Ayyub ben Habib al-Lajmí (أيوب بن حبيب اللخمي) [?-?]

Valí de Al-Ándalus (marzo-agosto de 716)

Ayyub ben Habib al-Lajmí era hijo de la hermana de Musà ben Nusayr y primo de ‘Abd al-Aziz ben Musà. Ejercía de imán. Tras el asesinato de ‘Abd al-Aziz ben Musá, en el cual pudo haber participado, y tras estar tiempo sin valí, fue elegido gobernador.

Según el Ajbar Machmua:

«En tiempos de Sulayman ben ‘Abd al-Malik, sucesor del califa al-Walid, se conquistaron muchas ciudades, y los musulmanes de al-Andalus, después de haber estado años sin obedecer de común acuerdo a un valí, eligieron a Ibn Habib al-Lajmi, hombre bondadoso, que presidía en las oraciones, y al cual, viendo cuánto se prolongaba la falta de valí, designaron para este cargo, y le entregaron el mando».

Su gobierno duró unos seis meses. Fue el responsable de trasladar la capital del valiato desde Sevilla a Córdoba (aunque otras fuentes señalan que fue el valí al-Hurr). En Córdoba, Ayyub ben Habib al-Lajmí se instaló en el alcázar, donde anteriormente residía el rey visigodo, que en principio había sido elegido por Mugit al-Rumí, compañero de Musá ben Nusayr, para ser su residencia. Allí permaneció hasta la llegada del nuevo valí enviado del califa, al-Hurr, el 25 de agosto del 716.

Como curiosidad, el obispo e historiador del siglo XIII, Jiménez de la Rada, en su Historia arabum, atribuyó a este valí la fundación de la ciudad de Calatayud, cuyo nombre procede del árabe Qal’ at Ayyub, el castillo de Ayyub.

 

Descendencia de Ayyub ben habib al-Lajmí

Según el Tarif Iftitah al-Andalus de Ibn Qutiyya, Ayyub dejó descendencia en las inmediaciones de Binna (Peña), en la cora de Rayyo (Granada).