[¿? – Melilla, 460H ] Muḥammad ben Idrīs ben Yaḥyà ben Ḥammūd. En árabe محمدالمستعليبالله

Rey de la taifa de Málaga (1054/55-1057)

Rey de la taifa de Melilla (c. 1063 – c. 1067)

Califa hammudí (1054/55-c.1067)

Hijo de Idrīs II ben Yaḥyà, rey de la taifa de Málaga y califa hammudí.

Tras el fallecimiento de Idrīs II en el 446H (1054/1055), fue proclamado como califa hammudí y tomó el título de al-Mustali (el Supremo).

Pero solo fue reconocido en la propia taifa de Málaga pues el resto de emires bereberes convinieron en seguir como califa a Muḥammad ben al-Qāsim al-Mahdī de Algeciras, también hammudí o a su hijo al-Qāsim (no están claras las fechas de la muerte de Muḥammad ben al-Qāsim).

Pocos más datos existen acerca de Muḥammad II. La taifa de Málaga está en completo declive y Bādīs ben Ḥabūs de Granada tiene preeminencia en la zona.

El soberano granadino se fue ganando mediante dádivas y sobornos a las personas influyentes de Málaga. El objetivo era tomar Málaga antes de que hiciera lo propio la taifa de Sevilla. Finalmente, en el 1057, Bādīs entró en Málaga y depuso a Muḥammad II.

Exilio y gobierno en Melilla

Su vida fue perdonada y acabó exiliándose en Almería. Posteriormente recibió una oferta de los habitantes de Melilla para ser su gobernante.

Allí en torno al 456H (1063/64) o 459H (1066/67) fue de nuevo proclamado califa en sustitución de un descendiente de al-Ḥakam II, ʿAbd al-ʿAzīz ben Aḥmad ben Muḥammad ben Muḥammad ben Al-Aṣbag ben Al-Ḥakam Al-Rabaḍī.

Falleció en Melilla en el 460H (1067/68)