[¿? – c. 1057]

Conde de Saldaña y Carrión (c. 1038 – c. 1057). Gomez Didaz, Gomez Didaci en la documentación medieval.

Hijo del conde Diego Fernández y Marina.

Sus primeras apariciones documentales, antes de acceder a la dignidad condal, muestran su vinculación a la corte de Sancho III de Pamplona y, por lo tanto, el apoyo a la intervención pamplonesa en territorios castellano, primero, y luego leonés. Aparece por primera vez junto a Sancho III el Mayor, rey de Pamplona, el 27 de junio del 1030 en Oña (aunque es un documento con dudas sobre si es interpolado o falsificado)¹. Vuelve a aparecer junto a él el día 22 de febrero del 1034 en León².

Pero parece que este apoyo no le impidió continuar en la corte de Bermudo III una vez que Sancho III abandonó León. Junto al rey Bermudo III y a su hermano Fernando Díaz, conde de Saldaña  firma un documento datado en el 17 de febrero de 1035 («…Fernando Didaz comes…Ansur Didaz, Gomez Didaz…»), en el cual el rey confirma las donaciones realizadas a la catedral de Palencia³. Y de nuevo se encuentra junto al rey en 1036  «Fernando Didaz comes…Assur Diaz, Gomez Didaz»4

Junto a su hermano Fernando Díaz de Saldaña firma («…Fredenando Didaci comite, Gomez Didaci») el 14 de enero de 1038 una donación de la villa de Gellekellos (Galleguillos del Campo)al monasterio de Sahagún5

Gómez Díaz II y Teresa Peláez en dos medallones de San Zoilo de Carrión

Gómez Díaz II y Teresa Peláez en dos medallones de San Zoilo de Carrión

 

Conde de Saldaña y Carrión (c. 1038 – c. 1057)

Ya bajo el reinado de Fernando I de León aparece en un documento del 17 de febrero de 1039 en una donación al monasterio de San Pedro de Cardeña…Gomez Didaz…»)6. Es muy posible que en ese momento Gómez Díaz ya fuera conde de Saldaña, al suceder a su hermano Fernando Díaz. Pero su primera mención documental con este cargo (“Comes…Gomez prolis Didago Fernandiz“) es del año 1047, en la donación que Fernando I le hace del monasterio de San Zoilo de Carrión, datada el 15 de marzo de 1047, donde también se le cita como tenente de Carrión.7

Su presencia en la corte de Fernando I fue habitual. Aparece junto al rey en al menos dos documentos más.  Gomez Didaz comes firma un documento el 1 de octubre de 1047 en el cual Fernando I confirma las posesiones del obispo de León8.  El 31 de agosto de 1050 (aunque el documento es tildado de sospechoso por Martínez Díez) de nuevo aparece Gomiz Didaz en la confirmación que Fernando I hace de la unión del monasterio de San Martín del Río con San Pedro de Cardeña.9

Su última aparición documental fue el 8 de noviembre de 1057 cuando los habitantes de “Villanova et de Torres…” venden propiedades al «comite Gomez Didaz et uxori vestre comitissa domna Tarasia»10

Es posible que Gómez Díaz II falleciera poco después. Fue sepultado en San Zoilo de Carrión. No se conoce con exactitud qué ocurrió con el título de conde de Saldaña y Carrión. Su hijo Fernando Gómez aparece nombrado como conde pero sin especificar de dónde. Podemos suponer que sucedió a su padre. El último conde de Saldaña y Carrión de este período será Pedro Ansúrez, entre 1074 y 1119.

 

Fundación del monasterio de San Zoilo de Carrión

Aunque según el historiador Ambrosio Morales del siglo XVI, en el año 948 el abad Teodomiro fundó el primitivo cenobio de San Juan Bautista o San Juan tras el Puente, no existen pruebas fehacientes de este hecho.

La siguiente noticia que conocemos es el acto de donación del 15 de marzo de 1047 por el cual Fernando I de León da el monasterio a los condes de Saldaña y Carrión: Gómez Díaz II y Teresa. Éstos tomaron el monasterio como centro de su actividad y Carrión como núcleo de poder en detrimento de Saldaña. El matrimonio construyó el puente sobre el río Carrión que une la ciudad con el monasterio. Donó multitud de propiedades y dispuso de fondos para construir o engrandecer el monasterio. Es posible que estas obras aún se hicieran en el estilo prerrománico dominante en ese momento. El conde Gómez Díaz II no vio las obras acabadas debido a su muerte en el entorno del año 1057. La obra siguió gracias al interés de su viuda y de sus hijos.

En torno al año 1070 un hijo de los condes, Fernando Gómez, que estaba sirviendo al rey taifa de Córdoba frente a las de Sevilla y Toledo, obtuvo en recompensa a sus esfuerzos las reliquias de los mártires Zoilo y Félix así como las del obispo Agapio que se encontraban en la ciudad cordobesa. De este modo el monasterio tuvo estas nuevas advocaciones. Este traslado es narrado por Enrique Flórez en su obra España Sagrada.11

El 1 de agosto de 1076 la propia Teresa (Tarasia comitissa), acompañada de los obispos de Burgos, Palencia y Santiago y del conde de Saldaña y Carrión Pedro Ansúrez donó el monasterio a la orden de Cluny, quienes comenzaron a construir ya en el nuevo estilo románico y lo engrandecieron aprovechando, además, que por delante de su puerta pasaba ya el nuevo itinerario del Camino de Santiago. La donación fue confirmada el 29 de enero de 1077.12

 

Portada románica de San Zoilo de Carrión

Portada románica de San Zoilo de Carrión

 

El panteón del conde Gómez Díaz II y su familia en el monasterio de San Zoilo

Toda la familia condal de Gómez Díaz II fue sepultada en San Zoilo de Carrión, en su parte occidental. Los sepulcros, en un  total de dieciséis, en un principio exentos, fueron enterrados en torno al 1570 para despejar la estancia y se dejaron a ras de suelo las laudas. Esto provocó que con el tiempo y trasiego de las personas, muchas de sus inscripciones se erosionaran y la mayor parte de ellas no son hoy en día legibles.

Panteón de los Banu Gómez en San Zoilo de Carrión

Panteón de los Banu Gómez en San Zoilo de Carrión

En 1786 se desenterraron y se emparedaron en los muros laterales  de la nueva capilla que se había construido. Entonces se grabaron algunos de los epitafios en las paredes de estuco, a modo de nichos. En 1947 se rescataron un total de once sepulcros que hoy en día se pueden ver en el monasterio. De ellos cuatro o cinco son de época bajomedieval. Los otros corresponderían a Gómez Díaz y su familia. José L. Senra Gabriel y Galán realizo un exhaustivo estudio sobre los epitafios de estas sepulturas.13

Dentro del esplendoroso período que atravesó San Zoilo durante gran parte la Edad Media destacan dos telas islámicas datadas entre los siglos XI y XII, utilizadas para envolver las reliquias de los Santos Zoilo, Félix y Agapio traídas de Córdoba. Las vistosas sargas –una roja, con águilas afrontadas con la cabeza vuelta y otra azul, con decoración de águilas explayadas– están expuestas en la sacristía del templo. Están realizadas en seda y son de carácter reversible.

Matrimonio y descendencia

Gómez Díaz II se casó con Teresa Peláez, hija de Pedro Froilaz y Aldonza Ordóñez. Tuvieron siete hijos, que serían la inspiración para los Infantes de Carrión a los que se refieren la leyenda épica de Mío Cid:

  • Fernando Gómez (¿?-13 de marzo 1089), conde de Saldaña y Carrión.
  • Pelayo Gómez (¿? -1101?)
  • Mayor Gómez (¿? – c. 1108)
  • García Gómez (¿? -1083?), fue el hijo que acudió al monasterio de Cluny.
  • Sancha Gómez (¿? – 1084?)
  • Aldonza Gómez (¿? – 1102?)
  • Elvira Gómez (¿? – 1085?)

 


  1. Archivo Histórico Nacional, Oña, cuaderno I, núm. 10. Se puede leer en este enlace: http://bibliotecadigital.jcyl.es/i18n/catalogo_imagenes/impresion.cmd?path=1000783&posicion=292
  2. Tumbo de León, fol. 113
  3. Núñez Contreras, L.: Colección diplomática de Vermudo III Rey de LeónHistoria, instituciones, documentos, no. 4 (1977), doc. 18, p. 484, Descarga en: dialnet.uniroja.es/descarga/articulo/670252.pdf.
  4. Op. cit. doc. 19
  5. Sahagún, Tomo II, 452, p. 109.
  6. Martínez Díez, Gonzalo: Colección documental del Monasterio de San Pedro de Cardeña, Caja de Ahorros y Monte de Piedad del Círculo Católico de Obreros de Burgos, 1998, doc. 235.
  7. Julio Pérez Celada: Documentación del monasterio de San Zoilo de Carrión (1047-1300), Valladolid, 1986, doc. 1, pág. 3.
  8. Catedral de León, Vol. IV, 1048, p. 224
  9. Martínez Díez, Gonzalo: Colección documental del Monasterio de San Pedro de Cardeña, Caja de Ahorros y Monte de Piedad del Círculo Católico de Obreros de Burgos, 1998, doc. 265.
  10. Julio Pérez Celada: Documentación del monasterio de San Zoilo de Carrión (1047-1300), Valladolid, 1986, doc. 3, pág. 6.
  11. Flórez, Enrique: España Sagrada…, vol. X, pp. 312-321
  12. Julio Pérez Celada: Documentación del monasterio de San Zoilo de Carrión (1047-1300), Valladolid, 1986, docs. 7 y doc. 8, pp. 15-21
  13. José L. Senra Gabriel y Galán: Mio Cid es de Bivar e Nos de los Condes de Carrión. Los Banu-Gómez de Carrión a la luz de sus epitafios. Quintana, nº 5 2006. pp. 233-267.