[¿? – Silves, fines de 445H/ 1054]
Tercer gobernante de la taifa de Silves (1048-1054)

Su nombre completo era Abu-l-Asbag Isa ben Abu Bakr ben Muhammad ben Sa’d ben Yamil ben Sa’id ben Ibrahim ben Abu ben Nasr Muhammad ben Ibrahim ben Abu-lYawd Muzayn ben Musa. En árabe القاضي عيسى بن أبي بكر بن مزين

Perteneciente a los Banu Muzayn, hijo probablemente de un cadí llamado Muhammad ben Sa’id que era autor de un comentario acerca de la Muwatta (una bora del fundador de la escuela jurídica malikí).

Isa era cadí de Silves y sucedió a su pariente Muhammad I ben Isa en el gobierno de la taifa de Silves en el mes de septiembre u octubre del 1048.

La Crónica anónima de los reyes de taifas dice sobre él, creemos que erróneamente, que fue el primer gobernante de la taifa de Silves. Según esta crónica:

Era un hombre de autoridad, sagaz en sus juicios y [en] todos sus actos […] Cuando su autoridad fue completa, organizó la ciudad y consolidó sus defensas; agrupó a los hombres de ella y repartió entre ellos las riquezas (de la ciudad); movilizó sus tropas y se mantuvo firme y constantemente en guardia contra al-Mu’tadid, al tiempo que se puso a hacerle regalos y halagarle; pero eso no sirvió de nada. Al-Mu’tadid lanzaba algaras contra él cada día, esto es, a cada momento.

Crónica anónima de los reyes de taifas, trad. Felipe Maíllo Salgado, pp. 32-33

Isa tuvo que seguir haciendo frente a los intentos de Sevilla de anexionarse sus territorios. A pesar de un actitud amistosa inicial, consistente en reconocer su superioridad y dar regalos más o menos impuestos, la Crónica nos cuenta que Isa tuvo que enfrentarse directamente al soberano sevillano

Cuando al-Muzaffar vio que apartaba de él sus ataques, por más que prodigase sus dones, se lanzó en persona contra él al frente de sus tropas y de sus partidarios. Entonces tuvieron lugar entre ellos muchos combates y conflictos en los que murieron muchos hombres.

Crónica anónima de los reyes de taifas, trad. Felipe Maíllo Salgado, p. 33

Finalmente la victoria fue para al-Mu’tadid de Sevilla quien logro deponer a Isa II y a quien mató a fines del año 445H (principios del año 1054).

Pero parece que la conquista de la cora de Silves no fue total. Un hijo de Isa II, llamado Muhammad ben Abu-l-Asbag Isa fue reconocido por soberano. Mientras al-Mu’tadid proclamó a su hijo Muhammad valí de la ciudad de Silves.

Bibliografía

  • Ibn Idari: La caída del Califato de Córdoba y los Reyes de Taifas, Trad. Felipe Maíllo Salgado, Universidad de Salamanca, 1993.
  • Crónica anónima de los reyes de taifas, Trad. Felipe Maíllo Salgado, Ed. Akal, Madrid, 1991.