Los orígenes de la diócesis de Oca (Auca en latín) se suelen remontar hasta el siglo III y se mantuvo al menos hasta el siglo VIII. Era una sede episcopal sufragánea de la archidiócesis de Tarragona. Su sede se encontraba en la ciudad de Auca en las inmediaciones de la actual población burgalesa de Villafranca Montes de Oca.

La primera mención oficial es del año 589 cuando el obispo Asterio acude al III Concilio de Toledo. Tras la invasión musulmana, la sede de Oca quedó vacante durante largo tiempo desde mediados del siglo VIII hasta el siglo XI. Se nombraron además en el territorio de Castilla otras sedes episcopales como Amaya, Valpuesta, Muñó y Sasamón. Todas estas sedes fueron sustituidas en el año 1075 cuando el rey Alfonso VI restaura oficialmente la sede de Oca y la localiza en Gamonal, en Nª Señora la Antigua. Al poco tiempo pasará a Burgos, hecho confirmado por el papa Urbano II en 1095.

La sede de Oca se mantiene aún como diócesis titular, sin jurisdicción territorial. Como curiosidad el papa Francisco I fue obispo de Oca entre los años 1992 y 1998.

Obispos de Oca (s. III – s. VIII)

San Indalencio. Según la tradición fue el primer obispo de Oca. En la localidad de Villafranca Montes de Oca se conserva un manantial llamado la fuente o el pozo de San Indalencio, cerca de la ermita de Nª Sª de Oca, en el punto exacto donde se dice que fue degollado.

[singlepic id=298 w= h= float=none]

Dejando de lado a éste, los primeros obispos de los que hay constancia histórica lo son ya en época del reino visigodo:

  • Asterio (mencionado entre los años 589 y 601). Contemporáneo a los reyes Leovigildo y Recaredo I. Participó en el III Concilio de Toledo (589), donde firmó como Asterias Aucensis Ecclesiae Episcopus suscripsi; el Concilio de Zaragoza del 592 y el IV Concilio de Toledo (597). También aparece su nombre en la lápida de consagración de la iglesia de Santa María de Mijangos (Burgos), datada en el 601. Este hecho da idea de al menos hasta donde llegaba su jurisdicción en el norte. En el siguiente concilio conocido, el de Egara (614) ya no aparece su nombre.
  • Amanungo (mencionando entre los años 633 y 646). Acudió a V Concilio de Toledo (636) y al VI Concilio de Toledo (638) pero ya no se menciona en el VII. Firmó como Ego Amanungus Ecclesiae Aucensis Episcopus subscripsi.
  • Litorio (649-656). Acudió al VIII Concilio de Toledo (653) y al X Concilio de Toledo (656).
  • Stercopio (mencionado entre los años 675 y 688). Acudió al XIII Concilio de Toledo (683) y al XV Concilio de Toledo (688). Firmó como Stercorius Aucensis Sedis Episcopus subscripsi.
  • Constantino (mencionado en el 693). Acudió al XVI Concilio de Toledo (693). Firmó como Constantinus Aucensis Sedis Episcopus subscripsi.

Tras la invasión musulmana no se conocen más obispos de Oca. La zona cayó bajo el poder musulmán y es posible que no hubiera ningún obispo y la sede fuera abandonada. Únicamente, en el 759 tenemos una noticia que considerar. El 24 de abril de ese año se realiza la fundación del monasterio de San Miguel de Pedroso¹, en las cercanías de Oca. En el documento, que parece auténtico, se data por el rey Fruela I y se cita a un obispo Valentín aunque no se dice nada acerca de a qué sede pertenece. Siempre se ha supuesto que Valentín era en ese momento obispo de Oca, por ser la sede conocida más cercana, pero no es posible asegurarlo. Es posible, pues existen otros casos, que Valentín fuera obispo de Oca sin que tuviera allí su sede. O bien que simplemente fuera uno de los obispos que acompañaba a la corte regia.

 

Obispos de Oca desde el siglo IX al 1075

Las noticias que han llegado de la supuesta restauración del obispado de Oca dentro del condado de Castilla son bastante confusas. Si existió una restauración de la sede debió de ocurrir en época del conde castellano Diego Rodríguez, del cual se dice que incluso está enterrado en la actual ermita de San Felices de Oca.

Sin embargo, tenemos una mención anterior. Se trata de un tal obispo Oveco que aparece en varios documentos de Oviedo entre los años 853 y 857². En dos de ellos se menciona como Occensis episcopus, con lo que puede suponerse que era obispo de Auca/Oca en época de Ordoño I. Al igual que hemos señalado anteriormente al hablar del obispo Valentín, si Oveco realmente era obispo de Oca, lo sería de una forma testimonial, sin gobernar en su sede, aún en manos musulmanas, y se acompañaría a la corte de los reyes de Asturias.

El siguiente obispo relacionado con Oca es el obispo Sancho. Se conoce por tres documentos procedentes del Cartulario de San Millán de la Cogolla fechados los años 863, 864 y 869³ aunque mencionan al conde Diego Rodríguez (873-885). Debido a esta incongruencia de datos, no existe un completo acuerdo entre los historiadores acerca de su validez. Para Gonzalo Martínez Díez4 son falsos y no se han de tener en cuenta, por lo pondría en duda la existencia de este obispo Sancho. Sin embargo, Justo Pérez de Urbel5 los considera auténticos, aunque mal datados, pero que concuerdan con la noticia de que, entre otras, el rey Alfonso III había restaurado la sede Aucense. Con estos datos, nosotros nos inclinamos a pensar que el obispo Sancho es una interpolación posterior de los copistas de San Millán.

El obispo Fredulfo, también en época de Alfonso III, ha sido en ocasiones incluido en la nómina de obispos aucenses, pero todos los documentos que a él se refieren tienen incongruencias o puede ser dictaminados como falsos e interpolados6. En cuanto al obispo Natales, si existió, es posible que fuera obispo de Amaya en vez de Oca. De todas formas los documentos donde aparece también están llenos de problemas. Igualmente ocurre con los obispos Sebastián, Gutier y Vicente. Los documentos en los que aparecen son de dudosa autenticidad7.

En documentos entre los años 959 y 975 aparece en la documentación de Castilla el obispo Velasco/Belasio. Para Gonzalo Martínez Díez sería obispo de Muñó; para Manuel Carriedo Tejedo, de Oca. La verdad es que como nunca se cita expresamente la sede, es imposible saber de dónde era obispo8. Igual ocurre con un obispo Lucidio mencionado en el 9789.

En el año 992 se menciona por primera vez a un obispo de Burgos, Godesteo10. A partir de este momento podemos considerar que el obispo con sede en Burgos es también el obispo sucesor en la sede de Oca. Sus sucesores serán los obispos Pedro, quien suscribe documentos entre los años 27-junio-1019 y 4/5-abril-1024; y Julián, que es obispo al menos desde el año 1027.

Tras el asesinato del conde García Sánchez (1028), el condado de Castilla cae bajo el dominio de la familia real de Pamplona. A la muerte de Sancho III el Mayor, el condado de Castilla pasa a su hijo Fernando Sánchez pero disminuido en extensión. En concreto Oca y sus alrededores pasan al reino pamplonés. Es posible que en este momento la diócesis de Burgos-Oca se divida en dos sedes. De este modo aparece un obispo Atón o Atto de Oca en el 1036 mientras que el obispo Julián se titula exclusivamente obispo de Burgos.

El obispo Atón aparece en la documentación hasta el 2 de noviembre del 1044. Le sucede el obispo Gómez, quien entre otros documentos figura en el Concilio de Coyanza (1050). Bajo su gobierno tuvo lugar la batalla de Atapuerca (1054). Se tienen noticias suyas hasta el año 1064. Mientras en Burgos aparece otro obispo llamado Simón o Simeón, que será quien suceda a al obispo Gómez en la diócesis de Oca. Siendo Simeón obispo de Oca y de Burgos, en el 1075, Alfonso VI suprime las sedes episcopales de Valpuesta, Muñó, Amaya, Sasamón y Oña.

El 1 de mayo se ordena la traslación de la sede de Oca al pequeño pueblo de Gamonal, y después a la ciudad de Burgos, donde se había comenzado a construir una catedral románica. La traslación de la sede de Oca a Burgos fue confirmada por el papa Urbano II en el año 1095.

Episcopologio de la diócesis de Oca

  • ¿San Indalencio? s.III
  • Asterio (c. 589 – c. 597)
  • Amanungo (c. 636- c. 646)
  • Litorio (c. 649 – c. 656)
  • Stercopio (c. 675 – c. 688)
  • Constantino (c. 693)
  • ¿Valentín? (c. 759)
  • ¿Oveco? (c. 853 – c.857)
  • ¿Velasco? (c. 959 – c. 975)
  • ¿Lucidio? (c. 978)
  • Godesteo (c. 992)
  • Pedro (c. 1019 – c. 1024)
  • Julián (c. 1027 – c. 1036)
  • Atón o Atto (c. 1036 – c. 1044)
  • Gómez (c. 1050 – c. 1064)
  • Simón o Simeón (c. 1064 – 1075)

 


  1. Cartulario de San Millán de la Cogolla, doc. I, 9.
  2. El obispo Oveco aparece en los siguientes documentos
    • 13-07-853: Hordonius rex… Oveccus episcopus confirmat. No exiset mecnión expresa de su sede. Procede del monasterio de Samos
    • 20-04-857: Ego Ordonius… Ouecus episcopus. Procedente de la catedral de Oviedo, doc. 6, 21-27. Algunos autores lo consideran rehecho. Tampoco aparece mencióne xpresa de su sede.
    • 22-04-853/857: Ordonius rex hoc testamentum confirmo… Ouecus Occensis episcopus. Procedente de la catedral de Oviedo, doc. 5, 17-21.
    • mayo-853/857: Ego… Ordonius.. Oueccus Occensis episcopus testis. Procedente de la catedral de Oviedo, doc. 7, 27-34.
    • 25-12-878: Sacre templi Oveco episcopus octavo kalendas ianuarias DCCCCXVI. Aparece en una inscripción epigráfica de la iglesia de Viveda (Santander). Manuel Carriedo Tejedo supone que puede ser el mismo Oveco de los documentos anteriores. Martínez Díez, en su obra El condado de Castilla, no lo relaciona con ese obispo Oveco, apuntando simplemente que es un obispo que actúa en el condado de Castilla gobernado por el conde Rodrigo pero sin sede conocida.
  3. Los documentos son:
    • 15-03-863. Cartulario de San Millán, doc. 6, 14-15. Ed. Ubieto Arteta.
    • 07-05-864. Cartulario de San Millán, doc. 7, 15-17. Ed. Ubieto Arteta.
    • Cartulario de San Millán, doc. 9, 19. Ed. Ubieto Arteta.
  4. Martínez Diez, G: El condado de Castilla (711-1038), Ed. Marcial Pons, 2005, vol. I, pp. 166-167.
  5. Pérez de Úrbel, Justo: Historia del Condado de Castilla, Ed. Siglo Ilustrado, 1969, vol. I, pág. 192
  6. Fredulfo es mencionado en los siguientes documentos:
    1. 19-11-894: Ego humilis Fredulfus episcopus… regnante domno Adefonso. Procedente del Cartulario de Valpuesta, doc. 23, 23-24.
    2. 11-04-906. Colección de la catedral de León, I, doc. 20, 32-35
    3. Cartulario de Valpuesta, doc. 17, 37-38.
  7. El listado completo de documentos que mencionan a los obispos Natales, Sebastián, Gutier y Vicente se puede encontrar en Carriedo Tejedo, Manuel: Cronología de los obispos de Castilla en los siglos VIII-X, Edad Media, Revista de Historia, 5 (2002), pp. 69-116.
  8. El obispo Velasco aparece en documentos del 28-01-959, 23-01-963, 08-04-968, 12-07-970, 974 y 06-01-975,  y pertenecientes al Cartulario de San Pedro de Cardeña y a la Catedral de Burgos. El tercero y quinto se consideran falsos y el cuarto sospechoso. En los los documentos de 963 y 968 aparece escrito como Belasius. Martínez Díez en Los obispados de la Castilla Condal considera que es Belasio obispo de Muñó.
  9. Aparece en un documento fechado el 02-07-978 y perteneciente al Cartulario de Covarrubias. No se menciona a qué sede pertenece luego asignarlo a Oca es una simple suposición de Manuel Carriedo Tejedo.
  10. Es mencionado en un documento del 09-04-992 del monasterio de San Pedro de Cardeña pero sin hacer referencia a su sede. Del mismo año es una mención recogida por Berganza en sus Antigüedades, II, 416, que se refiere a Gudesteus episcopus in Burgus. Martínez Díez lo supone obispo de Muñó; Carriedo Tejedo de la sede de Oca, haciendo alusión a que a partir de este momento los obispos de Burgos y Oca serán los mismos.