Guillermo Isárnez [ – 1017], también llamado Guillermo de Ribagorza

Conde de Ribagorza (c. 1010 – 1017)

Hijo natural de Isarno de Ribagorza y Bella. Fue educado primero por su abuela Garsenda y al poco fue enviado a Burgos, a la corte del condado de Castilla, donde residía su tía Ava de Ribagorza, esposa del conde de Castilla García Fernández.

Su tía Toda de Ribagorza tuvo que enfrentar durante su gobierno numerosas dificultades. En primer lugar la invasión musulmana en el 1006 que mermó sus territorios. En segundo lugar, la influencia de Pallars en la Ribagorza tras su boda con Suniario I de Pallars. Al poco de quedar viuda (c. 1010) mandó llamar a su sobrino Guillermo al condado para que se ocupara de su gobierno frente a los deseos de los hijos de Suniario de Pallars.

Su primo Sancho García, conde de Castilla, apoyó a Guillermo y envió con él un ejército castellano. En el séquito también iba la infanta Mayor de Castilla, hermana de Sancho García. Este debió de ocurrir entre mayo del 1010 y marzo del 1011. El primer documento en el que aparece Guillermo Isárnez, fechado entre los años 1011/1012, trata de una donación al monasterio de Santa María de Obarra. Hizo otra donación en el 1013.

En ese momento gran parte del territorio ribagorzano estaba bajo ocupación musulmana. Guillermo, con ayuda de las tropas castellanas, logró recobrar gran parte del terreno perdido en al año 1006. Por otro lado, las aspiraciones de la casa de Pallars fueron contenidas mediante el matrimonio de Mayor de Castilla con el conde Ramón III de Pallars-Jussà, aunque parece que siguieron tratando de obtener algún beneficio territorial en Ribagorza.

Sin embargo, el gobierno de Guillermo fue breve pues falleció en el año 1017. Tras una reunión en Urgel, Guillermo se dirigió hacia el Valle de Arán (en la imagen). Este valle había pertenecido al condado de Ribagorza desde tiempos del conde Bernardo, quien se lo había concedido a su hermano el obispo Atón y de nuevo había revertido en la familia condal. Parece ser que el Valle de Arán no había reconocido los derechos de Guillermo y por eso se encaminó hacia allá, para exponerlos. Pero los habitantes del Valle de Arán le agredieron y acabaron con su vida, sospechan algunos que con la intervención de los condes de Pallars.

Guillermo Isárnez murió sin descendencia e incluso se desconoce si llegó a contraer matrimonio. Estalló entonces una disputa entre Mayor de Castilla, hija de Ava de Ribagorza, y el rey Sancho III de Pamplona, casado con Munniadonna de Castilla, nieta de Ava de Ribagorza. Mientras tanto los musulmanes atacaron de nuevo Ribagorza conquistando varios territorios. La disputa se zanjó militarmente: el año 1018 Sancho III invadió el territorio y anexionó Ribagorza al reino de Pamplona. El conde Sancho de Castilla había fallecido en el 1017 y los castellanos no pudieron hacer valer los derechos de doña Mayor, quien volvió a Castilla tras ser repudiada por el conde de Pallars-Jussà.