Portada » Blog » La 56ª campaña de Almanzor: la de B.t.ryus, en la que falleció (1002)

La 56ª campaña de Almanzor: la de B.t.ryus, en la que falleció (1002)

por Javier Iglesia Aparicio
0 comentario 100 visitas 4 min. de lectura
Efigie de Almanzor en Calatañazor

La última campaña de Almanzor se dirigió contra los dominios del condado de Castilla. Según el Dikr:

La quincuagésimo sexta campaña fue la de B.ṭ.ryūš, y en ella murió -¡Dios tenga misericordia de él!-. Partió de Córdoba, estando ya enfermo, el jueves, a seis pasados de rayab del año 392H e hizo botín y cautivos, provocando también una gran matanza. Se agravó su enfermedad y emprendió regreso hacia Córdoba, pero murió en la frontera y allí fue enterrado, en la ciudad de Medinaceli, la noche del veintisiete de ramadán el excelso año citado.
Fue enterrado bajo el polvo que había recogido durante sus campañas pues, cada vez que salía en expedición, sacudía todas las tardes sus ropas sobre un tapete de cuero e iba reuniendo todo el polvo que caía. Cuando murió lo cubrieron con ese polvo.

Sobre su tumba se escribió:

Sus hazañas te informaran sobre él
como si con tus propios ojos lo estuvieras viendo.
¡por Dios!, nunca volverá a dar el Mundo nadie como él
ni defenderá las fronteras otro que se le pueda comparar.

Gracias a otras fuentes musulmanas, tenemos más detalles de esta aceifa. Según Ibn Hayyan, se precipitó sobre Ŷillīqiyya en la zona frente a Toledo, por los territorios de los Banu Gamasa y penetró en Castilla “en el país de Sancho b. García”.

El historiador Ibn al-Jatib nos dice que:

Murió [Almanzor] -¡Dios tenga misericordia de él!- al volver de sus expediciones llamadas de Canales y al-Raid, cuando había sometido las comarcas de Castilla, la noche del lunes, 27 de ramadan del año 392.

Y el al-Bayan al-Mugrib:

Salió al-Manṣur para la expedición y le afectó la enfermedad de la que murió en safar del año 392; irrumpió en la tierra de Ŷillīqiyya frente a Toledo, dirigiéndose a la tierra de Castilla, el país de Sancho b. García, que era su objetivo y para lo que reunió la expedición contra su país. Se agudizó allí su enfermedad y le fue preparado un lecho de madera que llevaban los negros sobre sus hombros, fuertemente rodeado por la gente; llegó a Medinaceli y tuvo la certeza de su muerte; dijo: “Dirijo a veinte mil mercenarios y no hay entre ellos nadie peor que yo”.

Posible recorrido de la campaña

Queda claro con estos datos que el 21 de mayo del 1002 Almanzor partió de Córdoba para atacar los dominios del condado de Castilla regidos en ese momento por el conde Sancho García. En concreto sabemos que se dirigió contra la ciudad de B.ṭ.ryūš, contra Canales y contra al-Raid, que se suele traducir como el Monasterio. Con estos datos la zona del ataque parece situarse en la frontera oriental del condado castellano.

Desde Toledo, cruzaría por Somosierra atravesando los territorios al sur del Duero sin resistencia pues Sepúlveda y otras fortalezas habían sido desmanteladas en ataques previos. Una vez ya en los dominios efectivos del condado de Castilla, atacó la fortaleza de B.ṭ.ryūš. Este topónimo puede referirse a Pedroso o Pedrosa. Una hipótesis es que atacara el monasterio de San Miguel de Pedroso, o bien alguna fortaleza del río Pedroso que nace en el pico San Millán y desemboca en el río Arlanza cerca de Barbadillo del Mercado, localidad que ya había sido atacada por Almanzor en el 994 durante la 41ª campaña.

En mi opinión tiene mayor sentido el ataque a esta zona del condado pues el monasterio de San Miguel no parece ser en ese momento un lugar con gran entidad ni grandes riquezas mientras que Barbadillo defendía el rico alfoz de Lara.

Luego continuaría contra Canales (puede que sea Canales de la Sierra) y bajaría al valle hasta el Monasterio que por excelencia en esa zona podría ser el de San Millán de la Cogolla.

Tras hacerse con cautivos y botín, su enfermedad se agudizó. Fue transportado atravesando el sistema central por tierras sorianas durante 14 días hasta que falleció y fue enterrado en Medinaceli en la noche del lunes 9 de agosto de ese mismo año.

Esta campaña daría luego lugar a la famosa y legendaria campaña de Calatañazor donde crónicas cristianas posteriores sitúa la derrota y la muerte del caudillo amirí.

Bibliografía

Te puede interesar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.