[¿? – Bobastro (Málaga), 16 muharram 431H (8 octubre 1039)] En árabe إدريس المتأيد بالله

Rey de la taifa de Málaga (1035-1039)
Cuarto califa hammudí (1035-1039)

Hijo del califa ʿAlī ben Ḥammūd y hermano de Yaḥyà ben ʿAlī, califa de Córdoba y primer rey de la taifa de Málaga.

Cuando su padre fue nombrado califa (1016), Idrīs recibió la gobernación de Málaga mientras su hermano Yaḥyà hacia lo propio en Ceuta. Posteriormente sendos hermanos reconocieron como califa a su tío paterno al-Qāsim ben Ḥammūd (1018) pero por poco tiempo.

Yaḥyà desembarcó en Málaga dispuesto a ir a Córdoba a deponer a su tío y en 1021 fue proclamado nuevo califa. Ese mismo año entregó el gobierno de Ceuta a Idrīs.

Desde Ceuta, Idrīs extendió la autoridad hammudí por el norte del actual Marruecos. Ocupó Tánger y otros territorios de la tribus gumara que en su día habían reconocido a su padre como califa

Rey de la taifa de Málaga (1035-1039)

Su hermano Yaḥyà falleció en noviembre de 1035 mientras luchaba contra los sevillanos en las cercanías de Carmona. Nada más conocerse la noticia, fue proclamado califa en Ceuta con el título al-Aziz bi-Llāh (el Inalcanzable por Dios).

Ante la minoría de edad de sus sobrinos Idrīs y Hasan ben Yaḥyà, decidió trasladarse a Málaga y tomar el control del reino taifa. Fue reconocido rápidamente como califa y tomó el título de al Mutayyad bi-Llāh (el Ayudado por Dios). Contó además con la colaboración del eslavo Abu al-Fawz al-Naya al-Alawi y el bereber Aḥmad ben Baqanna, personajes de importancia en la corte de Yaḥyà.

Una vez establecido en el reino nombró a su sobrino Hasan ben Yaḥyà gobernador de Ceuta, a quien le acompañó al-Naya al-Alawi. También ordenó asesinar a su tío, el antiguo califa al-Qāsim ben Ḥammūd (1036) que llevaba preso trece años en Málaga.

Este provocó que su primo Muḥammad ben al-Qāsim se rebelara en Algeciras y fuera reconocido por la guarnición bereber que albergaba. A partir de este momento Algeciras y sus alrededores se desgajan de la taifa malagueña.

En defensa de su título califal, fue reconocido por las taifas de Málaga, Ronda, Algeciras, Granada y Almería y combatió al reino de Sevilla que por su parte había nombrado como califa al falso Hisham II.

En 1038, al morir Zuhayr de Almería, dejó de ser reconocido allí como califa pues fue tomada por ʿAbd al-ʿAzīz de Valencia.

Según la Crónica Anónima de los Reyes de Taifas:

Era enérgico, de buena aptitud para el gobierno, generoso y largo en dádivas, de buen discernimiento y de buen proceder con respecto al pueblo

Crónica Anónima de los Reyes de Taifas, trad. Felipe Maíllo Salgado, p. 17-18

Muerte y sucesión de Idrīs I

En el 1039, tras una victoria sobre el ejército sevillano en Écija en la que murió Ismāʿīl ben Muḥammad, hijo del rey taifa de Sevilla, se retiró a descansar a Bobastro.

Y allí falleció de muerte natural. Su cuerpo fue enviado a Ceuta, donde fue enterrado. A pesar de que le debía suceder su sobrino Hasan, el visir Ibn Baqanna maniobró para que el sucesor fuera su hijo Yaḥyà II al-Qaim.

Descendientes de Idrīs I

  • ʿAlī, su primogénito, que falleció antes que Idrīs I.
  • Yaḥyà, su sucesor en la taifa de Málaga
  • Muḥammad, también sería rey de la taifa de Málaga y califa hammudí
  • Hasan.

Acuñaciones de Idrīs I

Idrīs I realizó numerosas acuñaciones de moneda: dinares de oro con la ceca de Ceuta y dirhams de plata con la ceca de al-Ándalus.