Localidad burgalesa de la comarca de la Riojilla burgalesa, situada en el curso del río Tirón.

 

San Miguel de Pedroso: El primer monasterio femenino de Castilla (759)

La primera cita al lugar de Petroso aparece en el documento fundacional del monasterio de monjas de San Miguel del 24 de abril del 759: «…monasterium Sancti Michaelis, qui est situm in suburbio de Petroso, uxta quadam flumine nomine Tirone».1

Este documento está recogido en el Cartulario Galicano del Archivo del Monasterio de San Millán, del que es el primero y más antiguo del mismo. En él se habla de la primera fundación monástica femenina de lo que hoy es Castilla en época de Fruela I por la abadesa Nunnabella:

«En el nombre de la santa e individua Trinidad. Yo, la abadesa Nuñabella, propuse y cuidé de ofrecer y encomendar mi cuerpo y alma a este santo monasterio, que proporcioné cerca del río Tirón y dispuse que fuese consagrado con reliquias del Arcángel San Miguel, de los apóstoles San Pedro y San Pablo y de San Prudencio, y mis hermanas y yo prometimos, en presencia del glorioso rey Fruela y del obispo Valentín, el día octavo antes de las calendas de mayo de la era setecientos noventa y siete, vivir aquí observando la santa regla».

Nunnabella, Nonna Bella o Nuña Bella es la abadesa en el momento de la constitución del monasterio femenino de San Miguel de Pedroso y la acompañaron otras 27 monjas cuyos nombres son: Maria, Amunna, Monnia, Eilo, Donna, Scemena, Unma, Munnoza, Scemena, Urbana, Ginta, Alduara, Sancia, Maria, Auria, Anderazo, Munnata, Eugenia, Clarea, Susanna, Muniadonna, Tota, Anderquina, Flamina, Guntroda, Gometiza y Urraca.

La fundación se realizó en presencia del rey Fruela I, el obispo Valentín ¿de Auca/Oca? y el presbítero Lupiano. En las dos imágenes siguientes se encuentra la copia conservada entre los folios 85v y 86 del Becerro Gótico de San Millán de la Cogolla.

Folio 85 v - Becerro Gótico de San Millán de la Cogolla

Folio 85 v – Becerro Gótico de San Millán de la Cogolla

Folio 86 - Becerro Gótico de San Millán de la Cogolla

Folio 86 – Becerro Gótico de San Millán de la Cogolla

 

Historia del monasterio de San Miguel de Pedroso

El monasterio debió de sufrir las razias que entre los años 767 y 796 hicieron por la zona los emires de Córdoba y que provocaron que el reino asturiano se replegara de la zona. El monasterio, si perduró estos años, lo hizo bajo dominio musulmán, bien del emirato o bien de la familia Banu Qasí, que también dominaba el resto de la actual la Rioja. No será hasta fines del siglo IX o inicios del X cuando de nuevo vuelve a formar parte del reino asturiano.

La siguiente mención del monasterio es del año 945. En tres documentos de San Millán de la Cogolla que registran donaciones al monasterio por parte de Fernán González, conde de Castilla. El primero, calificado de sospechoso por Manuel Zabalza Duque, Fernán González y su mujer Sancha conceden a la abadesa Trocia de San Miguel de Pedroso las siguientes propiedades: monasterio de San Mamés, San Salvador en el valle de Joviti, San Lorenzo en el monte Massoa junto a la villa de Espinosa, con todas su propiedades, prados, aguas, molinos y para el ganado vacuno los términos de Larrehederra y Guménzula en los montes vecinos con facultad para poblar y construir y el poder apacentar sus ganados en los montes de Oca y Puras.2

El segundo, también sospechoso, otorgan el monasterio de San Pablo junto a Espinosa del Monte con varios terrenos adyacentes así comunidad de pastos y de leñas con las villas de San Vicente, Heterrena, Espinosa y otros pueblos limítrofes.3

El último registra la donación de la pareja condal al monasterio del monasterio de San Lorenzo en el monte Massoa, junto a Espinosa del Monte, con los términos situados entre el camino de Villagalijo a San Cristóbal del Monte y otros lugares.4

Otro documento datado en el 979 acerca de una donación del conde García Fernández al monasterio de la villa de Ezquerra y su monasterio de San Martín es considerado actualmente falso.5

El patrimonio del monasterio se ve incrementado también con donaciones particulares entre los años 971 y 1033. Esta es la relación de donaciones recibidas hasta que el rey García III de Navarra dona el monasterio a San Millán de la Cogolla (1049):

  • 971, Doña Mayor se entrega a San Miguel de Pedroso con todas sus posesiones, tierras y collazos en Leiva.6
  • 6 abril 972, Tello Gutiérrez y su hermano Vela donan una serna a San Miguel de Pedroso en Valdealbín.7
  • 7 noviembre 1006, Momadoña, en la hora de su muerte, confirma las donaciones que había hecho a San Miguel de Pedroso.8
  • 12 noviembre 1006, Momadoña se entrega al monasterio de San Miguel de Pedroso en la hora de su muerte y confirma las heredades por ella donadas.9
  • 1006, Sancho Navarro y su mujer Momadoña donan a San Miguel de Pedroso y a su abadesa Elvira varias tierras en Junquera.10
  • 6 agosto 1025, Oveco Assúrez y sus hermanas donan a San Miguel de Pedroso y a su abadesa Elduara sus heredades en Montañana, Orón, Ameyugo, Loranco, Redecilla y más lugares.11
  • 1028, Doña Jimena de Soto se entrega al monasterio de San Miguel de Pedroso y dona todas sus heredades.12 En este documento se menciona Mayor García, hija del conde García Fernández de Castilla (cometissa domna Maiore). Es posible que se alojara aquí tras tener que abandonar sus dominios en Ribagorza y que fuera abadesa de este monasterio.
  • ¿1029?, Muño Sancho y Anderazo Muñoz entregan al monasterio de San Miguel de Pedroso y a su abadesa Goto sus heredades en San Lorenzo.13
  • 1033, La abadesa Alduara dona una viña a San Miguel de Pedroso en Sabugo.14
 
Tras el dominio del condado de Castilla por Sancho III de Navarra y el nombramiento de su hijo Fernando Sánchez como conde, el condado de Castilla fue seccionado y la parte oriental fue incorporada al reino de Pamplona. San Miguel de Pedroso pertenecerá desde el 1035 al rey García Sánchez III.
 
Precisamente será García III y su esposa Estefanía quienes en el año 1049 firman la carta de donación del monasterio de San Miguel con todas sus pertenencias, bienes y derechos territoriales al de San Millán de la Cogolla. El proceso viene explicado en dos documentos:
  • 1049, García III el de Nájera agrega a San Millán el monasterio de San Miguel de Pedroso y la villa de Pauleja, con todas sus dependencias, y vende al cenobio el tributo de madera que pagaban anualmente los pobladores de Villagonzalo, Cordovín, Terrero, Villajúniz y Ventosa al palacio real de Nájera.15
  • 1049, García III el de Nájera deslinda los términos de los monasterios de San Miguel de Pedroso y San Salvador de Vallejóvit y San Mamés de Puras, a cuyos habitantes concedió comunidad de pastos con los vecinos de Pedroso, Tosantos, Magazos y Puras.16

En torno al 1060, siendo Fernando I rey de León, San Miguel vuelve al dominio leonés. Pero es ya bajo Alfonso VI cuando volvemos a tener noticias de él. A partir de esta época, o quizás bajo el dominio pamplonés,  se aprecia que el monasterio ya ha dejado de ser femenino y que en su lugar existe un priorato dependiente de San Millán de la Cogolla:

  • 1090, Íñigo y Diego Oriol ofrecen a San Millán sus posesiones en Villagalijo, incorporándolas a San Miguel de Pedroso. 17
  • ¿1095? o 1097, El abad García de San Millán cede al monasterio de San Miguel de Pedroso las villas de Rehoyo, Sagrero, Terrazas y Redecilla, con todas sus dependencias.18
  • 1099, El prior Muño de San Miguel de Pedroso, tras un juicio presidido por el rey Alfonso VI, ratifica la propiedad de una heredad en Redecilla de la que algunos hombres de campo querían apropiarse.19

La última mención conocida es del año 1214, después se pierde su rastro documental. El monasterio fue abandonado en algún momento posterior. Hoy en día no queda ningún resto del monasterio de San Miguel de Pedroso. Únicamente una placa hecha de azulejo recuerda el 1250 aniversario de la fundación del cenobio en la localidad.

 

Placa conmemorativa del 1250 aniversario de la fundación de San Miguel de Pedroso

Placa conmemorativa del 1250 aniversario de la fundación de San Miguel de Pedroso

 

El molino medieval de San Miguel de Pedroso

El molino de San Miguel es una joya de la arquitectura popular burgalesa. Es de origen medieval y está relacionado con el establecimiento de las monjas en San Miguel de Pedroso y también es el más antiguo en funcionamiento de Castilla y León. Tenía como misión principal moler cereales para consumo de los animales de labor en la época medieval.

Se ha ido restaurando desde el año 1996 a cargo de los socios de la Asociación Cultural El Priorato y los vecinos de San Miguel de Pedroso quienes trabajaron en las veredas, las paredes exteriores y en el tejado del molino.

 


  1. Becerro Galicano de San Millán de la Cogolla, ed. digital.
  2. Zabalza Duque, Manuel: Colección diplomática de los Condes de Castilla, Junta de Castilla y León, Valladolid, 1991, doc. 19
  3. Op. cit, doc. 20
  4. Op. cit. doc. 21
  5. Op. cit. doc. 56.
  6. Becerro Galicano de San Millán de la Cogolla, ed. digital. – 342 –
  7. Becerro Galicano de San Millán de la Cogolla, ed. digital. – 309 –
  8. Becerro Galicano de San Millán de la Cogolla, ed. digital. – 696 –
  9. Becerro Galicano de San Millán de la Cogolla, ed. digital. – 316 –
  10. Becerro Galicano de San Millán de la Cogolla, ed. digital. – 321 –
  11. Becerro Galicano de San Millán de la Cogolla, ed. digital. – 324 –
  12. Becerro Galicano de San Millán de la Cogolla, ed. digital. – 315 –
  13. Becerro Galicano de San Millán de la Cogolla, ed. digital. – 311 – 
  14. Becerro Galicano de San Millán de la Cogolla, ed. digital. – 317 –
  15. Becerro Galicano de San Millán de la Cogolla, ed. digital. – 300 –
  16. Becerro Galicano de San Millán de la Cogolla, ed. digital. – 303 –
  17. Becerro Galicano de San Millán de la Cogolla, ed. digital. – 332 –
  18. Becerro Galicano de San Millán de la Cogolla, ed. digital. – 314 –
  19. Becerro Galicano de San Millán de la Cogolla, ed. digital. – 322 –