[¿? – Silves, sawwal 455H/27 septiembre – 25 octubre 1063]
Último rey de la taifa de Silves (1058-1063)

Su nombre completo es Isa ben Muhammad ben Sa’id ben Muzayn y era llamado al-Muzaffar. En árabe المظفر عيسى بن محمد بن مزين

La fuente principal para el estudio de la taifa de Silves, la llamada Crónica anónima de los reyes de taifa, menciona a este personaje como el tercer y último soberano de la misma perteneciente al linaje de los Banu Muzayn. Sin embargo es más probable que fuera realmente el quinto y último gobernante de esta pequeña taifa.

Su ascenso al poder se produjo en rabí’ II de 450/28 de mayo-25 de junio de 1058, al día siguiente de la muerte de su padre y antecesor, Muhammad ben Isa an-Nasir, quien lo había designado como heredero.

Nada sabemos de las circunstancias de su breve reinado, salvo lo que se refiere a su final, que vino dado por su conquista por al-Mu’taḏid de Sevilla:

[Éste] lanzó algaras contra él y continuó sin interrupción enviando escuadrones de caballería contra él. Después lo sitió y oprimió, y le cortó todos los aprovisionamientos de carbón y leña. Entonces la situación volvióse mala y las pruebas empeoraron para las gentes de Silves y de otros [lugares] que [la ciudad] esa. Hasta que [finalmente] al-Mu’tadid tomóle la ciudad a viva fuerza, después que hubo derribado su muralla con almajaneques por un lado y [de haberla] horadado por otro.

Al-Mu’tadid irrumpió contra él en su alcázar; entonces lo capturó y la cortó el cuello, tras haberlo atado [y] sometido a vejaciones, amén de [mostrar su] atrevimiento a Dios poderoso y grande. Y eso tuvo lugar en sawwal del año 455H/27 de septiembre-25 de octubre de 1063. Su reinado fue de cinco años.

Crónica anónima de los reyes de taifas, trad. Felipe Maíllo Salgado, pp. 34-35

Pero la otra fuente de estos hechos, al-Bayan a-Mugrib de Ibn Idari, discrepa de este relato en dos aspectos. En primer lugar, sitúa los mismos en el año 444/1052-1053, señalando que el asedio se prolongó por espacio de ocho meses. Además, señala que la conquista se produjo de forma pacífica, entregándose Ibn Muzayn a al-Mu’taḏid, quien lo deportó a Sevilla, donde murió, y siendo nombrado gobernador de la ciudad el hijo del soberano abadí, que gobernó tras él con el sobrenombre de al-Mu’tamid.

Bibliografía

  • Ibn Idari: La caída del Califato de Córdoba y los Reyes de Taifas, Trad. Felipe Maíllo Salgado, Universidad de Salamanca, 1993.
  • Crónica anónima de los reyes de taifas, Trad. Felipe Maíllo Salgado, Ed. Akal, Madrid, 1991.