Ilyas ben Habib al-Fihri [ – diciembre 755]

Valí de Ifriqiya (755)

 

Hermano del también valí de Ifriqiya ‘Abd al-Rahman ben Habib al-Fihri. Bajo su mandato actuó como gobernador en la Tripolitania y acabó con la rebelión de los ibadíes tras derrotarlos en el 752.

‘Abd al-Rahman, tras el ascenso al poder de los abásidas, invitó a los escasos supervivientes omeyas a refugiarse en Ifriqiya. Ilyas se casó con una de esas refugiadas. En el 755 ‘Abd al-Rahman designó como sucesor a su hijo Habib, lo cual contrarió a Ilyas. Además, ese mismo año, ‘Abd al-Rahman descubrió un complot omeya contra él y asesinó a los conspiradores. Entonces, incitado por su mujer y aliado a su hermano ‘Abd al-Wareth, acudieron al palacio de su hermano y lo asesinaron.

Ilyas se convirtió en el nuevo valí de Ifriqiya y restauró la invocación del califa abasí, al-Mansur, en la oración de los viernes, en un intento de obtener su reconocimiento. Pero otro hermano, Amran ben Habib, gobernador de Túnez, denunció el fatricidio y protegió a su sobrino Habib, quien había sido nombrado sucesor. Las tropas de ambos hermanos se dirigieron a enfrentarse al sur de Túnez. Antes de iniciar la batalla llegaron a un acuerdo y se dividieron el gobierno de Ifriqiya: a Amran se le asignó Túnez y sus inmediaciones; a Habib las ciudades de Gafsa y Nafwaza; y a Ilyas el resto de los dominios fihríes. Tras el acuerdo, Ilyas acompañó a Amran a Túnez. Una vez allí, Ilyas cambió de parecer y ordenó apresar a Amran y lo envió a al-Andalus, bajo la vigilancia de su sobrino Yusuf ben ‘Abd al-Rahman, valí de al-Andalus.

De vuelta a Qairuán, Ilyas presionó a su sobrino Habib para que también se exiliara a al-Andalus. Pero antes de que el barco zarpara, fue capturado por un grupo de partidarios de su difunto padre y le proclamaron valí de Ifriqiya. El enfrentamiento entre las tropas de Ilyas y las de Habib fue en las cercanías de Laribus. Antes de iniciar la batalla, Habib ofreció un combate singular a Ilyas. Éste al final acabó aceptando y fue derrotado y muerto por Habib. En diciembre del 755 entró en procesión en Qairuán mostrando la cabeza de Ilyas. Tras este hecho, su tío ‘Abd al-Wareth y sus partidarios se refugiaron entre los bereberes Wafajauma.