Ermita situada en las cercanías de la población de Ubierna (Burgos). Sus orígenes posiblemente se remonten a la repoblación de Ubierna por el conde Diego Rodríguez en el año 884.Es de una sola nave, rectangular con cabecera también rectangular exteriormente y cabecera al este.

La puerta del mediodía presenta un arco apuntado, sobre marcadas impostas molduradas, con un buen despiece de sus dovelas, bastante regulares y proporcionadas en sus tamaños en el paño exterior del muro; por el interior, la caja del muro y el paño interno se apoyan sobre un arco escarzano, que cobija en su vano los goznes de la puerta. Todo ello dentro de un sobrio estilo gótico propio del estilo cisterciense y por ello de fase protogótica (finales del siglo XII comienzos del XIII).

En el interior existe un arco triunfal de herradura, con peralte de la mitad del radio, con despide de dovelas a la línea central del arco, con trasdós simétrico al intradós, con dos dovelas iniciales, una a cada lado, más enjarjes que dovelas propiamente dichas. La ermita conserva algunos restos de epitafios romanos de fines del siglo I encontrados en el cercano castro de La Polera: nº 25833 y 25834.

Junto a esta ermita se encuentra una extensa e importante necrópolis medieval, así como restos de época prerromana, romana y medieval. El conjunto tuvo una intervención arqueológica en 1995.1

 

La Hermandad de Caballeros Hijosdalgo de Santa María de Montes Claros

También es importante para su interpretación la constitución en Ubierna, en el siglo XI, por parte del caballero Diego Laínez, padre del Cid, una Hermandad de Caballeros tras la toma de la fortaleza de Ubierna a los navarros, bajo cuya soberanía estaba tras la muerte de Sancho III el Mayor; ésta es considerada por algunos algunos autores la predecesora inmediata de la Hermandad de Caballeros Hijosdalgo de Santa María de Montes Claros de la Merindad de Río Ubierna, aunque hay un dato recogido en el Becerro de Las Behetrías que no puede escarpársenos en este sentido, como es la pertenencia de esta ermita, en el s. XIV, a la Orden de Calatrava.

1. Llevada a cabo por José Ángel Lecanda. Ver http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=247999

 

Más información:

http://riubu.ubu.es/bitstream/10259.4/818/1/1133-9276_n050_p172-175.pdf

http://www.romanicodigital.com/detalle-Pdf.aspx?archivo=UBIERNA&localidad=BURGOS