Ava de Ribagorza [¿? – d. 987]

Condesa consorte de Castilla, esposa del conde García Fernández

Hija del conde Ramón II de Ribagorza (c. 955-970) y de Garsenda de Armagnac o Fézensac. Se casó con el conde de Castilla García Fernández en torno al año 960. Se trata de una unión que trataba de forjar una alianza entre el conde castellano Fernán González y el condado de Ribagorza, seguramente auspiciada por la reina Toda de Pamplona.

Su primera aparición documental en Castilla, en un documento sin objeciones, es del 12 de julio del 972, junto a su esposo y a su hijo Sancho García, en una donación a San Pedro de Cardeña. Ambos esposos otorgan el fuero a Castrojeriz (974) y fundan el 24 de noviembre del 978 el Infantado de Covarrubias para su hija Urraca. Se pierde su rastro documental a partir del año 987.

Mucho se ha especulado acerca de su participación en la rebelión de su hijo Sancho García contra su padre García Fernández, pero no existe ninguna prueba documental que así lo atestigüe. Bien es verdad que Ava de Ribagorza es la protagonista, o al menos el personaje inspirador, de una de las leyendas épicas medievales castellanas: La Condesa Traidora, que cuenta la historia de la esposa de García Fernández que primero traiciona a su marido y luego quiere asesinar también a su hijo para poder casarse con un rey moro. Recientemente se ha publicado una novela histórica basada en su biografía: Ava parió un lobezno.

Se desconoce la fecha exacta de su fallecimiento. Sus restos se sepultaron en el monasterio de San Pedro de Cardeña.

Descendencia

Del matrimonio con García Fernández, Ava de Ribagorza tuvo al menos siete hijos: