En el lugar llamado Las Sepulturas o San Andrés se encuentra esta necrópolis, situada entre las poblaciones de Cigüenza y Villalaín, ambas dentro de la Merindad de Villarcayo Castilla la Vieja (Burgos). Se trata de un conjunto de sepulcros antropomorfos y en bañera excavados en la roca probablemente de época altomedieval. La gran mayoría están orientadas de Este a Oeste. Hay unas cuantas de tamaño adulto pero predominan las de pequeñas dimensiones, con más de una veintena, probablemente de niños. En las proximidades hay restos de muros, sillares, losas, tejas y cerámica, con piezas que van desde la época tardorromana al período altomedieval, cuando menos.

En el año 2014 se realizó un trabajo arqueológico dirigido por los profesores Félix Palomero y Francisco Reyes que ha ampliado la extensión de la necrópolis y ha permitido reconocer un edificio que probablemente fuera un lugar de culto.

El lugar aparece también relacionado desde el siglo XVI con la leyenda de los Jueces de Castilla pues se supone que en una iglesia que hubo en el lugar estaba sepultado el juez Nuño Rasura.