A primera vista parece que en la épica medieval española no abundan los hechos relacionados con dragones y otras bestias. Pero quizás, lo que ocurre es que no están tan divulgados. Veamos un ejemplo. Cuenta el Poema de Fernán González (estrofas 467-486) que la noche antes de que comenzara la batalla de Hacinas, legendaria lucha que duraría tres días, algo espantoso les ocurrió a las tropas del conde castellano Fernán González. Un enorme y monstruoso dragón (una sierpe) se apareció en el cielo. Estaba completamente ensangrentado y daba unos enormes y estruendosos alaridos mientras que echaba fuego por las fauces iluminando a los atemorizados ejércitos.

Dragón. Pintura mural de San Pedro de Arlanza

Mural de San Pedro de Arlanza representando un dragón (actualmente en The Cloisters Museum and Gardens, Nueva York)

Así lo cuenta el Poema:

468 Vieron aquella noche una muy fiera cosa:
venia por el aire una sierpe rabiosa,
dando muy fuertes gritos la fantasma astrosa,
toda venie sangrienta, bermeja commo rosa.
Vieron aquella noche una extraña cosa:
venía por el aire una sierpe rabiosa,
dando muy fuertes gritos la imagen espantosa,
venía cubierta de sangre, roja como una rosa.
469 Fazia ella senblante que ferida venia,
semejava en los gritos que el çielo partia,
alunbrava las uestes el fuego que vertia,
todos ovieron miedo que quemar los queria.
Tenía la apariencia de que herida venía,
parecía con los gritos que el cielo rompía,
alumbraba a las huestes con el fuego que vertía,
todos tuvieron miedo de que quemarles quería.
470 Non ovo ende ninguno que fues’ tan esforçado
que grand miedo non ovo e fuesse espantado;
cayo y mucho omne en tierra deserrado,
ovieron muy grand miedo todo el pueblo cruzado.
No hubo ninguno de ellos que fuese tan valiente
que no tuviera miedo ni quedara espantado;
allí cayeron muchos hombres en tierra aterrados,
tuvieron mucho miedo todo el ejército cruzado.

Los castellanos, aterrorizados, corrieron a contárselo al conde. Afortunadamente, Fernán González además de buen militar y señor, es sabio y explica a su hueste el origen del dragón: Son los propios musulmanes los causantes de este mal, pues cuentan con magos y hechiceros que hacen magia negra y están aliados con el Diablo. Ellos han convocado y creado esa espantosa imagen para aterrorizar a los castellanos. Son los magos de Almanzor quienes están con el Diablo y por eso se les ha de combatir.

477 Ha y otros que saben muchos encantamientos,
fazen muy malos gestos con sus espiramientos,
de revolver las nuves e revolver los vientos
muestra les el diablo estos entendimientos.
Hay allí otros que saben muchos encantamientos,
hacen muy malos gestos con sus conjuros,
de revolver las nubes y revolver los vientos
el diablo les enseña estos conocimientos.
478 Ayuntan los diablos con sus conjuramentos,
aliegan se con ellos e fazen sus conventos,
dizen de los passados todos sus fallimientos,
todos fazen conçejo los falsos carbonientos.
Convocan a los diablos con sus conjuros,
se reúnen con ellos y hacen sus consejos,
cuentan del pasado todos los errores,
todos dan consejos los falsos infernales.
479 Algun moro astroso que sabe encantar
fizo aquel diablo en sierpe figurar
por amor que podiesse a vos mal espantar,
con este tal engaño cuidaron nos torvar.
Algún moro hechicero que sabe encantar
hizo a aquel diablo una sierpe aparentar
esperando que a vosotros os pudiese espantar,
con este engaño nos pretendían turbar.

Como en tantas otras ocasiones en la literatura medieval cristiana, la serpiente vuelve a personificar el mal, en este caso en forma de dragón llameante de color rojo sangre, símbolo también del mal, del fuego infernal. ¿Estamos hablando de El Señor de los Anillos o de El Hobbit? ¡Ah no! Que era sobre el Poema de Fernán González, ¡700 años anterior a las obras de Tolkien!

Como curiosidad, en el actualmente en ruinas monasterio de San Pedro de Arlanza existía en su Sala Capitular una pintura mural hecha al fresco de en torno el año 1200. ¿Puede que reflejara esta leyenda? Desafortunadamente, ahora se encuentra en los Estados Unidos de América, en The Cloisters Museum and Gardens, del Metropolitan Museum of Arts (Nueva York).

Por otro lado, durante la festividad de carnaval de Hacinas se sigue mostando a la tarasca, que persigue a las personas por el pueblo. ¿Otro símbolo más de ste dragón épico?