[¿? – Rueda de Jalón, c. 1082/83]. En árabe المظفر بالله حسام الدولة يوسف بن سليمان بن هود

Rey de la taifa de Lérida (1046-c. 1079), llamado Husam ad-Dawla (Sable de la dinastía)

Hijo primogénito de Sulaymān ben Hud, rey de la taifa de Zaragoza. Pertenecía a la familia de los Banu Hud, de origen árabe.

Para afianzar el dominio hudí en Zaragoza, Sulaymān situó a sus hijos al frente de las principales ciudades y plazas fuertes del reino: Muḥammad en Calatayud, Lubb en Huesca, al-Munḏir en Tudela y Yūsuf en Lérida. Su heredero, Aḥmad, permaneció junto a él en Zaragoza, donde le sucedió tras su muerte.

Tras la muerte de Sulaymān, Aḥmad no fue reconocido por sus hermanos y la taifa de Zaragoza se fragmentó.

Gobierno en Lérida (1046 – c. 1079)

Yūsuf no reconoció la primacía de su hermano Aḥmad. Tomó el título de al-Muẓaffar (el Victorioso) y se mantuvo en Lérida enfrentándose a menudo con su hermano Aḥmad al-Muqtadir. Es posible incluso que entre los años 1048 y 1050 Sulaymān, un hijo de Yūsuf , desalojar a su tío Aḥmad de Zaragoza, por lo que indican algunas acuñaciones de moneda.

Las relaciones al principio no parecen malas. En el 1048 al-Muqtadir y Yūsuf se alían para atacar las fronteras del condado de Urgel y conquistan Ager.

Sin embargo, en mayo del 1050, Yūsuf se ve obligado a ceder Camarasa y Cubells a Ramón Berenguer I de Barcelona y a pagar parias a los condes de Urgel y Barcelona.

Desde este momento Yūsuf se convierte en aliado, seguramente porque siente la presión de su hermano Aḥmad, decidido a imponer su imperio en Lérida tras recuperar Tudela, Huesca y Calatayud.

Según Ibn Jaldún, Yūsuf trató de hacer una alianza con los condes catalanes y con el rey de Pamplona para ayudar entre mayo del 1051 y mayo del 1052, a asediar Zaragoza. No conocemos el resultado de las negociaciones ni de la acción militar si la hubo.

Por estas mismas fechas de 1050 o 1051 se produjo un hecho que ilustra el odio que existió entre ambos hermanos: Yūsuf al-Muẓaffar recibió de los habitantes de Tudela una llamada de socorro en la que pedía víveres para mitigar la enorme hambruna que padecían. El rey de Lérida obtuvo de Ramiro I de Aragón una autorización para que la caravana con los alimentos atravesase sus tierras, pero cuando al-Muqtadir supo de este hecho, ofreció al rey aragonés una fuerte suma de dinero para que le permitiese atacar la caravana. Ramiro I cambió su parecer y atacó la expedición de Yūsuf , quien fue derrotado mientras que la caravana acabo siendo botín de los aragoneses.

En noviembre de 1058 al-Muqtadir propuso a su hermano Yūsuf una entrevista para negociar el fin de las hostilidades y le pidió que acudiese a sus tierras. Pero, en realidad, era una trampa: durante el viaje, Yūsuf fue atacado por tropas de al-Muqtadir y solo salvó la vida gracias a su cota de malla. El rey zaragozano negó su implicación en los hechos y esto evitó una guerra abierta entre los hermanos, pero las hostilidades continuaron.

En 1064 cristianos de varios países habían acudido a la cruzada predicada por el papa Alejandro II contra los musulmanes de la península Ibérica. Los cruzados, dirigidos por Sancho IV de Navarra, se dirigieron a Barbastro, ciudad de Yūsuf al-Muẓaffar de Lérida. Éste no hizo nada por evitar la caída de la plaza, que terminó capitulando el 24 de junio por falta de víveres.

La ciudad fue recuperada el 10 de abril de 1065 por al-Muqtadir, apoyado esta vez por Yūsuf . Por este hecho al-Muqtadir ganó fama y honores entre los musulmanes de todo al-Ándalus.

Las hostilidades entre Zaragoza y Lérida se reanudaron en el 1075 y terminaron con la definitiva victoria de al-Muqtadir y la anexión de Lérida en fecha desconocida, aunque en torno al 1079.

Prisión y muerte de Yūsuf al-Muẓaffar

Yūsuf fue encarcelado por su hermano en el castillo de Rueda de Jalón donde fallecería en torno a fines del 1082 o inicios del 1083. Esto lo sabemos porque Alfonso VI de Castilla y León se presentó ante el castillo de Rueda de Jalón al ser llamado en diciembre del 1082 por su alcaide, Aben Falaz. Éste quería entregar el castillo a Alfonso VI en nombre de su prisionero Yūsuf ben Sulaymān al-Muẓaffar, quien pretende obtener el trono de Zaragoza frente al recién nombrado al-Mu’tamin.

Pero cuando Alfonso VI llega al castillo, Yūsuf en enero del 1083, al-Muẓaffar ya ha muerto y el alcaide, que decide permanecer fiel al emir Yūsuf al-Mu’tamin, prepara una emboscada que casi le cuesta la vida.

La obra de Yūsuf al-Muẓaffar

Yūsuf acuñó moneda (dirhams , dinares, etc.)a su nombre.

Dinar de oro año 450H (1058) de Yūsuf al-Muẓaffar de Lérida Museo Arqueológico Nacional
Dinar de oro año 450H (1058) de Yūsuf al-Muẓaffar de Lérida Museo Arqueológico Nacional

También realizó obras arquitectónicas. Lo más conocido es la remodelación del castillo de Balaguer. Yūsuf al-Muẓaffar convirtió la fortaleza en un palacio decorado con estuco pintado, la Sudda, el palacio taifa donde residía el gobernador.

En el año 1105 el conde de Urgell, Ermengol VII, conquistó Balaguer, y estableció en el castillo la capital del condado, bautizándolo como Castell Formós (castillo Hermoso).

Es posible que fueran los mismos artesanos que decoraron la Aljafería quienes entre los años 1070 y 1079 hicieran lo propio en Balaguer. Los restos se conservan hoy en día en el Museu de la Noguera.

Bibliografía