[? . d. 949] Primer obispo de Muñó (c. 932 – d. 949)

La primera mención de un posible obispo de Muñó (fortaleza y cabecera de un alfoz a orillas del Arlanzón) es del 26 de julio del 932¹. Si bien aparece únicamente firmando como Basilio ob. sin mencionar la sede.

Sus siguientes apariciones son en cuatro documentos que presentan alguna interpolación: uno es el 26 de julio del 935² cuando un Basiluis episcopus testifica en una donación de Muniadonna, la madre del conde Fernán González, al monasterio de San Pedro de Cardeña; otro del 23 de diciembre de 941³, también de Cardeña, donde firma como Basilius, Dei nutu episcopus; y otro perteneciente al Cartulario de Arlanza, del 15 de marzo de 9424; y por último un documento de Cardeña del 3de septiembre de 9455.

El único documento en el que Basilio aparece asociado al nombre de su sede episcopal es un psalterio del 23 de enero del 949 del monasterio de San Pedro de Arlanza6 donde dice Regnante serenissimo rege Ramiro in Legione et egregio comite Fredinando Gundesalvi in Castella, atque pontificatum gerente Basilio episcopo sedis Munnioni Castelli.

Luego en estas fechas es ya indudable que el obispado existe y que su radio de acción se encuentra en la parte central del condado de Castilla, dejando el norte y el oriente a los obispados de Valpuesta y de Oca.

El siguiente obispo conocido de esa sede es Martín.


  1. J. Rodríguez: Ramiro II, rey de León, Madrid 1972, doc. 2, págs. 599-600.
  2. Martínez Diez, Gonzalo: Colección documental del Monasterio de San Pedro de Cardeña, Burgos, 1998. Doc. 27, págs. 53-54.
  3. Colección documental del Monasterio de San Pedro de Cardeña, doc. 36, págs. 64-66.
  4. Serrano,  L.: Cartulario de San Pedro de Arlanza, doc. 16, págs. 45-47.
  5. Colección documental del Monasterio de San Pedro de Cardeña, doc. 53, pág. 85.
  6. Millares Carlo: Corpus de códices visigóticos, nº 220, 147. Citado por Martínez Díez en Los obispados de la Castilla Condal.