Ahmad ben Iyas pertenecía a un poderosa y rica familia cordobesa y ejerció de médico al menos durante el emirato de Muhammad I (852-886).

Según el Libro de las Categorías de las Naciones de Sa’id al-Andalusí, Ahmad ben Iyas fue le primer médico que adquirió notoriedad en al-Andalus:

Pues antes que él las gentes eran tratadas médicamente por un grupo de cristianos (nasara) que no estaban cualificados para ello ni para ninguna de las otras ciencias; solamente seguían en sus tratamientos uno de los libros de los cristianos que poseían, que llamaban al-Ibrisim, cuya interpretación es “lo universal” o “lo reunido”.

Es posible que aprendiera parte de sus conocimiento de un médico oriental, Yunus ben Ahmad al-Harrani, padre de los hermanos Harrani, que también aparece en la corte de Muhammad I y era originario de la ciudad de Harran (actual sureste de Turquía).