monjes y el Refectorio, con la primera planta, donde se ubican la Biblioteca y la Capilla.

La Biblioteca se recuperará, pues actualmente se encuentra en el Monasterio de San Agustín, y se destinará el espacio a lugar de interpretación sobre la importancia de las bibliotecas monacales y análisis de manuscritos, mientras que la Capilla se convertirá en una sala de usos múltiples.

A este proyecto se suma la tercera fase de las obras de rehabilitación, que se centrarán en recuperar el patio de San Íñigo, que fue dividido en 1970 para la construcción de habitaciones y comedores, y en crear una nueva sala expositiva. La intervención está valorada en 1,7 millones de euros y, como las dos fases anteriores -de 464.000 y 917.000 euros- se ha presentado a la convocatoria de ayudas del 2 % Cultural.

Te puede interesar

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.